Los derechos humanos en Cuba

Fernando Flores

Tras los discursos, se abrió el turno de preguntas y un periodista estadounidense con acento de Miami (confesó que su padre era un cubano que abandonó la Isla), preguntó al Presidente Obama sobre las palabras con las que había instado al Presidente Castro a realizar reformas en la Isla a favor de los derechos humanos. Al mandatario cubano le planteó directamente “¿por qué tiene presos políticos, y por qué no los sueltan?”. Acto seguido, Andrea Mitchell, de la NBC, señaló a Castro que para muchos era increíble oírle hablar de derechos humanos, y puso de manifieso que la visita de Obama había estado precedida del arresto de un grupo de las Damas de Blanco, que se estaban manifestando pacíficamente. De modo que no alcanzaba a comprender cómo podía existir una “coexistencia civilizada” entre dos países con una interpretación tan diferente de lo que significan la democracia y los derechos humanos.

Ladies in White

Así que de la rueda de prensa ha quedado la imagen, subrayada entre muchos otros por El País, según la cual “el presidente cubano tuvo que responder preguntas sobre democracia y derechos humanos”, lo cual le produjo bastante incomodidad.

Personalmente creo que fue muy conveniente ese momento. Que Castro tuviera que escuchar del Presidente norteamericano referencias a la defensa de las libertades de expresión, manifestación y religión; y que después se viera obligado a contestar críticas y preguntas, frente a las cámaras, en un acto televisado en directo dentro y fuera del país, constituyen un importante mensaje de control y reproche al poder en la Isla. La grave falta de respeto de algunos derechos (fundamentalmente derechos civiles y políticos) debía ser denunciada, y el Presidente cubano responder públicamente a esa denuncia.

Sin embargo, un detalle me llamó la atención. Ya que hablaban de los derechos humanos en Cuba, resultó llamativo que ningún periodista preguntase a Obama sobre el estado de los derechos humanos en esa parte de la isla que está bajo el control de los EEUU: Guantánamo. Castro pidió su devolución, pero no hizo referencia a la situación de los derechos en ese territorio.

guantanamo

En Cuba, en su zona oriental (y tal como ya comentó Javier de Lucas en este mismo blog) existe el Centro de Detención de Guantánamo, también conocido paradójicamente como Camp Justice, puesto en pie por los norteamericanos en 2002 y dirigido al encarcelamiento de personas acusadas de terrorismo. La mayor parte de los allí privados de libertad fueron detenidos en Afganistán tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 y la consiguiente invasión por los EEUU del país asiático. En este momento, según los datos ofrecidos por Just Security, continúan en ese Centro 91 prisioneros detenidos arbitrariamente, sin acceso a visitas (ni de familiares ni consulares) ni a cuidados médicos. 34 de ellos han sido declarados “aptos para ser liberados”, pero continúan retenidos sin juicio ni resarcimiento tras años encarcelados. Otros 28 han sido identificados como “muy peligrosos”, aunque tampoco han accedido a que sus casos sean sometidos al debido proceso (acusación clara, juez imparcial, igualdad de armas en la defensa, resolución congruente…).

A ello debe añadirse la constatación –un escandaloso Informe sobre Torturas del Senado así lo refiere– de que algunos de esos detenidos han sido torturados: sometidos a “waterboarding”, sodomizados, privados del sueño sistemáticamente y tratados psicológicamente de forma inhumana, incluyendo prácticas culturamente humillantes para acabar con su dignidad y espíritu.

Resulta gratificante comprobar cómo los grandes medios de comunicación, así como los líderes de muchos partidos y tertulianos de casi todas las cadenas de radio y televisión, velan para que la opinión pública global no olvide la continua vulneración de derechos humanos en Cuba, un loable empeño que mantienen con Venezuela. Pero sería de agradecer que ese cuidado fuera equilibrado con todos los países (cuanto más poderosos, más cuidado), porque más allá del rechazo que (a algunos) nos produce su actitud sectaria, se trata de un comportamiento que debilita precisamente aquello que aparentan reivindicar y proteger, los derechos de todos.

 Captura de pantalla 2016-03-23 a la(s) 08.49.51

2 pensamientos en “Los derechos humanos en Cuba

  1. La gente que critica tanto la falta de derechos humanos en Cuba y Venezuela es precisamente la gente que en sus respectivos países no denuncia nada ni tampoco a los amigos de sus países: Arabia saudí , Israel y muchos más.
    En Cuba se respetan mucho más los derechos humanos que en la mayoría de países.Comer, educación y salud son los derechos humanos básicos , no los únicos, por supuesto.

    • No es cierto, los que protestamos contra los abusos judiciales en otros países somos los mismos que protestamos ante los abusos en Cuba o Venezuela. Es cierto que Cuba a logrado cierto nivel en educación y sanidad, pero se trata de una dictadura, donde uno no puede decir, escribir, publicar, pensar, practicar… sin riesgo de ser detenido, bajo ningún concepto puede considerarse un país libre. Guantánamo es una auténtica aberración, una falta de respeto a los más básicos Derechos Humanos y es un claro abuso de una potencia colonial, pero eso no quita que EEUU sea una democracia y que sus habitantes disfruten de libertades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *