Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Muros sin fronteras

EEUU vota más inseguridad


Publicada 18/04/2013 a las 09:08 Actualizada 19/04/2013 a las 00:50    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 1

EL AUTOR
Barack Obama pronuncia unas palabras junto a víctimas de violencia de armas.  EFE

Barack Obama pronuncia unas palabras junto a víctimas de violencia de armas. EFE



La imagen es brutal. Muestra la indefensión de lo cotidiano: corredores de maratón que alcanzan la línea de meta, público que observa desde detrás de una valla, que anima, aplaude, fotografía y filma a los suyos

En medio de la conmoción nacional por lo ocurrido, llega la insensibilidad política. Nadie sabe aún quién es el autor o autores del atentado, cuáles son los móviles, pero no parece demasiado inteligente que en estas circunstancias de duelo nacional, el Senado discuta y rechace una enmienda para incrementar el control de las armas. Aunque no existe necesariamente una causa-efecto entre lo ocurrido y la guerra de la Asociación Nacional del Rifle por mantener el negocio de las armas, son vasos comunicantes de un problema nacional.

Barack Obama se sumó anoche al grito de los familiares de muertos en matanzas, como esta mujer de Tucson, que vociferó su rabia a los senadores: “¡Vergüenza para vosotros!”. 



El terrorismo había dejado de ser una preocupación para los estadounidenses, doce años después del mayor atentado de la historia. Las enseñanzas de aquellos días que siguieron al 11 de septiembre de 2001 han permitido mejorar la protección. Los servicios de información (CIA y demás agencias), el FBI y la policía están mejor preparados para combatir el llamado terrorismo islámico: expertos en árabe, agentes infiltrados dentro y fuera de EEUU, mejor cooperación internacional.

Enfocados en el enemigo exterior, en Al Qaeda, que ha tratado de golpear varias veces desde entonces, EEUU ha olvidado al enemigo interior: la fanatización creciente de una parte de la sociedad que rechaza al Gobierno en cualquiera de sus formas. No es algo nuevo: en Oklahoma murieron 168 personas. No fue una excepción, un accidente; fue la muestra más brutal de ese odio.



El debate político está enrarecido. Una parte de la derecha norteamericana, que transita hacia un extremismo cuasi fascista, se ha adueñado del debate mediático. Algunos programas de la cadena Fox News y el locutor de radio Rush Limbaugh, que deja como un peligroso izquierdista a nuestro Jiménez Losantos, conducen ese odio palpable hacia personas concretas, como Barack Obama.

De ese clima creciente de antigobierno nació el Tea Party. No es una propuesta libertaria sino el rostro de un individualismo radical, egoísta, que se niega a pagar impuestos para un sistema público de Sanidad.

Las noticias desde Boston son aún confusas. Las autoridades norteamericanas no han caído en el error de señalar en una única dirección, aquel 'ha sido ETA' de la España del 11-M. Sostienen que todas las vías de investigación están abiertas y piden ayuda a la población. Afloran poco a poco los detalles, como las ollas expres cargadas de metralla casera, las imágenes de un sospechoso. Nadie descarta nada: enemigo interior, terrorismo islámico.

The Lede, uno de los mejores blog del The New York Times, actualiza la información casi a tiempo real.

El maratón de Boston estaba dedicado este año a las víctimas del ataque contra la escuela de Newtown, en Connecticut, en el que murieron 22 niños y seis profesores. Ese es el círculo, aunque sea solo emocional, que une la votación del Senado con el atentado.



Detrás de esa dedicatoria está la batalla política para prohibir al menos la venta de fusiles de asalto. En contra de toda legislación está la Asociación Nacional del Rifle, la derecha republicana, la Fox News, el locutor incendiario y muchos demócratas temerosos de perder el escaño. Ayer ganaron una batalla.

Joana Weiss se preguntaba desde las páginas del diario The Boston Globe cómo se deben contar los hechos a un niño de ocho años, su hijo, que se pregunta por otro de su edad fallecido en la explosión de Boston. Entre sus consejos destaca uno: decirle que mucha gente que está alrededor le protege. No se podrá decir lo mismo a un ciudadano adulto. Tiene senadores que rechazan aumentar el control sobre la venta de armas. Fin del debate, hasta la siguiente matanza.



1 Comentarios
  • 1 mainichiko 20/04/13 11:49

    Absolutamente a favor del control de armas fuera de EEUU. Absolutamente en contra del control de armas dentro de EEUU. Probablemente asistamos a una epidemia de balaceras ciudadanas. Las paranoias se pueden inducir y las matanzas orquestar -hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad- por razones de estado. El pueblo debe poder defenderse de las veleidades totalitarias del estado. Por cierto, ¿cuántas muertes se habrán evitao a lo largo de los años, cuando un psicópata violento, que no siente nada pero que no es tonto, o un simple amigo de lo ajeno haya pensao que se podía encontrar con un tiro de una Magnum 44 en los morros al entrar en casa ajena?

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre