Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Consejo Europeo

Donald Tusk sobre el ‘Brexit’: “Queda mucho por hacer” para lograr un acuerdo

  • "La buena noticia es que no han surgido nuevas diferencias, la mala noticia es que se mantienen sobre la mesa los mismos problemas", resumen fuentes europeas
  • Rajoy destaca que las conversaciones van "bien" y confía en que sea posible un acuerdo este mismo viernes

infoLibre Publicada 19/02/2016 a las 10:00 Actualizada 19/02/2016 a las 11:32    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 3

El presidente del Consejo Europeo Donald Tusk en rueda de prensa.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en rueda de prensa.

EFE
El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha advertido este viernes que "queda mucho por hacer" para lograr cerrar un acuerdo que rediseñe las relaciones de Reino Unido con el resto de socios de la Unión Europea.

"Se han logrado algunos progresos, pero queda mucho por hacer", ha resumido Tusk en una comparecencia sin preguntas al término de la primera jornada del Consejo Europeo que se celebra en Bruselas.

Con el objetivo de superar los escollos que aún dividen a los Estados miembros, Tusk y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, mantendrán reuniones bilaterales con algunos de los mandatarios con más peso en estas negociaciones, según ha informado Europa Press.

El primer ministro británico, David Cameron, ha sido el primero en verse en formato reducido con Juncker y Tusk, pasadas las 03:00 horas de este viernes. Le seguirán otros como el presidente de Francia, François Hollande; el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka; y el primer ministro belga, Charles Michel, según la agenda expuesta por Tusk a los medios.

"Que tengan un buen desayuno", ha bromeado Juncker con los periodistas, antes de iniciar la ronda de contactos, en referencia a que las negociaciones se prolongarán hasta la mañana del viernes.

El objetivo de Tusk es que las conversaciones en curso permitan a los jefes negociadores de las capitales perfilar un último borrador de acuerdo a tiempo para ser reexaminado por los jefes de Estado y de Gobierno de la UE.

No todos los líderes permanecen en el Consejo Europeo, ya que sólo se han quedado quienes tienen previsto participar en las reuniones bilaterales.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho a su salida de la reunión que en su opinión las conversaciones van "bien" y ha confiado en que sea posible un acuerdo este mismo viernes.

Menos optimistas se han mostrado otros socios de la UE como el primer ministro italiano, Matteo Renzi, quien ha dicho que se han conseguido "tímidos avances" en cuestiones de inmigración discutidas por los 28, pero "pasos atrás" en lo que a la cuestión británica se refiere.

"Sigo confiando, pero soy algo menos optimista que cuando llegué", ha revelado a la prensa, al abandonar la sede del Consejo. El irlandés Enda Kenny, por su parte, ha advertido de que llevará más tiempo de lo esperado lograr un acuerdo.

"El objetivo es lograrlo (el acuerdo) lo antes posible, pero como dice Cameron, no es la velocidad lo más importante, sino tener un buen acuerdo", ha declarado el sueco Stefan Löfven.

Persisten las mismas divergencias

"La buena noticia es que no han surgido nuevas diferencias, la mala noticia es que se mantienen sobre la mesa los mismos problemas", han resumido fuentes europeas, al término de la primera sesión de trabajo que los líderes han dedicado a la discusión sobre Reino Unido.

Después, los líderes han dedicado la cena a revisar la respuesta europea a la crisis migratoria y han dejado para la madrugada la negociación en detalle de la cuestión británica, con el objetivo de sellar un acuerdo cuando retomen la sesión los líderes europeos.

Los problemas siguen siendo los cinco obstáculos identificados en los contactos previos a nivel técnico, incluido el periodo durante el cual Reino Unido podrá mantener activado el "freno de emergencia" con el que limitar el acceso de los inmigrantes europeos a parte de las ayudas sociales.

En cualquier caso, sí parece claro que cada europeo que llegue al mercado laboral británico a partir de ese momento, verá mermados los complementos salariales durante sus primeros cuatro años de trabajo.

Londres aspira a poder utilizar el mecanismo durante siete años a partir de su activación, prorrogables en dos etapas hasta los 13 años; pero es un calendario "inaceptable" para los países del Este, principales exportadores de mano de obra comunitaria al mercado británico.

Otra de las cuestiones que enfrenta a los países del Grupo de Visegrado (Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia) con Londres es la retroactividad de la indexación de los complementos salariales por hijo, cuando el hijo no reside en Reino Unido, para ajustarlos al precio de la vida del país de origen.

También queda por resolver cómo incorporar las disposiciones del acuerdo en reformas futuras de los Tratados, aclarar el significado legal del principio de "una unión aún más estrecha" y el número mínimo de Estados miembros que no integran el euro que serían necesarios para paralizar una legislación por la que se sientan amenazados.

Reino Unido sostiene que debería ser un único Estado el que pudiera activar la salvaguarda, pero otros países defienden que sean al menos dos.

Han sido unas dos horas de debate "difícil, pero constructivo", en el que todos los Estados miembros han tomado la palabra para marcar sus posiciones y "reconfirmar" cuáles son los elementos que les separan, ha explicado un alto funcionario. También han expresado su voluntad de que Reino Unido "siga siendo parte" de la Unión Europea.

Pese a las diferencias que marcan los países, varias fuentes próximas a la negociación coinciden en considerar que hay parte de "escenificación" y que el las divergencias están lejos de ser insalvables. "Cada uno tendrá su drama, y después tendremos un acuerdo", ha ironizado la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, a su llegada a la cumbre.


3 Comentarios
  • 3 RosaGil 19/02/16 18:35

    La U.E. tiene muchos problemas que han surgido a raíz de la crisis financiera y ahora con los refugiados, pero hay un problema que está presente desde su creación y este es Gran Bretaña. Los británicos, al menos sus dirigentes, han sido siempre la china en el zapato de la Unión, desde el principio han estado siempre entorpeciendo con intransigentes exigencias, los acuerdos que hubieran podido mejorar la estabilidad de Europa y su andadura hacia una real unión política y no solamente comercial. Los británicos son como el tocapelotas frecuente en las comunidades de vecinos, nuca acepta un acuerdo en el que él no salga claramente beneficiado, sin tener en cuenta el interés general de la comunidad. Cíclicamente los británicos repiten sus amenazas de salirse de U. E. y plantean un referéndum (por cierto esto me suena). A mi me gustaría que nuestros políticos nos explicaran muy clarito porqué el resto de los paises de la Unión tienen que estar soportando ese constante chantage. Supongo que habrá un motivo razonable, pero yo no lo veo.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 Bravantia 19/02/16 17:48

    Que se vayan los Británicos de una pvta vez..., es que nos salen más caros. Y que se busquen la vida fuera de Europa, y que nos lo cuenten dentro de unos meses, nada de años..., con 6 0 7 meses se podría ir viendo como les iba. Si no quieren irse ni hartos de vino..., quieren sacarnos privilegios que no tiene ningún otro socio de la Unión. Que se vayan o que se queden en las mismas condiciones que los demás.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 Llaranes 19/02/16 15:24

    Me parece bien que los Británicos negocien nuevas condiciones y luego decidan si se quedan en la UE o no. Pero yo también quiero opinar si quiero o no las nuevas condiciones de asociación con los Británicos. Bien un referéndum en Gran Bretaña, pero ¿porqué no un referéndum en el resto de Europa?. Lo mismo se puede aplicar a Cataluña. 

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre