Gallardón, la mochila 4G y los Informativos de Somoano

 

Los hechos: Mañana del martes 23 de septiembre, Mariano Rajoy anuncia oficialmente que el Gobierno retira la reforma de la ley del aborto; 5,39 de la tarde, Ministerio de Justicia, Alberto Ruíz Gallardón inicia, con nueve minutos de retraso, la anunciada rueda de prensa en la que comunica su dimisión y abandono de la política. A esa hora, “Más vale Tarde”, en La Sexta, ofrece en directo la noticia del día; Telecinco sigue con su “Sálvame”, e introduce un rotulo con la noticia; la televisión pública madrileña -donde Gallardón ha sido Presidente y Alcalde de la capital- emite su habitual película del Oeste; La 1 de TVE prosigue su programación habitual y el 24 H conecta con Berlín; han de pasar más de seis minutos para que el canal público dedicado a la información ofrezca el final de la declaración del titular de Justicia y la posterior rueda de prensa.

La explicación: Sergio Martín, director del canal de noticias, explica a Vertele: “Estábamos allí con tiempo pero nos ha fallado la tecnología”. “al avisarnos con tan poco margen -continúa- hemos tenido que reaccionar enviando una mochila 4G, que ha fallado, no ha enganchado bien la señal; al comprobar que no funcionaba, hemos tenido que hacer uso de la señal de la productora Live Audiovisual, la misma que estaba sirviendo la emisión a otras cadenas, ese cambio es el responsable de la tardanza en conectar con la comparecencia del ministro”.

La realidad: Las declaraciones previas del ya ex ministro, que vinculaban su futuro en el Gobierno a la aprobación de esa ley, y las palabras de Rajoy, dando carácter formal a la retirada de la iniciativa, despertó en todas las redacciones la expectativas de una inmediata dimisión de Gallardón, máxime al conocerse la convocatoria de rueda de prensa en su sede a las cinco y media de la tarde. TVE dispone de de un elevado número de unidades terrenas, que garantizan técnicamente la recepción de la señal; el desplazamiento de una de ellas al Ministerio de Justicia, tras la intervención de Rajoy, “es de cajón”, en palabras de un veterano periodista de TVE. En lugar de ello, se esperó hasta más allá de lo prudente y se envió una mochila 4G, tecnología habitual para ofrecer la máxima inmediatez sobre sucesos inesperados, muy útil ante incendios, inundaciones, caídas de árboles, etc, pero que carecen de la fiabilidad de las unidades terrenas. Miembros de la platilla de informativos achacan a la dirección de Informativos el deseo de no realzar la negativa trascendencia política de la comparecencia situando la unidad en el Ministerio, de ahí el retraso en disponer medios seguros y confiar la trasmisión al albur de un sistema que ha demostrado no ser el idóneo. “Esas dudas -me aseguran- no se han tenido para mantener durante días una unidad terrena ante el domicilio de Jordi Pujol y entrar en directo cuantas veces han considerado conveniente”

La consecuencia final es que los Informativos de TVE no fueron capaces de ofrecer en directo la noticia más relevante de la jornada. Que una plantilla de más de 1.300 profesionales, que llevaron a los Telediarios a conquistar los más importantes galardones profesionales (“Somos los mismos que hace tres años” se lamentaban en la última reunión de redacción), ofrezca esa deteriorada imagen a los espectadores otorga fuerza a quienes creen que la televisión pública está de más. Quizás, lo que esté de más es la actual TVE mediatizada políticamente por un Gobierno que incumple sistemáticamente su Estatuto..

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× 3 = veinte siete