“Cuéntame: ruptura matrimonial versus gran triunfo socialista

Se confirmó el gran disgusto para los seguidores de la familia Alcántara. El episodio de este jueves de “Cuéntame cómo pasó” finaliza con el protagonista expulsado del domicilio conyugal por su esposa, tras conocer la infidelidad de Antonio. Ante tamaño desastre familiar, el entorno histórico en que se produce queda empalidecido, difuminada la realidad del marco general, por la fuerza de la ficción. Esos primeros planos de Ana Duato, que se deslizan desde la inquietud indeterminada, a la sospecha cada vez más concreta, la confirmación de la infidelidad, y la reacción despechada, dejan el evento histórico del arrasador triunfo socialista en un mero atrezzo de la tensión dramática. La realidad, vista a través de los ojos -y de los intereses- del protagonista, se inscribe en la decepción del derrotado CDS de Adolfo Suárez. El conocimiento del desastre electoral, corre paralelo a la percepción de la traición afectiva que se plasma en el rostro de la esposa engañada. Frente a esta doble realidad, la victoria del PSOE es solo un eco, una mirada al televisor, una frase. o un plano de los hijos de la pareja a los pies del hotel Palace.

El capítulo cierra así la polémica sobre si se habían producido o no “instrucciones políticas” para ensombrecer el hecho histórico. Cuestión que llegó hasta el propio Parlamento, donde el Presidente de la Corporación RTVE negó intervención alguna, y presentó declaraciones de guionistas y responsables de la serie que daban apoyo a sus palabras, tal y como recogió Infolibre la pasada semana. Tras la emisión de este episodio, es difícil afirmar una cosa o la contraria. Cierto que la mayor victoria electoral de la democracia queda muy lejos de ser resaltada; podría decirse que hasta ensombrecida. Pero no lo es menos, que el espectador tiene continuas referencias de ella, aunque no repare en exceso en nada que distraiga de la tensión dramática que domina el relato. En consecuencia, si hubo “instrucciones políticas”, han sido “profesionalmente” resueltas por los responsables de la serie, de manera que resulta imposible la confirmación. Por cierto, que el episodio ha sido el más visto de la temporada con un 16,9 por ciento de cuota de pantalla y casi tres millones y medio de espectadores.

TVE emitió, inmediatamente después, un “Ochéntame otra vez” centrado absolutamente en el triunfo socialista del 82. El relato, basado en declaraciones de protagonistas de aquel momento, y en el enorme archivo de imágenes disponible, mostró a las claras la diferencia entre ficción y relato histórico. Durante una hora -y con un seguimiento relativamente significativo de casi un nueve por ciento- políticos, periodistas, historiadores, y personas del entorno íntimo de Felipe González, trazaron un recuerdo de aquellos días, centrado en su principal protagonista (por más que Alfonso Guerra tratara de presentarse como el gran director de ese teatro, que siempre quiso ser). El resultado fue un buen documental de unos momentos capitales de nuestra reciente historia; un recuerdo fiel para los mayores, y un testimonio real para los más jóvenes.

El relato de los hechos, y la selección de los entrevistados, evidenció un afán de contar las cosas tal y como sucedieron. De este modo, los espectadores pudieron disfrutar de un documento veraz, poco habitual en los últimos tiempos. No quiero ni pensar cómo habría sido si hubiera estado en las manos de los actuales responsables de Informativos.

2 pensamientos en ““Cuéntame: ruptura matrimonial versus gran triunfo socialista

  1. Os tomáis la serie demasiado en serio, se trata de ficción, no es un documental y como tal no es tan importante la política ni la importancia que se le dé o no a los hechos de este tipo. Me parece más importante tener en cuenta esto para los espacios de tipo informativo, como el Telediario.

  2. Hoy, viniendo de TV1 todo podría ser. Como se decía antes “escusa no pedida, acusación manifiesta”. El reportaje posterior ¿no sería la escusa no pedida por haber ocultado un hecho político trascendente en la Serie, que tanto abundó en el mensaje político antaño, en el momento de mayor audiencia? Ah, además Alfonso Guerra, siempre fue un buen director del escenario socialista. En la elecciones del 82 fue quien, porque se lo había trabajado con su equipo de escrutinio electoral, el éxito de los 202 diputados del PSOE. Lo clavó, sabía de qué iba el asunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× 3 = veinte siete