Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Turno para el pueblo

José Carlos Tenorio Maciá Publicada 21/05/2014 a las 17:34 Actualizada 21/05/2014 a las 17:35    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 4

En las últimas semanas, el calendario parece reducirse a una fecha: el 25 de mayo. Pero lo importante vendrá después. Una vez las encuestas cedan ante la realidad de los votos, estos determinarán cómo de fuerte grita España. Sabremos si el desencanto nos ha desmovilizado tanto como ahora se predice. Conoceremos cómo reacciona el ciudadano español ante el recorte recortado y ante la aniquilación de su mayor riqueza colectiva: el Estado de Bienestar, ese término que parece dramáticamente condenado al desuso. También averiguaremos el efecto de la austeridad impuesta desde el norte, y hasta qué punto la persistente reducción del déficit nos produce aversión. Sí, se trata de elecciones europeas, pero es inevitable observarlas con prismáticos nacionales.

Si nos fijamos, ahora mismo se contempla temor desde las alturas y esperanza en la superficie, allí donde se ha concentrado una efervescencia de movimientos políticos que, de manera fragmentada, pretende protestar e influir a través de la representación. En medio de ellos se encuentra la ilusión de dos partidos, rojos y magentas, que seguramente asciendan sin poder tocar el cielo. Lo interesante será comprobar el nivel de su vuelo y si este será capaz, a corto-medio plazo, de desestabilizar el sistema político español. Lo que está claro es que el clima de incertidumbre golpea a todos. Y la mejor defensa para enfrentarse a la duda se llama estrategia.

Cuando el peligro electoral acecha, las grandes formaciones buscan refugio entre sí, liman asperezas y comparten miedos. La dictadura del mercado logra acercar sus posturas, cada cual más ajena al interés supremo de los ciudadanos. Todo sea por salvaguardar los poderes fácticos y conservar el puesto.

Esta maniobra no pasa desapercibida para las personas avispadas. En su mente, la táctica de los dos poderosos se traduce en debilitamiento de los mismos: uno por asesino, el otro por criminal incapaz de reinsertarse en la sociedad. De este modo, sus siglas parecen confundirse ante la defensa del statu quo. Ya no importa el programa político; el plan parece sencillo: votar a los partidos pequeños es inútil. Pero que lleven cuidado si su coalición prospera porque uno más uno no es igual a uno, sino a dos. Por otro lado, el resto de formaciones también juega sus bazas. La denuncia del bipartidismo campea a sus anchas, acusando al susodicho de elitista, ajeno al sentir ciudadano. Además, su posición respecto a Europa dista mucho de ser complaciente. Se suele hablar de más Europa y más democracia, un sistema que consideran disfuncional, alejado de su sentido estricto: el poder del pueblo. Y sí, compañeros, el poder lo tenemos nosotros. Es el pueblo el que en una semana tendrá la palabra. Tantas y tantas veces hemos querido y no podido hablar, que es ahora cuando debemos canalizar nuestra impotencia a través del voto.

Dicen que estos comicios son especiales por el contexto económico e incluso nos trasladan competencias para elegir por primera vez al presidente de la Comisión Europea. Quizá tengan razón, pero el voto nunca debería dejar de ser un ejercicio ineludible, practicado de forma unánime en cada convocatoria, independientemente de la coyuntura. Porque de la política depende mi vida, la tuya y la de todos. El 25-M hablaremos y entonces, y solo entonces, sabremos traducir estos últimos años.


José Carlos Tenorio Maciá es socio de infoLibre



4 Comentarios
  • 4 fondaelsoopapo 22/05/14 20:35

    Creo que hay un interés superior en que la abstención sea la protagonista. Los poderes económicos no tienen ningún interés en que las formaciones de izquierdas tomen posiciones. Después de los recortes salvajes de la derecha, la gente no les quiere votar. Eso hace que se enciendan las luces rojas en los despachos financieros, que por nada del mundo quieren gobiernos de izquierdas, y hagan campaña pro abstención, que desde luego, favorece a las formaciones de derechas.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 Dossy 22/05/14 18:46

    Por primera vez en mi vida no tengo clarificado mi voto, por supuesto votaré, como siempre, izquierda. Pero ¿qué izquierda?- Deseando , como deseo, nuevas voces en Europa, y no queriendo el ascenso de los movimientos de derechas ni de ultraderechas, me debato no en el llamado voto útil, sino en que puedan llegar algunos nuevos grupos y no se queden en el camino los proyectos que necesita la ciudadanía y los derechos que ya hemos perdido y seguiremos perdiendo si no se produce un cambio significativo.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 pepelu 22/05/14 05:41

    Me parece un análisis interesante, pero desde otro punto de vista, existe a mi juicio un justificado desánimo por el confusionismo entre los ciudadanos que esperan que los candidatos a las elecciones europeas, sepan aportar ideas en el parlamento que favorezcan a nuestro país, o al conjunto de los europeos, en lugar de esgrimir en la campaña lo de la herencia recibida y lo del machismo del opositor, demostrando con ello la desmesurada preocupación de ocupar un puesto importante, por su sueldo durante cinco años, que es a lo que persiguen estos políticos. Los ciudadanos, a quien le importa? Alguien cree que se esforzarán en luchar contra los enormes recortes en educación? a la situación del bienestar social, a fomentar el empleo? O por el contrario a gestionar el chollo de la privatización de la sanidad pública vendiéndola para lucro personal como vemos que está ocurriendo.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 Irenepaz 21/05/14 22:18

    Hace tiempo que llevo pensando que han instalado en la ciudadania el pesimismo como aptitud y sociologicamente ha ido dando resultado digo ha ido porque leyendo articulos como el tuyo y viendo la tv comienzo ha darme cuenta de una aptitud distinta es como si se fuera infiltrando en el sistema la falta de miedo veremos de aqui a unos años si no hay un explosión espectacular que ellos no ven ni la esperan. gracias por tu animo. un saludo 

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
  • Jesús Maraña Jesús Maraña

    Manos sucias y ánimo de lucro

    Que una "organización criminal" como la formada por dirigentes de Ausbanc y Manos Limpias haya podido funcionar durante décadas sólo se explica por la colaboración de grandes bancos y por las lagunas de órganos de control, fiscalías y medios de comunicación.
  • Ramón Lobo Ramón Lobo

    Más grave una teta que un rifle

    La América profunda, la real, la que elige presidentes, ve a Manhattan como el centro de la depravación y el pecado. No por ser la sede de Wall Street, sino por el sexo.
  • América Valenzuela América Valenzuela

    La geoingeniería, en punto muerto

    En el año 2012 Europa estuvo a punto de llevar a cabo un experimento para enfriar la tierra mediante nubes artificiales. La controversia que despertó consiguió que lo cancelaran.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre