Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Contaminación

El mar lleva la basura a cualquier lugar del mundo en menos de diez años

  • Los residuos de la planta de Fukushima tardan tres años y medio en llegar a EEUU
  • Investigadores de Princeton demuestran que las corrientes oceánicas pueden transportar objetos a casi cualquier parte más rápido de lo que se pensaba

infoLibre Publicada 20/04/2016 a las 17:35 Actualizada 20/04/2016 a las 17:54    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Olas rompiendo contra las playas de Riazor y Orzán en A Coruña, en imagen de archivo.

Olas rompiendo contra las playas de Riazor y Orzán en A Coruña, en imagen de archivo.

EFE
Investigadores de Princeton demostraron que las corrientes oceánicas pueden transportar objetos a casi cualquier lugar en el mundo en menos de una década, más rápido de lo que se pensaba.

Los investigadores "liberaron" miles de partículas representando fitoplancton y basura desde un punto de partida que se extiende de norte a sur desde Groenlandia a la Península Antártica. Con el tiempo, las partículas se mueven en espiral para alcanzar el Pacífico Norte y Sur, Europa, África y el Océano Índico.

Así, los miles de millones de organismos marinos unicelulares conocidos como fitoplancton pueden desplazarse de una región de los océanos del mundo a casi cualquier otro lugar en el mundo en diez años.

Por desgracia, el mismo principio puede aplicarse a los desechos plásticos, partículas radiactivas y prácticamente cualquier otro restos flotante de origen humano y desechos que ensucian nuestros mares, según encontraron los investigadores. La contaminación puede convertirse así en un problema muy lejos de donde se originó en cuestión de pocos años.

El hallazgo de que los objetos pueden moverse por todo el mundo en tan sólo 10 años sugiere que la biodiversidad de los océanos puede ser más resistentes al cambio climático de lo que se pensaba, según un estudio publicado esta semana en la revista Nature Communications. El fitoplancton forma la base de la cadena alimentaria marina, y su rápida difusión les permitiría repoblar rápidamente las áreas donde los mares se calientan o la acidificación del océano les han diezmado.

"Nuestro estudio muestra que el océano es bastante eficiente en el movimiento de las cosas", dijo Bror Fredrik Jönsson, un investigador asociado de investigación en el Departamento de Ciencias de la Tierra de Princeton, que condujo el estudio con el co-autor James R. Watson, un ex investigador postdoctoral de Princeton que ahora es un investigador en la Universidad de Estocolmo.

El modelo funciona para objetos que no tienen capacidad de controlar sus movimientos como el fitoplancton, bacterias y residuos de origen humano. Los organismos que pueden controlar su movimiento, incluso de pequeño tamaño –como el zooplancton, que puede controlar su posición vertical en el agua– no se tienen en cuenta en el modelo. Tampoco se aplica el modelo de objetos tales como barcos que sobresalen por encima del agua, y pueden ser empujados por los vientos de superficie.

El equipo aplicó un algoritmo de ordenador para calcular la ruta más rápida que un objeto puede viajar a través de las corrientes oceánicas entre varios puntos del globo.

Los investigadores confirmaron que los tiempos de viaje calculados por su modelo fueron similares al tiempo que tardaron objetos reales vertidos por accidente en el océano en ser transportados por las corrientes. Por ejemplo, 29.000 patos de goma y otros juguetes de baño de plástico cayeron de un carguero chino en 1992 y desde entonces se han rastreado como un método para la comprensión de las corrientes oceánicas. Una utilidad similar se ha dado al Great Shoe Spill de 1990, cuando más de 60.000 zapatos deportivos Nike se sumergieron en el océano cerca de Alaska y han estado moviéndose por las corrientes ubicadas en el noroeste del Pacífico desde entonces.

El modelo de los investigadores también igualó la cantidad de tiempo que tomó a las partículas radiactivas llegar a la costa oeste de los Estados Unidos desde la planta de Fukushima I Energía Nuclear de Japón, que liberó grandes cantidades de materiales radiactivos en el Océano Pacífico tras un tsunami de marzo 2011. El tiempo de viaje real de los materiales fue de 3,6 años; el modelo calcula que tardaría 3,5 años.

Para crear el modelo, Jönsson y Watson obtuvieron datos actuales de superficie de una base de datos de las corrientes superficiales globales modeladas desarrollada en el Instituto de Tecnología de Massachusetts y alojados en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en California, informa Europa Press.

En este mundo virtual lanzaron miles de partículas que representaban el fitoplancton y luego realizaron simulaciones varias veces, comparando pasadas y presentes rutas para lograr exactitud y hacer ajustes para mejorar el modelo. Finalmente dio seguimiento a más de 50 millones de partículas, que es sólo una fracción del número real de fitoplancton en el océano. Debido a que el fitoplancton se reproduce asexualmente sobre todo –lo que significa que un organismo por sí solo puede producir descendencia– sólo un individuo necesita llegar a una nueva área de colonizarlo. Este hecho llevó al equipo a mirar el menor tiempo que tarda en llegar a todo el mundo en lugar del tiempo medio.


Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre