Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



El futuro de la televisión pública

La plataforma TeledeTodos propone un acuerdo con la ciudadanía para regenerar el servicio público audiovisual

  • Propone presencia ciudadana en órganos de control eficaces y un Consejo de Administración en el que la mayoría de los miembros provengan de campos ajenos a las formaciones políticas
  • El informe, que pretende actualizar el realizado por el Comité de sabios en 2005, considera imprescindible la independencia de los partidos y hace una fuerte apuesta por la adaptación a la actual realidad multimedia y digital

Publicada 15/09/2015 a las 17:02 Actualizada 15/09/2015 a las 17:47    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 3

Imagen de la pancarta que encabezó, este sábado, la manifestación de CCOO y CGT en RTVE.

Imagen de una pancarta que encabeza una manifestación en Madrid a favor de la televisión pública.

A.S.C
Unas radios y televisiones públicas que estén realmente al servicio de los ciudadanos es la propuesta esencial de la plataforma TeleDeTodos, contenida en un muy amplio informe que acaba de ser dado a conocer. Al servicio de esa idea, postula la participación social para regenerar los medios, con presencia ciudadana en organismos como el Consejo Audiovisual, Consejos Sociales, o la despolitización de los Consejos de Administración. También pone especial énfasis en la importancia de los Consejos de Redacción, a los que otorga la capacidad de que sus informes sean vinculantes para la dirección. Diez años después del informe del Comité de Sabios –del que algunos de los ponentes formaron parte– considera imprescindible la adaptación a una realidad multimedia y digital.

Firman el documento Enrique Bustamante, Rafael Díaz Arias, Pedro Soler Rojas, Manuel Aguilar Gutiérrez y Marcel Camacho Samper; la mayoría profesores de universidad en el terreno de la comunicación, varios han trabajado o trabajan en RTVE, y todos parten de una reprobación total del actual modelo. En esa línea, proponen una refundación para "ir más allá" de las reformas introducidas en 2006. Tras constatar "el grave deterioro, en términos de calidad, de pluralismo y de audiencias del servicio público en nuestro país", fija como objetivo "la Independencia, estabilidad, responsabilidad y, sobre todo, la participación (apertura) a la sociedad civil."

1. Integración en TVE de las autonómicas


Una de las propuestas más audaces del estudio propone la integración de las televisiones autonómicas en TVE por medio de "un proceso paulatino de constitución de abajo a arriba de una estructura federal del servicio público (al estilo de la ZDF alemana), con un progresivo camino de integración voluntaria entre las RTVAA y RTVE, en condiciones de cogestión, o de asociación y coordinación". La televisión pública estatal se conformaría en consecuencia con "La 1 como canal generalista y la 2 en tanto cadena cultural plena (emitidos en HD), apostando por la ficción y el cine nacional y europeo y por la innovación de formatos y servicios; creación de un nuevo canal estatal-autonómico, cuya programación central estaría alimentada conjuntamente con las televisiones autonómicas; un Canal 24 Horas centrado en la información en directo y un Canal Internacional dotado de los mejores recursos y los mejores programas".


En paralelo, afirma que "el servicio público de radiotelevisión debe trasponer al mundo on line las funciones clásicas del servicio público y facilitar el acceso universal a contenidos digitales, con un auténtico Plan Estratégico para la Era Digital, concretado en los mandatos-marco y los contratos programa; y proyectarse a todas las plataformas interactivas presentes y futuras, con creación de una comunidad de espectadores y usuarios comprometidos con los valores del servicio público ( denominada “Ciudadanos por el Servicio Público Multimedia”), con influencia real y directa en la orientación de sus contenidos y servicios".

2. Los ciudadanos, en los órganos de control


Tras afirmar que "la gestión del servicio público ha sido endémicamente marcada en España por los partidos en el gobierno, que han lastrado su calidad, impedido su gestión eficaz y desnaturalizado sus misiones fundamentales" apunta a un "Contrato con la Ciudadanía, centrado en la definición de las misiones del servicio público, al servicio de los ciudadanos y de sus asociaciones civiles, garantizado por su participación sistemática". Para ello apuesta por:

  • Un Consejo Audiovisual como gran regulador y vigilante del sistema audiovisual entero, independientes orgánicamente de los departamentos estatales, competente en los servicios lineales y no lineales. Compuesto por 7 miembros, propuestos cada uno al menos por tres grupos parlamentarios, elegidos por el Parlamento por seis años por mayoría reforzada de dos tercios, de entre profesionales que acrediten al menos cinco años de experiencia en el campo audiovisual, tras una audiencia de evaluación parlamentaria.
  • Un nuevo Consejo Social, "que debe constituir una pieza clave de la estructura del servicio público, como cauce de participación sistemática de la sociedad civil y garante de la legitimidad y adecuación del servicio público a sus necesidades y demandas. Su base de partida serán las asociaciones representativas de la sociedad española, no estatales y sin afán de lucro, inscritas previamente en un registro del Consejo Audiovisual de España, que propondrán y votarán a 9 de sus 11 miembros. El Consejo Social tendría entre sus funciones la de proponer al parlamento cinco de los miembros del Consejo de Administración.
  • Un registro que agrupe a los “Ciudadanos por el Servicio Público”, regulado y controlado por el Consejo Audiovisual y el Consejo Social, caracterizado por permitir una participación intensiva y sistemática a través de las redes interactivas. Elegirá otros dos miembros del Consejo Social.
  • Un Consejo de Administración que se constituye como un auténtico consejo de control externo del servicio público, de sus presupuestos y programaciones, de los nombramientos de sus directivos y de la totalidad de la gestión. Compuesto por un mínimo de nueve y un máximo de doce miembros, con reconocida experiencia profesional acreditada de, al menos, cinco años en el campo audiovisual, con mandato general de seis años, renovados por mitades cada tres años. Propuesto por: cuatro consejeros, y sus respectivos suplentes, por los grupos parlamentarios; cinco por el Consejo Social y tres como máximo por las RTVAA que se integren plenamente en la Corporación estatal, refrendados todos ellos en el Parlamento por mayoría reforzada de dos tercios, tras una audiencia pública; con dedicación exclusiva y estrictas incompatibilidades profesionales políticas y empresariales. Sus miembros eligen a la persona que ocupe la Dirección General; supervisan y dan el visto bueno al mandato marco y al contrato programa; y aprueban el informe semestral del servicio público. La persona que ocupe la Dirección General, como máxima figura de gestión del servicio público, será elegida por el Consejo de Administración tras un concurso público; deberá tener experiencia de al menos diez años en el campo audiovisual, y presentar un proyecto estratégico para el servicio público. Será nombrada por cinco años, irrevocable y no reelegible. Con la función de dirigir la gestión del servicio público, con control estricto del Consejo de Administración, en presupuestos, programación y nombramientos principales, y ante el Consejo Social.
  • Consejos de Informativos. Los ponentes proponen recuperar y reforzar a los Consejos de Informativos como instrumento esencial de la independencia informativa del servicio público, de su pluralismo político y social, y de su defensa respecto a toda presión externa, gubernamental o privada. Elegidos por un censo estricto de profesionales de la información audiovisual, con voto vinculante de su dictamen sobre la designación de los directores de informativos y con capacidad de denuncia pública de las violaciones del Estatuto de Informativos. Para garantizar el cumplimiento de las misiones de independencia editorial y calidad de las misiones de servicio público, será imprescindible una carrera profesional interna, plasmada en un Estatuto de la Carrera Profesional del servicio público, pactado por el Consejo de Administración con los sindicatos representativos y con los consejos de informativos en su campo de competencia. Que incluya criterios exclusivos de mérito y capacidad, con una clasificación profesional clara aunque basada en la polivalencia y la multifuncionalidad, remuneraciones proporcionales y transparentes, y criterios de promoción objetivables por concursos abiertos y baremos públicos, incluyendo los puestos de especial responsabilidad y corresponsalías. Así como un reforzamiento de la participación de los trabajadores, con poderes reales de control interno.

3. Financiación estable y responsable


El estudio afirma que "frente a los recortes sustanciales experimentados por el servicio público en los últimos cinco años, que han deteriorado gravemente la capacidad y el peso social del servicio público, es preciso aplicar estrictamente las recomendaciones europeas sobre una financiación suficiente, estable y responsable, ceñida al coste neto de las misiones del servicio público". Estas son las principales sugerencias:

  • Una financiación pública plurianual, establecida en los contratos programa trienales, con compromisos fehacientes del Estado, con prohibición de endeudamientos a medio y largo plazo.
  • Una parte sustancial de esos recursos públicos proceda de la totalidad de las tasas pagadas por los operadores comerciales por el uso de un bien público como es el espectro radioeléctrico. Los ingresos estatales por el llamado “dividendo digital” deben ser destinados también a ese fin, así como a eliminar progresivamente la fractura digital en nuestra sociedad.
  • Ante la crisis europea del canon tradicional, y ante la imposibilidad de aplicarlo en España, recomendamos una solución imaginativa como la establecida en Finlandia, que refuerce la conciencia ciudadana del servicio público eliminando al tiempo su regresividad fiscal, y sin aumento de la presión fiscal: una casilla informativa en el borrador de la declaración del IRPF anual, especificando la cantidad que se destina de cada contribuyente al servicio público de comunicación en proporción a sus ingresos anuales.
  • Que las tasas actualmente abonadas por los operadores como compensación a la eliminación total de la publicidad en RTVE, imprevisibles y en descenso acelerado, de los operadores, alimenten un fondo de capitalización y reserva del servicio público que permita el fortalecimiento de sus fondos y la inversión en capital destinada fundamentalmente a su despliegue en las redes digitales.
  • Las radiotelevisiones públicas autonómicas puedan seguir acudiendo a fuentes comerciales subsidiarias, cuyos ingresos se detraerán del coste neto de la programación, manteniendo en cambio la exclusión de anuncios en RTVE, con mantenimiento del patrocinio compatible con sus misiones de servicio público; todo ello sin perjuicio de una apertura a la financiación comercial de sus canales internacionales y de la posibilidad abierta de su aceptación limitada en los servicios interactivos, aunque con prohibición total de servicios que conduzcan a la venta de productos y servicios. En todo caso, la financiación del servicio público y su liquidación debe seguir estrictos informes y controles del Consejo Audiovisual y del Parlamento, medido sobre los costes netos de las misiones legales, y dotado de amplia transparencia pública.
  • La transparencia debe ejercerse no solo respecto a los organismos de control internos y externos del servicio público, sino también frente a los ciudadanos que constituyen sus auténticos propietarios. Y debe incluir los aspectos financieros (fuentes, costes…) las retribuciones y las contrataciones externas, y ser garantizada por auditorías sistemáticas y rigurosas.
El amplio informe se refiere también a aspectos como la producción para resaltar que "es necesario mantener en el servicio público un equilibrio permanente, planificado y controlado entre los niveles de producción propia interna con su papel dinamizador de la industria audiovisual independiente: un alto nivel de producción interna como garantía de calidad y fiabilidad en sus misiones centrales de servicio público, combinado con su papel como motor de la industria audiovisual independiente española".


3 Comentarios
  • 3 Loles.0 16/09/15 13:51

    Todo estupendo, que tomen nota en Andalucía que no hemos llegado jamás a lo que fue televisión española con Zapatero.  El andaluz tipo, para el que emite  canal sur, le tienen que gustar los toros, la copla, el rocÏo, la semana santa, las ferias y los chistes, muchos chistes, aunque sean soeces . Una programación para analfabetos funcionales  ¿ no hay ningún profesional con mérito y capacidad para llevar esta empresa?  ¿que audiencia tiene,  un 7%? Los ciudadanos nos enteramos cómo manipulan y cuentan  verdades a medias, tomándonos por tontos.   No vale compararse  con tele Madrid, la uno o canal 9, a no ser que se haga bueno el dicho  de que PSOE y PP la misma mierda es.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 manuel romero mesa 16/09/15 11:43

    Todo esto esta muy bien, y ojalá se consiguiera. Algunas cosas que hizo Zapatero en su primera legislatura estuvo a la altura de las circunstancias, la cago en la segunda, y entre las cosa buenas, fue el estatuto de la televisión pública, pero cuando llego el Partido Podrido y manipulador, eso no les valía y se lo cargó y así estamos. Si lo que se plantea no esta en la Constitución, cualquier gorberdorzucho, como el que tenemos, se lo carga y aquí no pasa nada. Se requiere por tanto que esto sea constitucional, y que solo se pueda modificar por referéndum así de simple. Claro que con lo la que cumplen los que nos gobiernan....¿Donde esta la vivienda digna, y el puesto de tranbajo, y la asistencia social? En fin un marasmo de incumplimientos, pero en esta propuesta es más difícil que impidan su incumplimiento, si se incluye en la constitución. Por cierto que los que gobiernan y tanto defienden la constitución, y no la modificarán, no la votaron, se abstuvieron, y de esto no habla nadie.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 RosaGil 15/09/15 19:22

    En el pié de una de las fotografías de arriba se pude leer que Echenique dice: "No voy a cesar a Somoano". Pues bien, que no se preocupe, que en poco tiempo estoy seguro que junto a Somoano, él también será cesado y así se evitará al amargo trago de despedir a un compinche.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre