Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Crisis económica

El Ecofin pide a Juncker que acelere los preparativos del plan de inversión de 300.000 millones

  • El BCE advierte del riesgo de bajo crecimiento con baja inflación, que aumenta el peso de la deuda

infolibre Publicada 13/09/2014 a las 18:19 Actualizada 13/09/2014 a las 19:20    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

El nuevo presidente de la Comisión Europea, el luxemburgués Jean-Claude Juncker.

El presidente de la Comisión Europea, el luxemburgués Jean-Claude Juncker.

EFE
Los ministros de Economía de la UE han pedido este sábado al presidente designado de la Comisión, Jean-Claude Juncker, que acelere los preparativos del plan de inversión público-privado de 300.000 millones de euros que prometió durante su investidura para hacer frente al estancamiento de la economía europea. "Hemos dado mandato a la Comisión y al Banco Europeo de Inversiones para que preparen rápidamente los primeros informes sobre medidas concretas que pueden adoptarse", ha explicado el ministro italiano de Finanzas, Pier Carlo Padoan, cuyo país asume la presidencia de turno de la UE, al término de la reunión del Ecofin informal de Milán.

El primer borrador podría estar disponible para el próximo Ecofin que se celebra a mediados de octubre en Luxemburgo, según Padoan, aunque la nueva Comisión no comienza oficialmente a trabajar hasta el 1 de noviembre, si se cumplen los plazos. "La inversión pública y privada han disminuido mucho en los países europeos en los últimos años y ello es en parte la causa y también la consecuencia del escaso crecimiento. La clave para el crecimiento es un aumento de las inversiones, sobre todo privadas, pero también públicas en su función de catalizadoras y activadoras de la actividad privada", ha dicho Padoan.

El comisario de Asuntos Económicos, Jyrki Katainen, ha dicho que la nueva Comisión "ya está trabajando" en el plan. No obstante, ha dejado claro que este esfuerzo debe ser completado con otras medidas a nivel nacional y local, ya que "el presupuesto de la UE es limitado". A su juicio, la prioridad debe ser facilitar "un aumento sostenible de la inversión privada, porque hay mucho más dinero en el sector privado que en el público".

"El sector privado invierte en algunos Estados miembros y no en otros y la cuestión es por qué. La respuesta normalmente viene de debilidades estructurales", ha insistido Katainen, que ha pedido a los Estados miembros que aceleren las reformas estructurales y sigan con la consolidación fiscal.

La inversión ha caído un 20% 

Por su parte, el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Vítor Constâncio, ha destacado que "la inversión en la eurozona es ahora un 20% inferior a la que era en 2007 y en los países bajo estrés el porcentaje es mucho mayor". "Necesitamos revertir el comportamiento de la inversión", ha dicho el banquero portugués.

"El BCE apoya las ideas presentadas del presidente Juncker sobre un programa de dinero público y privado para crear un paquete de inversión para los próximos años por valor de 300.000 millones de euros", ha dicho Constâncio. Además, ha reclamado a los Estados miembros reformas estructurales con el fin de mejorar el entorno para la inversión.

"La recuperación económica todavía está en marcha de forma muy modesta y moderada. Prevemos que tras el estancamiento del segundo trimestre, habrá crecimiento positivo en el tercero, pero el crecimiento para todo el año estará por debajo del 1%, es decir, muy pequeño. Al mismo tiempo, estamos preocupados por la situación de baja inflación, que está muy lejos de nuestros objetivos", ha dicho el vicepresidente del BCE.

"La combinación de bajo crecimiento y baja inflación crea un entorno de bajo crecimiento nominal que aumenta el peso de la deuda, tanto para los Gobiernos como para el sector privado, y puede obstaculizar la recuperación", ha avisado. Constâncio ha señalado que la autoridad monetaria ya ha hecho su parte para impulsar el crecimiento con las medidas adoptadas en junio y septiembre y que ahora es el turno de los países de la eurozona. "No hay margen para la complacencia porque el crecimiento potencial en Europa es demasiado bajo", ha indicado. "Es el momento de que los Gobiernos hagan más reformas y adopten medidas para impulsar la inversión", ha reclamado.

El vicepresidente del BCE ha apuntado que los países de la eurozona, más de seis años después del inicio de la crisis, todavía están por debajo del nivel del PIB de 2007. "Los mismos países tardaron menos tiempo en los años 30 (tras la Gran Depresión) en lograr este mismo objetivo de recuperar el nivel de PIB. Ha sido una recuperación muy lenta", ha apuntado.

Discrepancias sobre el plan 

Sin embargo, los ministros discrepan sobre el volumen que debe tener este plan y sobre el peso relativo de la iniciativa pública y la privada. El ministro de Finanzas polaco, Mateusz Szczurek, apuesta sobre aumentar la dotación del plan hasta alcanzar los 700.000 millones de euros. "Apoyamos todas las iniciativas para impulsar el crecimiento, incluida la reciente propuesta franco-alemana, pero no son suficientes", ha dicho Szczurek.

"Se necesitan inversiones privadas pero también inversiones públicas. El coste real de financiación del nuevo fondo sería sólo del 0,05% del PIB", ha sostenido el ministro polaco. También el ministro francés, Michel Sapin, ha insistido en la importancia de la inversión pública, y ha negado que haya diferencias entre Francia y Alemania sobre esta cuestión. "No hay posiciones distintas de Francia y Alemania, hay una posición única a favor de la inversión, de la inversión privada, pero también de una orientación gracias al apoyo público", ha dicho Sapin.

"La inversión no es una varita mágica. La inversión es lo que falta en Europa. Estamos muy por debajo del nivel de inversión que conocíamos antes de la crisis y hay que recuperar esa inversión", ha insistido Sapin. En contraste, el ministro holandés y presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha puesto el acento, al igual que Katainen, en la necesidad de priorizar la inversión privada. "La mayoría del crecimiento en Europa todavía viene de la inversión privada y, en primer lugar, debemos mirar cómo generar más inversiones privadas abriendo los mercados, haciendo que los Gobiernos trabajen mejor y permitiendo que las empresas inviertan en Europa", ha dicho Dijsselbloem.

"Los países que tienen espacio fiscal deben considerar cuál es la mejor inversión en su país. A veces es infraestructuras, a veces I+D y educación. Tendrá que haber una combinación de inversiones públicas y privadas", ha insistido el presidente del Eurogrupo.


Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre