Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



EL VÍDEO DE LA SEMANA

Qué grata sorpresa


Publicada 12/10/2013 a las 13:18 Actualizada 12/10/2013 a las 14:08    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 1

La sorpresa

El vídeo ha recibido más de dos millones de visitas. Jorge y Esther viven desde hace dos años en México. Decidieron grabar su vuelta a casa. De incógnito, sus madres recibieron la visita. La emoción caló en Internet y el vídeo arrasa. No se esperaban tanta repercusión. Aseguran que "sería un lujo volver" pero con un trabajo digno que de momento no se ha presentado en España. Ahora regresan a México y antes mandan un aviso a los políticos "escuchen a los ciudadanos". Creen que "se están cargando a las generaciones venideras", afirman.

El vídeo ha recibido hasta el momento más de dos millones y medio de visitas. Sus autores, dos chicos valencianos que viven desde hace dos años en Méjico, lo dedican a “todos los que están lejos”; es un relato de poco más de cinco minutos que aquí vemos resumido, tan realista y emotivo, tan brutalmente conmovedor que al menos a mí me resulta imposible no emocionarme, no enamorarme, no indignarme.

Ese final, esas lágrimas amargas dedicadas “a vosotros, que nos negáis el futuro”, es un guantazo de seda en nuestra conciencia y un toque al alma por si en ella aún tenemos guardada alguna capacidad de movilizarnos contra la vergüenza cotidiana.

Hoy podía haber escrito sobre la más que inquietante semana de un gobierno cuya vicepresidenta y cuyo ministro de Hacienda dicen barbaridades que inmediatamente tienen que ser corregidas por el propio gobierno; podría haber comentado la sonora protesta de las mujeres de Femen en el Congreso, con su toque de singular exposición, que un juez no consideró desajustada a nuestro tiempo –si, parece, algunos diputados- y a la que acaso sólo pudiera reprocharse la elección de las palabras: mejor que “aborto es sagrado” habría sido algo así como “aborto es un derecho”; incluso podría haberme extendido con alguna consideración no técnica sobre la pertinaz sequía de ideas del Fondo Monetario Internacional que sigue aferrado a la receta de apretar más a quien ya no tiene de donde sacar energía alguna; o hasta las difícilmente aceptables exaltaciones frente a la jueza sevillana por mucho que se pueda pensar que anda de caza.

Pero me quedo con la emoción porque se me antoja lo más cercano y lo más "verdad". El viaje de ida y vuelta de estos chicos, la sorpresa imposible de fingir ni de ocultar de esas familias que no esperaban verles, el trayazo a la conciencia de quien quiera ejercerla ante el imparable éxodo de posibilidades y presente que encarnan miles de españoles en este tiempo. Cerca de dos millones de compatriotas viven y trabajan fuera; alrededor de medio millón de ellos han salido en el último lustro, casi todos jóvenes cualificados con destino a América Latina, como nuestros dos valencianos de esta impagable "Sorpresa".

Hoy brindo por ellos, por la sencillez y eficacia de su mensaje, por recordarnos que la crítica feroz puede venir de la mano de la franca sonrisa y la emoción compartida, por hacernos partícipes de su pequeña gran historia que es la de todos los que vivimos o empatizamos con este doloroso exilio contemporáneo, y por dejarnos, además, ese grato regusto de que esta generación no está tan perdida, que aunque se le nieguen oportunidades, las reclama con determinación, ingenio y la seguridad de que hacen lo correcto.

Claro, que no tengo demasiadas esperanzas de que sean sensibles a este presente quienes tienen que decidir, pero confunden el culo con las témporas: quienes no ven bajadas de salarios donde no hay otra cosa desde hace años, quienes siguen reclamando esas bajadas como solución, o quien sugiere que medio millón de parados a los que se les ha arrebatado un derecho, en su mayoría por cuestiones burocráticas, son poco menos que golfos apandadores.
Relacionados


1 Comentarios
  • 1 Maripili 18/10/13 08:50

    Sensibilidad, coherencia, eficacia, ecomia, eficiencia, valores éticos, ideología, justicia, democracia, son conceptos que no práctica este gobierno, ha llegado con un programa, hace todo lo contrario y no hay ningún tribunal que los  castigue. Esto es inconcebible nadie puede jugar un partido de fútbol p.e. Si uno de los equipos sale al terreno de juego montados a caballo, con perros en la defensa y zorros en la portería, automáticamente sería partido nulo. No comprendo como seguimos viendo esta injusticia y nadie declare nulo de pleno derecho al gobierno.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre