Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Crisis en la eurozona

El Eurogrupo decide este sábado si las reformas de Tsipras son suficientes para negociar un tercer rescate

  • El Parlamento griego aprobó por mayoría en la madrugada de este sábado el nuevo plan presentado por el primer ministro del país al Eurogrupo
  • El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, califica de "meticulosas" las propuestas del Gobierno griego y advierte de que "habrá que tomar una gran decisión, en un sentido o en otro"

Publicada 11/07/2015 a las 12:14 Actualizada 11/07/2015 a las 12:28    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Alexis Tsipras, en el Parlamento griego en la madrugada de este sábado.

Alexis Tsipras, en el Parlamento griego en la madrugada de este sábado.

EFE
Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona se reúnen este sábado en Bruselas para examinar la última propuesta de reformas y recortes que ofrece el Gobierno de Syriza a sus acreedores internacionales a cambio de negociar un tercer rescate para los próximos tres años.

La propuesta, remitida por Atenas el jueves por la noche, incluye reformas inmediatas en materia fiscal y en el sistema de pensiones, tal y como reclaman las instituciones de la troika (Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional y Comisión Europea).

La carta de las autoridades helenas pide también una reestructuración de la deuda que hasta ahora ha encontrado resistencia entre los acreedores, pero que se ha convertido en un "elemento importante" de la negociación, según fuentes europeas.

Además de decidir si dan o no luz verde a la negociación de un tercer rescate, los ministros del Eurogrupo deberán también pronunciarse sobre la posibilidad de diseñar algún tipo de ayuda "puente" que permita a Grecia afrontar pagos urgentes como el que deberá cumplir el 20 de julio con el BCE, de 3.500 millones de euros, y para el que no llegaría a tiempo un programa del fondo de rescate.

Sin embargo, un alto funcionario europeo advirtió este viernes de que esta posibilidad se estudiará "llegado el momento", es decir, "después de un acuerdo para una solución a largo plazo y sostenible".

El objetivo es que el Eurogrupo, primero a nivel técnico y después a nivel de ministros, examine estas propuestas y también las evaluaciones que Bruselas y el BCE, en colaboración con el FMI, han preparado sobre la sostenibilidad de la deuda griega y sobre las necesidades financieras del país. Ese examen se considera clave para que el BCE mantenga la línea de liquidez de emergencia a los bancos griegos.

Las reglas del fondo de rescate europeo (MEDE) exigen que se cumplan todos estos pasos y los negociadores trabajan contrarreloj para tratar de desbloquear las negociaciones para un tercer de programa de rescate, cuya cifra no se ha revelado, pero que probablemente supere los 53.000 millones de euros.

Según estimaciones del sector, sólo el sistema bancario griego requerirá una recapitalización de en torno a 14.000 milones de euros. Si el Eurogrupo concluye con éxito, será solo prueba de que existe "base suficiente" para pactar un nuevo rescate y será el inicio de las negociaciones para un plan a largo plazo. Para que estas negociaciones arranquen, además, es necesario que los parlamentos de seis Estados miembros –Alemania, Países Bajos, Finlandia, Austria, Eslovenia y Eslovaquia– den su visto bueno.

El presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, calificó de "meticulosas" las propuestas del Gobierno de Alexis Tsipras y advirtió de que "habrá que tomar una gran decisión, en un sentido o en otro".

En una primera cumbre extraordinaria a comienzos de esta semana, los líderes del euro advirtieron a Atenas de que esta semana era "la última oportunidad" para un acuerdo que permita negociar el nuevo programa de ayuda.

Por ello, los jefes de Estado y de Gobierno del euro, primero, y de los Veintiocho, después, están convocados el domingo, con el objetivo de refrendar el acuerdo, si se da, o de examinar otros escenarios, lo que incluye la salida del euro de Grecia.

El último paquete de medidas presentado por Atenas es muy similar a la última oferta de la troika que fue rechazada por los griegos en un referéndum, según fuentes comunitarias, por lo que el verdadero obstáculo reside en la falta de confianza de los europeos en el Ejecutivo de Tsipras.

"La confianza está completamente rota y (recuperarla) depende del compromiso griego con las reformas y la voluntad de aplicarlas", advierten desde Bruselas.

Respaldo del Parlamento griego

El Parlamento griego aprobó por mayoría en la madrugada de este sábado el nuevo plan de reformas presentado por el primer ministro del país, Alexis Tsipras, al Eurogrupo. En concreto, la propuesta ha recibido 251 votos a favor, 32 en contra y 8 abstenciones, a lo que se debe sumar la ausencia de otros 9 diputados.

De esta manera, los miembros del Parlamento autorizan al Gobierno a negociar con los acreedores internacionales en base al programa de reformas que les ha sido presentado esta misma semana.

Varios miembros del gobernante Partido Syriza, incluido el presidente del Parlamento, Zoe Constantopoulou, y el ministro de Energía, Panagiotis Lafazanis, dijeron "presente", lo que equivale a abstenerse de votar, en una señal de su oposición al paquete de subidas de impuestos y recortes al gasto.

A pesar de estas votaciones disidentes por parte de miembros del propio partido de Tsipras, la propuesta de reformas nunca ha estado en riesgo y fue finalmente aprobada por los partidos opositores pro europeos.

Antes de que se llevara a cabo la votación, en un discurso dirigido ante el Parlamento, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, reconoció que su Ejecutivo se ha visto obligado a tomar medidas que no se encontraban en su programa electoral. "No estoy dejando vendidos a los griegos. Nunca pedí el no para salir de Europa, sino para fortalecer nuestra capacidad negociadora", declaró, aclarando que el resultado del referéndum no le daba el derecho para romper relaciones con Europa.

El primer ministro insistió en "haber hecho todo lo humanamente posible en circunstancias difíciles" y aseguró que las nuevas medidas abren el diálogo con los acreedores para reestructurar la deuda griega, a lo que añade que su nueva propuesta "es mucho mejor que el ultimátum recibido previamente" por parte de la troika.

"A partir de ahora nos espera un campo de minas. Es un hecho que no puedo ocultar a nadie", dijo. "Tenemos el deber de seguir luchando con orgullo. Tendremos que tomar decisiones difíciles, pero nos las apañaremos para seguir en Europa", aseveró.


Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre