Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Detrás de la tramoya

Leopoldo y Lilian

Publicada 20/02/2014 a las 00:52 Actualizada 20/02/2014 a las 01:02    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 12

El mensaje de la familia del opositor venezolano Leopoldo López.

El mensaje de la familia del opositor venezolano Leopoldo López.

En la casa de Leopoldo y Lilian, en ese oasis de Caracas que se llama Chacao, correteaba su hija Manuela cuando yo me reunía con ellos, hará ahora unos tres años. La niña debía tener dos o así. Luego llegó un niño al que yo no he conocido. La casa de Leopoldo era un trasiego constante de gente joven: activistas universitarios casi todos, algunos de ellos exalumnos de carrera y postgrado en las universidades españolas. De vez en cuando aparecía Lilian, antes de llevarse al bebé a la cama, o después de un paseo por el parque. Todos aquellos jóvenes y algunas personas de más edad, trabajaban entonces para convertir Voluntad Popular, el movimiento naranja de fuerte extracción universitaria, en un nuevo partido político.

La victoria de Leopoldo López en unas hipotéticas elecciones habría sido casi segura de no ser porque años atrás, consciente de la fuerza enorme del joven activista, el chavismo ordenó su inhabilitación. Por esa triste circunstancia, mientras Voluntad Popular se organizaba con elecciones primarias por todo el país para elegir a sus cuadros como nuevo partido, Leopoldo tenía que defender su causa ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, ante la que él había pedido protección. La Corte emitió sentencia favorable a Leopoldo y ordenó a Chávez que restituyese los derechos políticos a López. Sus sentencias son vinculantes para los países acogidos al sistema de la Organización de Estados Americanos, pero, como todo el mundo preveía, Chávez hizo caso omiso, suponemos que atribuyendo el revés de la sentencia a la mano del fascismo, del imperialismo gringo o de oscuras conspiraciones antirrevolucionarias.

Ayudamos a Voluntad Popular a construir su narrativa política, cosa bastante fácil porque sus principios eran nítidos: democracia, progreso, movimiento popular. Recomendamos a Leopoldo que junto al perfil fuerte y vertiginoso del activista que corre, moviliza y arenga a sus seguidores, fuera construyendo su perfil de estadista: economista preparado, más tranquilo, reflexivo y presidencial. Difícil parte: se imponía siempre la prisa del ahora y el carácter expansivo del joven líder. Ayudamos a López en su campaña de primarias. La losa de la inhabilitación le obligó finalmente a renunciar y a apoyar a Henrique Capriles, con quien hizo campaña y a quien une un respeto y una sintonía tan fuerte como la rivalidad en la cancha electoral. Chávez logró algo realmente difícil: que los políticos de la oposición venezolana se comporten como los cocineros españoles, que compiten por las estrellas y los laureles, pero se respetan. No hay nada que una más en política que un enemigo común.

Acercamos a Leopoldo al entorno del PSOE. Junto al Center For American Progress de Obama entonces dirigido por John Podesta, le invitaron a Nueva York. Allí compartimos conversación con Felipe González, con Carme Chacón, con Bill Clinton, con Jesús Caldera y con Tony Blair. El PSOE de Rubalcaba siempre vio a Leopoldo, sin embargo, con reservas. En una muestra más de la parálisis conservadora de sus últimos años, no confiaba en el compromiso progresista de Leopoldo López, aunque lo hubiera declarado en las reuniones de la Internacional Socialista como invitado en alguna ocasión. A pesar de que las juventudes de Voluntad Popular se llamaron en algún momento Juventudes Progresistas; aunque el programa de Voluntad Popular sea homologable al de cualquier partido socialdemócrata latinoamericano; aunque a los cuatro vientos griten sus dirigentes que Voluntad Popular es un partido progresista, solidario, pacífico y tolerante, los políticos venezolanos, y Leopoldo en particular, tienen esa otra losa: el chavismo, como cualquier otro populismo, logra situarlos mucho más a la derecha de lo que realmente están.

El mismo López y sus compañeros de lucha reconocen que Chávez devolvió la dignidad a millones de venezolanos

Algunos respetables colegas europeos de izquierdas siguen defendiendo las virtudes del chavismo. En algún momento podían tener razones para ello. El mismo López y sus compañeros de lucha reconocen que Chávez devolvió la dignidad a millones de venezolanos que de pronto eran protagonistas de su propia historia. Que llevó médicos y maestros a la gente pobre del interior. Que sufrió un golpe de Estado… Pero eso no debería cegarles. Chávez y hoy el sucesor que alucina con él viéndolo en forma de pajarito, han cercenado libertades, han arremetido contra la oposición, han atemorizado a sus adversarios a través de todos esos grupúsculos armados de defensa de la revolución, han extendido un sistema económico ineficaz que impide que los productos lleguen a las tiendas, que las empresas inviertan y que la especulación se extienda. Basta con pasar un rato en Caracas para verlo y sufrirlo. Y basta llegar al aeropuerto para saber que la inseguridad se ha adueñado del país, y que la impunidad es total. Según denuncian cada día López, la oposición y decenas de observadores internacionales, prácticamente todos los delitos quedan impunes en ese país, hoy uno de los más inseguros del mundo.

Es cierto que allí hay elecciones, que Chávez las ganó una y otra vez, y que Maduro también ganó, aunque por un margen tan estrecho que permite a sus opositores cuestionar la validez del resultado. Pero siendo cierta la victoria, también lo es la enorme desigualdad en la competición. Allí, con cualquier excusa más o menos pintoresca, como salvaguardar el país de los fascistas o garantizar los avances de la revolución, te intervienen el teléfono y te ponen una conversación privada en la tele. Allí te espían, te persiguen y te amenazan. Allí persiguen a periodistas díscolos por ser enemigos subversivos de la revolución. Si un canal de televisión no se puede cerrar, se compra. Y si un político como Leopoldo resulta demasiado atractivo para las masas, se le inhabilita. Allí “encadenan” las intervenciones del presidente de la República: de manera que, cuando el personal está viendo la telenovela, si al presidente se le ocurre, y se le ocurre a menudo, de pronto te interrumpen con un discurso suyo de obligada emisión. Allí en la educación se ensalzan los éxitos de la revolución y el hermoso horizonte colectivo que promete. Allí en los medios, públicos y privados, se emite propaganda constantemente.

En ese maniqueo universal del populismo, quien diga que no a eso es un enemigo de la patria, un fascista, un vendido al capital o los Estados Unidos, un traidor, un corrupto… Y si el sistema es tan lamentable que lo único que procura ya es inestabilidad, más pobreza, descontento social, inseguridad y algaradas, se le echa la culpa de ello a los de siempre: los gringos, los medios fascistas y las odiosas empresas capitalistas. Si mueren cuatro personas en las calles como resultado de la acción de esos grupos armados que Chávez y Maduro promovieron para la defensa de la revolución en las calles, se le echa la culpa al sedicioso Leopoldo y se ordena su búsqueda y captura. Aunque nadie sea capaz de ver ni una sola frase de Leopoldo llamando a la violencia y sí muchas llamando a la movilización pacífica. Y si Leopoldo se entrega rodeado de decenas de miles de personas vestidas de blanco, entonces en su penúltimo gesto ridículo, Maduro lo hace llevar a la cárcel por el propio presidente de la Asamblea Nacional, y se felicita por el comportamiento ejemplar del país. Menudo pajarraco el tal Maduro. Oigan: "Para que ustedes vean lo que hace una revolución para garantizar la paz, terminamos cuidando la vida de Leopoldo López… Nosotros terminamos cuidando su vida y sé que sus padres saben que salvamos la vida del hijo". No se pierdan lo último: en estos momentos Maduro vende la historia de que, en realidad, ha salvado a Leopoldo de un intento de asesinato por parte de la ultraderecha de Miami. La televisión, la radio y la prensa no paran ahora de contar esa historia dándole todo el aspecto de respetabilidad. Aún en Venezuela habrá unos cuantos millones que lo creerán.

