Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Francia

El espía francés que hundió el primer ‘Rainbow Warrior’ se disculpa 30 años después

  • "Era una operación desproporcionada, pero obedecíamos órdenes", apunta Jean-Luc Kister en una entrevista en Mediapart, socio editorial de infoLibre
  • Dice que la muerte de uno de los activistas fue un "desgraciado accidente" y añade que lo siente "profundamente"

infoLibre Publicada 06/09/2015 a las 20:53 Actualizada 06/09/2015 a las 21:19    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 3

Tras treinta años de silencio, el exespía Jean-Luc Kister ha roto su silencio.

Tras treinta años de silencio, el exespía Jean-Luc Kister ha roto su silencio.

MEDIAPART
El militar de los servicios secretos franceses Jean-Luc Kister se ha disculpado por el hundimiento del buque de la organización ecologista Greenpeace 30 años después del ataque. Mediapart, socio editorial de infoLibre, publica este domingo una entrevista con el exespía, que rompe su silencio tras tres décadas en la sombra.

El barco fue hundido en 1985 en Auckland, Nueva Zelanda, por la explosión de dos bombas colocadas por la Dirección General de la Seguridad Exterior francesa (DGSE) en una espectacular operación de submarinismo en la que murió un activista.

"Me gustaría aprovechar esta oportunidad para decir que lo siento profundamente", afirmó Kister en la entrevista, que también recoge la cadena neozelandesa TVNZ.

El barco comenzó a hundirse debido a una primera explosión y sus doce ocupantes lo desalojaron, pero uno de ellos, el portugués Fernando Pereira, regresó para recoger algunas cosas y murió cuando se produjo una segunda y más potente explosión que hundió el barco. El espionaje francés buscaba impedir las protestas de Greenpeace contra las pruebas nucleares francesas en la Polinesia Francesa.

Kister argumentó que la muerte de Pereira se debió a un "desgraciado accidente", ya que el objetivo de la operación no era matar a nadie. Además, reconoció que la destrucción del buque fue "una operación injusta y clandestina desarrollada en un país aliado, amigo y pacífico".

En total eran doce los hombres que formaban parte del equipo de la DGSE, incluidos Kister y el hermano de la actual ministra de Medio Ambiente francesa, Ségolène Royal, Gerard Royal. "Para nosotros era como utilizar unos guantes de boxeo para aplastar a un mosquito. Era una operación desproporcionada, pero obedecíamos órdenes. Éramos soldados", argumentó.

Kister explicó que ha decidido pedir disculpas porque el incidente pesa aún en su conciencia y ahora que se ha retirado ya no tiene la obligación de guardar silencio. "No somos asesinos", argumentó, al tiempo que calificó el ataque de "acto de sabotaje y no acto de terrorismo".

Francia se ha disculpado y pagado una indemnización por el ataque y en 1996 anunció el fin de las pruebas nucleares que provocaron las protestas de Greenpeace. Solo dos personas fueron procesadas por el ataque: Dominique Prieur y Alain Mafart. Fueron condenados a diez y siete años de cárcel en Nueva Zelanda pero tras un acuerdo mediado con la ONU fueron trasladados a una base militar en la Polinesia Francesa y liberados dos años después.
EL AUTOR


3 Comentarios
  • 3 maimdt 14/09/15 12:53

    recuerdo que me indigné totalmente con el gobierno galo de la época que aspiraba o presumía de ser tan cruel y tan arrogante como los eeuu, y luego se vio que no era tanto como querrían haber sido. Pero destruyeron más que un barco insignia, un mito, y fue un mito lo que crearon sin querer, porque desde entonces Greenpeace subió bastante en aceptación, aunque hoy día con el pasotismo general que hay, parece que no es así. No obstante este hombre al menos es sincero, y reconoce que lo que hicieron aunque no lo diga así, era terrorismo de estado sin más.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 Maki Makoki 07/09/15 13:02

    Ahora, países como EEUU se vanaglorian frecuentemente de sus "operaciones especiales" con muertos y daños.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 terrícola 07/09/15 09:41

    No es terrorismo conseguir objetivos a bombazo limpio ? El cinismo no conoce fronteras. A muchos el recuerdo de lo que hizo la culta France, nos sigue provocando sonrojo. Y cómo se cerró el capítulo de responsabilidades, más.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre