Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Dossier Bettencourt

Mediapart-Bettencourt: Manifiesto contra la censura

  • Más de 40 medios de comunicación, asociaciones profesionales que velan por la defensa de las libertades y sindicatos harán público este jueves el manifiesto "Tenemos derecho a saber"
  • Muestran su rechazo a la sentencia dictada por el Tribunal de Versalles que condena a Mediapart y a 'Le Point' a suprimir cualquier artículo publicado sobre las grabaciones del 'caso Bettencourt'

Mediapart Publicada 11/07/2013 a las 06:00 Actualizada 16/07/2013 a las 10:43    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

La sentencia dictada por el Tribunal de Versalles el pasado 4 de julio, que condena a Mediapart [socio editorial de infoLibre] y a Le Point, a suprimir cualquier alusión a las ya famosas "grabaciones de Bettencour" es inadmisible. En la última semana hemos recibido numerosas muestras de solidaridad, numerosas peticiones para alojar las grabaciones sonoras y los artículos relacionadas con el caso Bettencourt. Vaya desde aquí nuestro inmenso agradecimiento.

Además de nuestros lectores y socios, un gran número de profesionales, asociaciones en defensa de las libertades, sindicatos profesionales han mostrado su preocupación por las graves consecuencias que la decisión del tribunal puede acarrear sobre la libertad de informar. Muestran su inquietud por la ambigüedad de los "considerandos" -las argumentaciones- de los magistrados de la Corte, que parecen ignorarlo todo sobre la dinámica propia de internet, de la dimensión participativa de nuestro sitio, de los retos de la revolución digital. Al menos 40 colectivos, entre medios de comunicación, asociaciones y sindicatos, han decidido hacer público un manifiesto que lleva por título "Tenemos derecho a saber". Dicho manifiesto se dará a conocer este jueves 11, en el transcurso de una rueda de prensa que tendrá lugar en la sede de Reporteros sin Fronteras, en París. Durante este acto se hará publica también la lista completa de los firmantes, medios de comunicación y asociaciones o sindicatos. Nos hemos puesto en contacto con Le Point, que no se había pronunciado con relación a la sentencia, pero un portavoz ha señalado que no deseaban unirse a esta acción.

Esta movilización excepcional de la comunidad periodística va acompañada del respaldo de numerosos responsables políticos y personalidades, investigadores, artistas, intelectuales. La lista inicial de estos firmantes también se dará a conocer el jueves a las 11:30. Mediapart, y los demás medios de comunicación que se han adherido, pondrán en marcha, paralelamente con este manifiesto una gran campaña ciudadana de recogida de firmas. El objetivo por nuestra parte es poner de manifiesto que se ha traspasado la línea roja en lo que se refiere al derecho a la información, un derecho fundamental de los ciudadanos.

Esta decisión judicial, al contradecir dos sentencias preliminares que daban por buena la utilización de las grabaciones en nombre del derecho legítimo a la información, también ha sido recibida con consternación por algunos de nuestros colegas extranjeros. Muchos de los cuales se han unido a nuestro llamamiento. Sin ir más lejos, el sindicato NUJ, The National Union of Journalist, con sede en Londres y que cuenta con 30.000 afiliados, ha mostrado su indignación, en palabras de su delegados en París, por lo que consideran una "sentencia escandalosa emitida por tres jueces del Tribunal de apelación de Versalles contra el sitio de información en línea Mediapart, con relación a las revelaciones sobre la mujer más rica de Francia, Liliane Bettencourt". "Esta sentencia tiene consecuencias muy graves que atañen al principio de libertad de prensa en Francia", señala James Overton, representante del NUJ en París.

El pasado 4 de julio, tan pronto como se conoció el fallo del Tribunal de Versalles, los abogados de Mediapart, Jean-Pierre Mignard y Emmanuel Tordjman, anunciaban su intención de interponer un recurso de casación contra esta sentencia que nos condena: "A penas extremadamente graves tanto desde el punto de vista económico como en lo que se refiere a sus implicaciones sobre la libertad de expresión" (aquí se puede leer la entrevista, en francés). Se hace necesario recordar que la sentencia nos condena a eliminar, en un plazo máximo de 8 días a contar desde la notificación de la misma, cualquier cita, cualquier fragmento de las grabaciones clandestinas realizadas por el mayordormo de los Bettencour, Pascal Bonnefoy. De constatarse cualquier infracción, la multa ascendería a 10.000 euros por cada una de ellas. Asimismo, Mediapart debe indemnizar con 20.000 euros en concepto de daños y perjuicios a Liliane Bettencourt y con 1.000 euros a su exgestor particular, Patrice de Maistre.

Más allá del importante montante de la sanción económica, queremos hacer hincapié en la peligrosa ambigüedad que rodea a las condiciones de ejecución de la sentencia. El plazo legal establecido de ocho días, a partir del cual todos los contenidos publicados deben desaparecer de nuestra página, empiezan a contar desde el momento en que se nos notifique oficialmente la sentencia. Esta notificación -que conlleva la ejecución de la sentencia- no es automática: le corresponde a Olivier Pelat (tutor legal de Liliane Bettencourt) o a Patrice de Maistre decidir cuándo arranca el proceso. Más exactamente supone que un ujier debe personarse en la redacción de Mediapart para entregarnos la sentencia.

A día de hoy, Patrice de Maistre ha decidido –al contrario que la familia Bettencourt–, poner en marcha la maquinaria y dar el primer paso al enviar  la "notificación correspondiente al abogado". Sin embargo, esta decisión todavía no nos ha sido notificado, lo que quiere decir que "la cuenta atrás" todavía no ha dado comienzo, pero que puede hacerlo en cualquier instante.

"Si De Maistre opta por pedir la ejecución de la decisión judicial", explica nuestro abogado Emmanue Tordjan, "arrancará el proceso por el que daremos la réplica a las condiciones de ejecución de la sentencia". "Exigiremos responsabilidades a cada magistrado", explicaba Jean-Pierre Mignard ya el 4 de julio. "También solicitaremos formalmente a la familia de Liliane Bettencourt, a su tutor legal, que no ejecute la sentencia del tribunal. Les pediremos que dejen constancia de que si Mediapart no hubiese hecho públicas las grabaciones, a día de hoy Bettencourt, una persona de edad avanzada, una persona frágil psicológicamente, seguiría en manos de los que dilapidaban parte de su fortuna en beneficio propio".

La ejecución de esta sentencia choca con otras muchas dificultades. ¿Se refiere a todos o a una parte de los 800 artículos publicados por Mediapart con relación a las grabaciones? ¿Tenemos que eliminar también los casi 2.000 posts de los blogs escritos por nuestros socios? ¿Hay que borrar los decenas de miles de comentarios? En este punto, la sentencia del tribunal no es clara y deja la decisión en el aire. "La generalidad de la obligación a la que se conmina a Mediapart plantea numerosas cuestiones jurídicas que presentaremos a los jueces", apunta Emmanuel Tordjman.

No es el único elemento absurdo de esta sentencia condenatoria. La sentencia de Versalles nos obliga, así como a Le Point, a eliminar cualquier mención a las grabaciones a pesar de que los demás medios de comunicación, blogs, sitios en internet podrán seguir difundiéndolos... tal y como ha dicho nuestro colega Jérôme Hourdeaux (en su artículo titulado "Efecto Streisand y Datalove", en francés), internet ya ha hecho suyo el caso Bettencourt en su integridad y ya está disponibe en múltiples sites desde donde se puede descargar.
[Venga, todo el mundo a fusilar Mediapart y a crear sitios espejo, rápido rápido rápido. Que se den cuenta.]

La presidenta del Tribunal de Apelación de Versalles, Marie-Gabrielle Magueur, ¿ha tomado ya medidas por las numerosas incoherencias que contiene esta sentencia que hace retroceder nuestras libertades? También en este aspecto ponen el acento los firmantes del manifiesto "Tenemos derecho a saber". Por todos estos motivos os invitamos a firmarlo, desde este jueves a partir de las 11:30. 

Nuestro dossier completo se puede leer (en francés) aquí y aquí.
Traducción: Mariola Moreno


Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre