Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Buzón de voz

La democracia al revés

Publicada 22/08/2013 a las 06:00 Actualizada 22/08/2013 a las 14:07    
EL AUTOR
Bradley E. Manning aún no tiene 26 años. Los cumplirá el próximo 17 de diciembre entre rejas porque acaba de ser condenado a 35 años de cárcel por un tribunal militar norteamericano. Se le considera culpable de la mayor filtración de documentos diplomáticos y militares secretos de la historia de Estados Unidos. Por su culpa (es decir gracias a Manning) el mundo entero tuvo acceso a las imágenes de una matanza causada por los disparos a quemarropa desde un helicóptero Apache contra un grupo de civiles (adultos, niños, periodistas...) en Bagdag; y también a centenares de miles de documentos que Manning filtró a WikiLeaks en relación con las intervenciones militares en Irak y Afganistán.

Abusando del angustioso tópico fusilado de García Márquez, esta es la crónica de una condena anunciada. Y lo peor es el triunfo de la resignación o el conformismo. Todos los observadores descontaban que Manning sería condenado, incluso más duramente. Es un militar (degradado), un 'soldadito' americano predestinado a regresar de Irak cargado de condecoraciones y de traumas. O muerto. Pero la información privilegiada a la que accedía como analista de inteligencia en Bagdag le llevó a cometer el 'error' de creer que su obligación era divulgar los crímenes que se estaban cometiendo y las mentiras que se estaban contando a los ciudadanos. Durante el juicio, Manning se ha humillado. No sólo ha pedido perdón por haber filtrado papeles secretos. No sólo ha asumido que su conducta "ha perjudicado a EEUU". No sólo ha declarado que le gustaría "poder volver atrás" y rectificar. Ha llegado a utilizar en su defensa problemas mentales y trastornos acerca de su condición sexual. Todo con tal de reducir la pena de ¡sesenta años de cárcel! solicitada por la fiscalía para que el caso Manning sirviera de "ejemplo disuasorio". Para que a ningún otro soldado se le pase por la cabeza desvelar información clasificada.

[Sobre su identidad sexual, Manning acaba de anunciar este jueves que a partir de ahora quiere "vivir como una mujer" y ser llamada Chelsea Manning].

La Unión por las Libertades Civiles ha denunciado la vergüenza que esta sentencia supone para la democracia en Estados Unidos: "Cuando a un soldado que ha compartido información con la prensa se le impone un castigo mayor que a quienes han torturado o asesinado a civiles es que algo funciona extremadamente mal en nuestro sistema de justicia". Así es. Algo está funcionando extremadamente mal en nuestros sistemas democráticos. 

El ruido y los efectos

Manning dijo creer que sus filtraciones generarían un debate público que podría cambiar la historia. Algunos de los grandes medios que accedieron en exclusiva a los cables de Wikileaks también lo creyeron o actuaron en su día como si lo creyeran. En lo que se refiere a España, los cables de WikiLeaks documentaban la genuflexión gubernamental, diplomática y hasta de algunos cargos judiciales ante las presiones de EEUU, en asuntos como el asesinato del periodista José Couso, el paso de aviones de la CIA hacia cárceles ilegales o la negociación para recibir a presos de Guantánamo. ¿Qué consecuencias políticas, judiciales o diplomáticas tuvo el escándalo? Cero.

Cuando Bradley Manning salga de prisión aún tendrán que pasar unos cuantos años hasta ver desclasificados muchos de los documentos declarados secretos (no desmentidos) por las autoridades nortemericanas y españolas. El máximo responsable de WikiLeaks, Julian Assange, sigue refugiado en la sede de la embajada ecuatoriana en Londres, reclamado por la justicia sueca (acusado de violación) y por el Gobierno de Washington como cómplice en las filtraciones masivas.

La condena del soldado Manning coincide además con la persecución del ex agente de la CIA Edward Snowden, que se esconde en Rusia tras haber entregado a la prensa datos secretos sobre operaciones de espionaje a la ciudadanía y a instituciones de todo tipo ordenadas por los Gobiernos de EEUU y el Reino Unido. Este mismo miércoles, diarios británicos han desvelado las presiones directas del primer ministro David Cameron al periódico The Guardian para que interrumpiera la publicación de documentos. El propio director de The Guardian, Alan Rusbridger, ha reconocido que se vio obligado a permitir que expertos de la inteligencia británica supervisaran la destrucción de ficheros con material confidencial entregados por Snowden al diario. Pocos días antes, la Policía había detenido (sin motivación alguna) al novio del periodista de The Guardian que en su día divulgó los datos que le enviaba Snowden. ¡En Londres, que no es La Habana! 

Van encadenándose elementos que conducen a una misma y alarmante conclusión: corre peligro el derecho a la información de los ciudadanos. Gobiernos que actúan contra periodistas y contra sus fuentes. Se hacen pajaritas con la libertad de expresión. La democracia al revés: Ponen medallas a quienes espían a los ciudadanos y encarcelan a quienes denuncian el espionaje

--------------------------------------------------------
(Artículo actualizado este jueves 22 de agosto a las 14,10 horas)


11 Comentarios
  • 11 Yolandag 27/08/13 00:00

     verdades por delante como las que publicais todos los dias  gracias por ello , estamos en el mundo al reves , la  libertad no existe y la democracia tampoco  aquel que se atreve a denunciar realidades que no interesan a los poderosos vemos tristemente donde acaban  sin informacion no hay libertad y los informadores actuales salvando a muy pocos estan alservicio de poder y asi nos va y les va  aestos informadores de la verdad 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 10 J.urrutia 26/08/13 10:22

    la fantasía de que vivíamos en sistemas democráticos se esta muriendo de inanición; simplemente hay poder económico moviendo los hilos y ciudadanos obedientes que miramos a otro lado mientras no falte el fútbol y un par de polvos rapiditos en el mes; esto son las democracias occidentales hoy en día; no importa que sean sajonas o mediterraneas

    Responder

    Denunciar comentario

  • 9 Eva 23/08/13 23:29

    Espeluznante

    Responder

    Denunciar comentario

  • 8 Maria garcia 23/08/13 12:07

    En el Mundo militarizado en que vivimos, Manning era un Militar. No periodista. Su defensa debía haber tenido en cuenta que pudo haber huido a Rusia. Digo yo..

    Responder

    Denunciar comentario

  • 7 Jhal 23/08/13 03:08

    Mafiacracia.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 6 pepelu 22/08/13 19:21

    Sr. Jesús Marañas, acabo de estrenar la inscripción en “Info-libre”, (desde este mes), y cada día lo leo con auténtica satisfacción. Quiero testimoniarle mi admiración y mi respeto por sus incesantes comentarios, tanto al leerlos como escucharlos en el programa de La Sexta “Al Rojo Vivo”. Y quiero manifestarle que me asombra su perplejidad del grado de la democracia en EEUU, en el artículo “La democracia al revés”, y no le escandaliza la altura de la democracia en este país? La democracia que está instaurando este gobierno, coincide mas a mi modo de ver con el hampa, cohecho, corrupción a todos los niveles, degradación los derechos de los ciudadanos, etc. etc. y todo ello con una impunidad aplastante. Se persigue a los débiles que protestan con razón y se les llena de privilegios a los ladrones de guante blanco para conseguir sus buenos sobornos. Lo siento Sr. Marañas, pero es lo que siento. Y lo peor es que si alguien es honrado,..... Le llaman gilipollas. Pepelu

    Responder

    Denunciar comentario

  • 5 EML73 22/08/13 12:02

    Magnifico articulo. Aunque he decir que cada vez estoy más convencido de que estamos dentro de una guerra mundial por el poder, sin armas, sin tantas bajas, pero con las mismas características, espionaje, eliminación del contrario, lucha por los recursos petrolíficos, etc, etc.... Espero que surgan más voces como la de este medio que no dejen que nos tapen los ojos, y luchemos contra la injusticia. Gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 baldos 22/08/13 11:14

    Como decía el genial Mari Moreno "Cantinflas", en unas de sus películas, no es lo mismo que Mariano Rajoy a llegado a la Democracia, QUE DEMOSGRACIAS, a que se marcho Mariano. Y articulo Jesús como todos los tuyos a igual que el de todos los periodista de infoLibre inmejorable.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 Angustias 22/08/13 10:59

    es algo que vengo notando de forma ALARMANTE nadie habla elecciones alemanas y un largo etc..y las tv internacionales de pena.Bravo por vosotros

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 Pintaius 22/08/13 09:37

    Oye, Jesús, ¿es que acaso te crees que vivimos en una democracia?

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 Lelene 22/08/13 09:23

    Muy bueno y valiente articulo  Sr Maraña.   Malos tiempos para la democracia. 

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre