Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Elecciones 20-D

El récord de asistencia a las urnas: la primera victoria de González en 1982

  • Las generales con mayor participación fueron las de 1982, con un 79%. Desde 2004 la asistencia a las urnas no ha hecho más que caer
  • El 75% de los encuestados por el CIS asegura que votará "con toda seguridad", tres puntos y medio más que en la campaña de 2011

Publicada 07/12/2015 a las 06:00 Actualizada 12/12/2015 a las 17:33    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Un ciudadano vota en las pasadas elecciones catalanas.

Un ciudadano vota en las pasadas elecciones catalanas.

EP
Las elecciones del próximo 20 de diciembre pueden convertirse, si nada cambia, en unas de las generales con mayor participación de los últimos años. De acuerdo con el barómetro preelectoral del CIS irán a votar "con toda seguridad" el 75,3% de los electores, tres puntos y medio más de los que lo afirmaban en la encuesta realizada en la antesala de la campaña de 2011. El registro de 2015 es, asimismo, el valor más alto en la serie de encuestas sobre intención de acudir a las urnas, serie que comienza en 1996.

Claro que también existe un margen de error entre el porcentaje de electores que prometen ir a votar en las encuestas y quienes, finalmente, acuden a las urnas el día de las elecciones. Así, en 1996, 2004 y 2008, la participación real estuvo ligeramente por encima de la proporción de ciudadanos que habían asegurado que irían a votar. La diferencia en esos casos fue de entre 1,6 y 4 puntos, si bien cabe señalar que la cita electoral en la que el margen fue mayor –las generales de 2004–, la Guerra de Irak y sobre todo los atentados del 11-M influyeron en las últimas semanas de campaña, después de realizarse el trabajo de campo del sondeo.




En 2000 y 2011, en cambio, el barómetro del CIS predijo una participación superior a la que finalmente se dió. Pronostícó que el 75% irían a votar en 2000 y sólo fue el 68,7%. Y afirmó que no menos del 71,8% de electores ejercerían su derecho al voto en 2011, cuando la cifra final de participación ni siquiera alcanzó el 69%. Ahora el CIS calcula que el 75,3% de ciudadanos irán a votar "con toda seguridad" y que un 11,6% adicional "probablemente acudirán", mientras que un 3,8% "probablemente" se quedarán en cada y un 6,5% renunciará a votar "con toda seguridad".

Participación y ciclo electoral

Si atendemos a los datos de participación que arrojaron las distintas generales, la cita electoral con mayor asistencia a las urnas fueron las elecciones de 1982 –79,97%–, en las que el PSOE de Felipe González obtuvo su primera victoria electoral y cosechó el respaldo de más de diez millones de electores, lo que se tradujo en la mayoría absoluta más amplia disfrutada hasta ahora por ningún partido en el Congreso: 202 escaños de un total de 350. Las segundas generales con más asistencia a las urnas fueron las de 1977 –las constituyentes, con un 78,83%– y completan las tres primeras posiciones las de 1996 –las primeras que ganó Aznar, con un 77,38%–.

La serie histórica muestra que, habitualmente, la participación sube cuando cambia el ciclo político y un nuevo partido accede al poder. Y viceversa: menos ciudadanos acuden a votar cuando la fuerza en el Gobierno revalida su mayoría. Así, tras las elecciones de 1977 que ganó la UCD con un 78,83% de participación vinieron las de 1979, donde Suárez conservó el poder pero con diez puntos menos de participación –68,04%–. Después llegó el ciclo de Felipe González, que revalidó su victoria inicial de 1982 tanto en 1986 como en 1989 con una asistencia decreciente a las urnas: 70,49% y 69,74% respectivamente.

La participación sólo repuntó en 1993, cuando el resultado entre socialistas y conservadores se ajustó mucho más que en los anteriores comicios, pues si en las tres primeras elecciones ganadas por González el margen nunca había bajado de los 13 puntos, en 1993 salió victorioso sólo por 4. El porcentaje de electores que ejercieron el derecho al voto volvió a crecer en 1996 –77,38%–, año de la primera victoria de Aznar, y bajó en 2000 –68,71%–. Igual le ocurrió a Zapatero: ganó sus primeras elecciones con mayor participación que su segundo mandato –75,66% contra 73,85%–.

Se da la particularidad de que Mariano Rajoy es el único presidente que ha llegado a la Moncloa sin un incremento de participación con respecto a los anteriores generales: en 2011 acudieron a votar el 68,94% de los electores, cinco puntos menos que en 2008 y uno de los puntos más bajos de toda la serie histórica.


Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre