Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Crisis de los refugiados

Amnistía Internacional denuncia persecuciones con perros y agresiones en Hungría contra los refugiados

  • La ONG sostiene que se están produciendo violaciones sistemáticas de los Derechos Humanos además de un trato inhumano por parte de las autoridades del país balcánico
  • "Somos tratados como animales", contaba uno de los refugiados entrevistados por AI

infoLibre Publicada 27/09/2016 a las 09:11 Actualizada 27/09/2016 a las 11:22    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 5

AI denuncia persecuciones con perros y agresiones de las autoridades de Hungría

AI denuncia persecuciones con perros y agresiones de las autoridades de Hungría.

Reuters
Amnistía Internacional (AI) ha denunciado las violaciones sistemáticas de los Derechos Humanos de las que son víctimas los refugiados, incluyendo menores sin acompañar, en la frontera entre Serbia y Hungría por parte de las autoridades húngaras. Según un informe publicado este martes, se realizan devoluciones en caliente y se persigue con perros a los inmigrantes, a los que después también agreden físicamente, según ha informado Europa Press. 

El informe de AI se basa en la investigación llevada a cabo en Serbia, Hungría y Austria además de en entrevistas con más de un centenar de personas, la gran mayoría de las cuales eran refugiados o migrantes. Los testimonios revelan las pésimas condiciones a las que se enfrentan quienes intentan entrar en Hungría y viajar a través de ese país, donde las entradas irregulares se han tipificado como delito y el derecho de asilo se ha restringido enormemente.

En menos de un año, más de 3.000 refugiados han sido arrestados de forma irregular cerca de la frontera serbia. El primer ministro Viktor Orbán aprobó una nueva legislación, conocida popularmente como Schengen 2.0, que permite las devoluciones en caliente a Serbia, siempre y cuando los inmigrantes se encuentren a menos de ocho kilómetros de la frontera. Sin embargo, la policía y los militares que vigilan la valla hacen caso omiso de esta ley y los persiguen más allá de la distancia estipulada.

De acuerdo con los testimonios recogidos por AI, las autoridades suelen perseguirlos con perros de caza, y una vez alcanzan a los inmigrantes les propinan graves palizas y les devuelven a Serbia independientemente de la gravedad de sus heridas. "Somos tratados como animales", contaba uno de los refugiados entrevistados por la ONG. "La policía y los guardias de seguridad saben que hay muchas cámaras, así que te empujan hasta un lugar donde no se ve lo que sucede", explicaba un solicitante de asilo palestino detenido en el país balcánico. 

Solo 30 personas al día

Para poder acceder a Hungría desde Serbia, los inmigrantes tienen que pasar por las "zonas de tránsito", una serie de controles altamente militarizados donde pueden pedir asilo. Solo admiten a 30 personas por día, mientras cientos de refugiados malviven en campamentos en la frontera serbia en condiciones precarias. De acuerdo al informe de AI, en estas zonas, el 90% de los hombres que viajan sin familias son arrestados y retenidos en las instalaciones durante semanas. Por otra parte, las autoridades húngaras rechazan las solicitudes de asilo de la inmensa mayoría de los refugiados que sí logran pasar por el control, bajo el pretexto de que deberían haber pedido asilo en Serbia ya que es "un país seguro".

La mayoría de los inmigrantes, después de semanas esperando en Serbia frente a la frontera húngara en condiciones precarias, acaban por intentar cruzar la frontera de forma ilegal, lo que suele resultar en fracaso. Una vez son devueltos de forma irregular por las autoridades húngaras a Serbia, son forzados a vivir hacinados en centros de inmigrantes. Por otro lado, al ser devueltos en caliente, dejan de ser reconocidos como refugiados en Serbia, que no se hace cargo de sus necesidades. Así, se quedan sin poder solicitar asilo allí y sin poder entrar en Hungría.

Los pocos que logran entrar en Hungría y solicitar asilo en el país también sufren abusos. Según Amnistía, se han registrado numerosas agresiones por parte de la policía y de los militares a cargo de los centros de detención de inmigrantes, que suelen propinan palizas a los residentes.

En los testimonios recogidos por AI, los refugiados han hablado de la frustración que sienten al "ser tratados como criminales sin haber cometido ningún delito". Asimismo, no tienen acceso a la asistencia humanitaria más básica y tampoco hay traductores que les ayuden a comunicarse con las autoridades.

Referéndum para evitar las cuotas de la UE

Estas acusaciones de Amnistía Internacional llegan a pocos días de que Hungría celebre un referéndum el próximo 2 de octubre en el que los ciudadanos deberán decidir si quieren que la Unión Europea les imponga las cuotas obligatorias de reparto de inmigrantes. “El primer ministro Orbán ha sustituido el Estado de derecho por el Estado del miedo. Sus intentos de impedir deliberadamente a las personas refugiadas y migrantes llegar a Hungría han venido acompañados de un patrón cada vez más preocupante de ataques contra estas personas y contra las salvaguardias internacionales concebidas para protegerlas”, ha asegurado John Dalhuisen, director de la ONG para Europa. 

Asimismo, AI exige a las autoridades de la Unión Europea que actúen con dureza contra estos abusos que está perpetrando Hungría sobre los solicitantes de asilo, que llegan a su frontera huyendo del terror de la guerra para encontrar aún más violencia.


5 Comentarios
  • 5 R12 27/09/16 22:23

    cepeda dijo..
    Claro... están en su derecho de maltratar a refugiados y violar los Derechos Humanos Humanos fundamentales... muy bien, cepeda! No quiero ni pensar lo que opinas del holocausto nazI...

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 Originario-21 27/09/16 20:23

    En la Europa de hoy, que ha perdido sus señas de identidad culturales en favor de lo anglosajón, y hace siglos sus señas espirituales en favor del falso cristianismo católico y protestante, no resulta sorprendente la cultura de la violencia que asoma por los televisores y la barbarie deshumanizada con que son tratados nuestros hermanos que huyen de la guera y son recibidos con perros y soldados. ¿ No estamos ante una reedición del fascismo más perverso? De hecho ya vemos que hasta legalmente comienzan a tener fuerza en países antaño normales, es decir,solo capitalistas sin alma. Ahora que el capitalismo agoniza en los bancos, enfermo de codicia, ladran y muerden sus  perros neoliberales persiguiendo nuevas víctimas entre los más vulnerables del mundo que quieren vivir entre nosotros que les amamos y estamos dispuestos a recibirles con los brazo abiertos. Y no nos dejan a los pueblos  mientras vemos  con horror cómo acaban con ellos de tantas maneras. Lo que la guerra no consiguió lo conseguirá la "civilizada y cristiana" Europa. Y aún hay gente que pide "más Europa".Más ¿ de qué? Cuánto miserable anda suelto en los pasillos de la política.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 Copito 27/09/16 17:11

    Y que es eso de que se debata en referéndum si Hungria acepta las cuotas de la Unión Europea? Si Europa tiene decencia expulsaría de su seno a un país con un gobierno que ni cumple las cuotas y que para colmo tortura a los indefensos refugiados que acuden buscando refugio de la guerra. Es para llorar de rabia y de vergüenza de pertenecer a esta Europa que se lava las manos y que por lo tanto es CÓMPLICE de esta barbarie fascista.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 Copito 27/09/16 17:04

    Es espantoso. Qué clase de personas somos si negamos el mínimo de humanidad a personas que huyen de la guerra y que para colmo lo que reciben es maltrato? Dónde está la Europa de los Derechos Humanos? Terrible!

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 cepeda 27/09/16 16:56

    Veremos que opinan los húngaros... al fin y al cabo sigue siendo su país... El pueblo va a hablar... y habrá que escuchar lo que diga....

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre