Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Deuda pública

Las políticas de austeridad están bajo sospecha

  • Tres especialistas de la Universidad de Massachusetts cuestionan las tesis en las que se basan las políticas de austeridad
  • La teoría dominante, de Rogoff y Reinhart, sostiene que un endeudamiento superior al 90% compromete el crecimiento
  • La deuda de España se situó en 2012 en el 84,08% del PIB
  • El FMI pronostica que la deuda superará el 100% del PIB en el año 2015

Publicada 17/04/2013 a las 12:03 Actualizada 17/04/2013 a las 23:59    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn.  JULIE WARNAND

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn. JULIE WARNAND

La política de austeridad que recorre Europa y asfixia a los países del Sur podría tener los cimientos mal asentados. La teoría económica más aceptada sostiene que la economía de un país cuyo endeudamiento supere el 90% de la riqueza que genera anualmente, entrará en zona de riesgo al crecer menos. Pero ¿qué sucedería si los cálculos que sostienen la teoría están equivocados?

Dos profesores de Harvard, reconocidos teóricos de la economía, Kenneth Rogoff (exdirector del Departamento de Estudios del FMI) y Carmen Reinhart, dieron forma a las bases de la política de austeridad con un estudio (Growth in a Time of Debt) en el que concluían que la relación entre nivel de endeudamiento y crecimiento era prácticamente nula en economías con endeudamientos por debajo del 90% del PIB, pero muy notable en aquellos que superaban esa marca.

La teoría Rogoff-Reinhart (coautores del libro "Esta vez es diferente. Ocho siglos de locura financiera") mantenía que los países con más del 90% de deuda en relación al PIB mostraban un crecimiento (en media) del -0,1% y sufrían incluso más en las perspectivas económicas a más largo plazo.

Tres profesores de Massachusetts

Ahora, toda la teoría está en discusión. Un trabajo de tres profesores de la Universidad de Massachusetts, Thomas Herndon, Michael Ash y Robert Pollin, recogido en las páginas del New York Times, viene a cuestionar la verdad más asentada: las teorías de la austeridad pueden estar equivocadas y sostenidas en una hoja de cálculo errónea.

Según los tres profesores, los cálculos de Rogoff y Reinhart están mál hechos. La prueba, países con porcentajes de deuda por encima del 90% mantienen tasas de crecimiento anual de sus economías por encima del 2%. No sólo no caen, como advertían Rogoff-Reinhart, sino que crecen.


Para España,
socia de un club regido por la austeridad que impone Alemania, el debate es vital.  La deuda española se situó en el 84,08% del PIB en 2012 (883.873 millones de euros) pero, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), este año la deuda alcanzará el 91,8% del PIB y superará el 100% en 2015. Por comparar, en 2012, la deuda alemana se situaba en el  81,96% del PIB y la italiana en el 126,98%. Para los defensores de las políticas de austeridad, las cifras hablan por sí solas del riesgo en el que se encuentra la economía y de la necesidad de mantener bajo control la deuda.

Pero estremece pensar que un error aritmético haya podido traducirse en desempleo y sufrimiento, y así lo señalaba en las páginas del New York Times Dean Baker, del Center for Economic and Policy Research. Y estremece pensar que la dureza de comisarios europeos, como el finlandés Olli Rehn, con las asfixiadas exonomías sureñas descansen, aunque sea en parte, sobre un error de cálculo.

El debate ya ha saltado, de alguna forma, más allá de las páginas de la prensa o de las publicaciones universitarias. El FMI se ha mostrado públicamente partidario de una cierta flexibilidad a la hora de abordar los problemas de las economías más debilitadas, caso de España.

Mercados y deuda

Pero mientras el debate debilita la teoría más asentada, España mira con prevención la evolución de la deuda y de los mercados. Sólo en intereses, esa deuda se lleva más de 38.000 millones de euros al año, más que la nómina de los empleados públicos.

Cada colocación de deuda (la última, esta semana, adjudicó 5.000 millones en letras a seis y 12 meses con descensos en los tipos de interés) se celebra como un éxito. El Gobierno está obligado, quizá, a mostrar optimismo. Pero conviene saber unas cuentas cosas: la prima de riesgo (diferencia entre lo que paga Alemania por sus bonos a 10 años y lo que paga España por los suyos) se mantiene alta, en torno a los 350 puntos básicos, lo que supone pagar tipos en torno al 5%. Y así no hay quien se financie con comodidad.

Más aún.
La bajada en la prima de riesgo no es sólo una cuestión de España. Italia, con un alevado endeudamiento y una situación política inestable, también ve como se reduce su prima. La razón: los excepcionalmente bajos tipos de interés de EE UU y Japón, principalmente, están canalizando dinero hacia activos que ofrecen rentabilidades más altasen zonas del mundo que aún se presumen estables.









Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre