Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Guerra en yemen

Nacer en una cueva: las consecuencias de los ataques contra hospitales en Yemen

  • Desde el ataque al hospital de Shiara el pasado 10 de enero, no ha habido partos en el área de maternidad. Las mujeres embarazadas dan a luz en las cuevas en lugar de ir al hospital
  • La ciudad de Shiara está ubicada en una zona montañosa. La mayoría de sus 40.000 habitantes está viviendo en cuevas donde buscan refugio ante las bombas

Teresa Sancristóval* Publicada 27/01/2016 a las 09:30 Actualizada 27/01/2016 a las 09:59    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

El hospital de Shiara fue uno de los principales objetivos de los bombardeos en la zona.

El hospital de Shiara fue uno de los principales objetivos de los bombardeos en la zona.

EUROPA PRESS
A las 9:20 de la mañana del domingo 10 de enero, el equipo médico del hospital de Shiara, en Yemen, escuchó la explosión de un misil. La frontera de Arabia Saudí está a solo una media hora por lo que todo el mundo está acostumbrando al estruendo de las bombas y los proyectiles.

Pensaban que el impacto había golpeado en algún lugar cercano así que se prepararon para recibir un gran número de víctimas. No se dieron cuenta, hasta poco después, de que el misil había impactado sobre el propio hospital. Instantes después estaban tratando a sus propios compañeros y pacientes.

El misil explotó en el pasillo que conduce a la entrada principal de los edificios del hospital, junto a una valla de metal. La metralla y los fragmentos de la valla alcanzaron a los heridos; las lesiones que les provocaron fueron atroces.

En el momento del impacto había multitud de trabajadores, pacientes y familiares en el pasillo. Seis murieron, entre ellas tres miembros del personal del hospital, y siete personas resultaron gravemente heridas, entre ellas dos trabajadores que están en estado crítico. La metralla causó heridas a muchas más, pero pudieron salir del hospital por sus propios medios.

Enfermeros y médicos comenzaron inmediatamente a realizar el triaje, a priorizar la atención de los heridos más graves, y a estabilizar a los heridos.

Dos de ellos se negaron a ser atendidos en el hospital. Estaban aterrados, pensaban que iba a producirse un segundo ataque y no querían permanecer dentro del edificio. Esto hizo que no pudieran ser estabilizados hasta que llegaron, tras cinco horas de viaje, al hospital de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Saada. Uno de ellos murió y el otro herido está muy grave. Afortunadamente, pudimos estabilizar al resto de los heridos.

Los habitantes viven en cuevas 

La ciudad de Shiara está ubicada en una zona montañosa. La mayoría de sus 40.000 habitantes está viviendo en cuevas donde buscan refugio ante las bombas. La población no quiere abandonar la zona debido a que sus cultivos, que crecen en las terrazas erigidas en las laderas de las montañas, requieren un trabajo intensivo. Si se fueran, si dejaran Shiara, se quedarían sin comida para el próximo año.

Hospital MSF

El hospital proporciona cobertura a unos 120.000 habitantes de la región. Sin embargo, a pesar de contar con seis camas para hospitalización de urgencia, el centro solo funciona durante el día. La población no se atreve a acudir por la noche porque tienen miedo de que los faros del vehículo les delaten en la oscuridad y sean objetivo de los bombardeados.

Además, los pacientes no quieren pasar la noche en el edificio; saben que, con demasiada frecuencia, los hospitales son blanco de los ataques. Este temor es compartido por el personal médico que tampoco quiere permanecer en el centro hospitalario.

Tercer ataque contra MSF

Es la tercera vez que se ataca en Yemen un hospital o una clínica donde trabajamos. En total son ya 130 los centros de salud que han sido objetos de ataques desde que comenzó el conflicto en marzo del año pasado. El propio hospital de Shiara ha sido golpeado en tres ocasiones.

Llevábamos en Shiara seis semanas apoyando la reconstrucción del hospital tras el último bombardeo y preparando el centro para proporcionar atención médica vital. Entre los diferentes servicios médicos que se iban a establecer en el nuevo edificio se incluían una maternidad, un laboratorio y una sala de urgencias donde se estabilizaría a los pacientes antes de ser trasladados a la ciudad de Saada. El misil que impactó en el hospital destruyó por completo el edificio que estábamos construyendo.

La población tiene más miedo que nunca. Desde el ataque, no ha habido partos en la maternidad. Las mujeres embarazadas dan a luz en las cuevas en lugar de arriesgarse a venir al hospital.

Inmediatamente después del ataque, el hospital de Shiara se cerró. Sin embargo, seis horas más tarde tuvo que volver a abrir sus puertas para atender a una nueva oleada de casos urgentes. El equipo de MSF se encargó de la estabilización de urgencia de los heridos. No obstante, sin garantías de que no vuelvan a ser atacados de nuevo, no podemos volver a nuestro trabajo como de costumbre.

___________________________________________

*Teresa Sancristóval, responsable de la Unidad de Emergencias de Médicos Sin Fronteras


Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre