Por qué sigue Somoano

 

TVE va a vivir un verano tormentoso. Su Presidente pretendió, en los finales de junio, remediar la difícil situación de la televisión pública; así obtuvo un nuevo, y coyuntural,  apoyo financiero, por importe de 130 millones, que garantiza el ejercicio económico y aleja la “causa de disolución”, a la que formalmente condenaban las cuantiosas pérdidas acumuladas. En un segundo movimiento procedía a la sustitución del director de TVE, al que se convertía -con justicia, o no- en chivo expiatorio de la continúa bajada de audiencia, que ha culminado con la perdida de los dos dígitos en junio (9,7 de cuota de pantalla en el conjunto del mes, según la empresa medidora); la vuelta de José Ramón Díez, un nombre y, sobre todo, un apellido histórico en la casa, no ha recibido la menor crítica ni dentro ni fuera de TVE, lo que en en los tiempos que corren supone un gran alivio.
Pero la nota del Consejo de Informativos demuestra que el auténtico problema de RTVE en estos años de hegemonía del PP no es económico ni de audiencias. El mayor déficit es de credibilidad. Dos años de Informativos, bajo la dirección de Somoano, han provocado que los telediarios dejen de ser un referente en la sociedad española. No se trata (que también) de la pérdida de liderazgo frente a televisiones privadas, lo que denuncian los trabajadores de ese departamento es un conjunto de malas prácticas periodísticas, denigrantes para los profesionales, pero -y esto es lo más grave en un país democrático- insoportables para una ciudadanía que reclama pluralismo, veracidad y libertad, y se encuentra con una información sesgada a favor del Gobierno del PP.
Se podría maquillar -nunca justificar- la manipulación partidista con la referencia a un pasado de similares tropelías al servicio del gobierno de turno. Pero ya no sirve ni como excusa coméstica. Los trabajadores de Informativos tienen muy recientes seis años de libertad, con errores y desaciertos en algunos casos, pero sin imposiciones extra profesionales. La sociedad española de 2014, agobiada por años de crisis y un futuro incierto, recuerda perfectamente cómo eran los telediarios de esa reciente etapa, y rechazan airadamente esta vuelta a la falta de pluralismo, que se traduce en ocultar los problemas que viven los ciudadanos y esbozar una realidad que solo existe en la apología partidista.
Lo que ha hecho el órgano de representación de la redacción es poner en palabras el pensamiento mayoritario de los españoles: los Telediarios tienen que contar la verdad. Y ese es el peor enemigo de la propaganda gubernamental. Por eso González Echenique puede recibir inyecciones económicas (de los mismos que recortaron hasta la asfixia el presupuesto); por eso puede cambiar a quién dirige la programación; por eso, también, dijo hace una semana en sede parlamentaria: “no voy a cesar a Somoano”. El Gobierno del PP , que cambió la ley para detentar en exclusiva el poder en RTVE, no quiere una información libre y veraz, sino un altavoz para su política. El Presidente de RTVE tiene las manos atadas: él no puede cesar a Somoano.  
 

7 pensamientos en “Por qué sigue Somoano

  1. todos sabíamos que esto iba ha terminar así.
    Los políticos todo lo corrompen.

    Yo mismo he dejado de ver los informativos TVE, más parecen los informativos del PP.

    Una Lástima, me encantaban los noticiarios y comentarios, hacían periodismo, ahora ponen a periodistas vendidos a los partidos políticos a comentar noticias.
    Te extrañamos ANA !

  2. Solo fui capaz de aguantar la demagogia política vestida de falsa información durante 40 dias tras las ultimas elecciones generales, el giro ideológico y la censura fueron tan implacables y veloces que no conseguía estarme quieto en el asiento con cada sesión de reeducación ideológica vomitada en cada telediario.
    Mentiras y retorcimientos, uno tras otro, que han conseguido que no me crea absolutamente nada de RTVE, no solo he dejado de ver TODOS sus canales, también consiguieron arrebatarme Radio Nacional y Radio 3.
    La credibilidad del ente publica esta tocada de muerte y sera muy dificil que la ciudadania pueda aceptarla de nuevo en un corto plazo, ese es su mayor triunfo y nuestro mayor fracaso como sociedad.

  3. Buenos dias
    El problema lo tienen los profesionales del ente “publico”, cuando tenga tantas perdidas que despidan de una tacada la mitad de la plantilla vendran los lloros y las huelgas pidiendo el apoyo de la sociedad conmigo que no cuenten, si no tienen dignidad como profesionales y luchan AHORA por una informacion veraz. No saben como acaban las TVs públicas que regenta el PP? (TeleMadrid, LA TV de Valencia etc etc) La sociedad no es tonta y no compra la manipulacion y los profesionales si no LUCHAN ahora por una profesion digna ahora (como lucharon y siguen luchando muchos sectores) saben que mas tarde o mas temprano la mitad a casita y yo no estare luchando por ellos por egoistas hipocritas nefastos profesionales (si te vendes, lo eres) por sus derechos. En su dignidad como personas queda y que no me vendan que tienen que comer que yo tambien tengo familia e hipoteca y estoy en la calle exigiendo derechos, jugandome tres añitos de carcel, si quieres que les siga que empiezen a LUCHAR desde ya.

    • Con todo mi respeto a sus opiniones, creo que el Consejo de Informativos, elegido por los trabajadores, está demostrando firmeza en la lucha por la independencia profesional y por la veracidad y el pluralismo en la información. Su escrito de denuncia al Consejo de Administración es, tan solo, la última prueba de un espíritu crítico manifestado en múltiples ocasiones durante este triste periodo.

  4. La falta de vergüenza de este Gobierno hace que haya perido todo el pudor (el respeto al ciudadano nunca lo tuvo) y, obscenamente, manipule día a día los informativos.
    Yo he dejado de ver informativos en televisión, pues tampoco hay ninguno en la competencia que merezca ese nombre (lo de Tele 5 y Antena 3 es tremendo, tan amarillistas y frívolos que me echan para atrás también).
    Y una cosa que me da enorme pena de esta etapa de TVE es que se ha cargado “Informe Semanal”, uno de los programas más dignos y de referencia que había. Yo dejé de verlo al poco de llegar el PP al poder, pues los reportajes perdieron el rigor y la decencia. Y como yo, dejó de verlo tanta gente que ahora lo han relegado a la media noche de los sábados, que es como hacerlo desaparecer.

  5. Añoro no sólo TVE sino Radio3 pero abandoné ambas cuando la censura me privó de Asuntos propios y Carne cruda y cuando los noticieros se convirtieron en una portavocía del PP y sus manipulaciones. Sólo temo que quieran dar carpetazo a la RTVE y la privaticen.

  6. Tanto criticar la época de Zapatero; obviando otras parcelas o leyes y, situándonos en la de los medios de comunicación público,que diferencia de entonces de los noticiarios de RTVE que ganó premios por encima de la BBC inglesa, que diferencia con la actualidad, que va perdiendo televidentes a chorro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 + nueve =