No puedo imaginar el dolor de Lilian y de esos dos pequeños niños por la ausencia de Leopoldo, encerrado según parece en una prisión militar. Pero no tengo duda alguna de que ese líder que conocí hace tres años y que hoy tengo por amigo, probablemente el político con más fuerza que he conocido, no se rendirá jamás, y no parará nunca por voluntad propia. Son pocas las veces que aparecen personas así, pero Leopoldo es una de ellas. ¡Fuerza, Lilian!


10 Comentarios
  • 12 Artero 25/02/14 02:47

    Aunque he apoyado al movimiento Chavista, por los logros conseguidos,en llegando un momento, comencé a tener objeciones que hacerle.Desde luego, con Maduro mucho mas.El que haya sido un movimiento decisivo para la mejora de la sociedad venezolana, no de derecho a callar a la oposición, de una y mil maneras.El que niegue esto último, está encubriendo la realidad,realidad que desde hace algunos años, es bastante preocupante para el país.De todas formas, habría que preguntarse; ¿toda la oposición está en conexión con los norteamericanos y con su agencia de inteligencia; la CIA ,nadie está libre de este pecado?

    Responder

    Denunciar comentario

  • 11 Manuel de la Fuente 23/02/14 19:15

    Este artículo busca confundir porque: 1. Leopoldo López no es un candidato "de izquierdas", como quiere hacernos ver. Ni tampoco progresista. 2. Arroyo demuestra inteligencia reconociendo las victorias democráticas de Chávez y Maduro y poniendo el foco "en el sistema". Pero su candidato no lo hace, y menos sus seguidores (clase media-alta y universitarios de clase alta radicalizados). 3. Igualmente demuestra inteligencia condenando el golpe de 2002 o, al menos, reconociendo que existió. Su candidato, mientras tanto: https://www.youtube.com/watch?v=SVlDco4DAto 4. En situaciones como la actual, cuando las cosas se tensan, cuando hay una campaña orquestada que se identifica a la legua, tengo muy claro de qué lado posicionarme: del de los pobres y del de los humildes cuya vida volverá atrás 20 años si mañana la derecha (Leopoldo) toca el poder en Venezuela. Porque así fue mientras gobernaron desde los años 50 (5 décadas) en el 4º país productor de petróleo del mundo.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 10 Juan Villar 22/02/14 12:40

    Dejaría la polémica con el autor del artículo si no fuera porque me siento partícipe de INFOLIBRE. He asistido a las charlas de presentación, soy subscriptor y necesitamos periodistas que nos cuenten la verdad y no milongas “neutrales” que acaban potenciando a los “perseguidos” hasta que ocupan el poder gracias al amigo americano. Después viene la persecución sistemática de los “comunistas”, los desaparecidos y un pueblo lleno de miedo y terror que tarda una generación en reaccionar de nuevo (España, Chile, Argentina y eso por no hablar de Irak, Libia, Egipto, etc.) López estuvo implicado en el golpe de estado de 2002 y en diciembre de 2007 Leopoldo López fue beneficiado por la amnistía otorgada por el presidente Chávez. López ha apostado siempre por la acción violenta contra la Revolución bolivariana. Ahora en esta “guarimba” y como alcalde del municipio acomodado de Chacao, acciones de violencia urbana que causaron entonces varios muertos Es más que probable su vinculacion con la CIA

    Responder

    Denunciar comentario

  • 9 Juan Villar 21/02/14 22:39

    Otro artículo para que Lilyan no este triste y mafalda, que no la del gran Quino, se entere y nos enteremos todos. ¡Maduro adelante! Una dictadura con 18 elecciones ganadas en 15 años. ¿Juventud rebelde? http://blogs.publico.es/otrasmiradas/1840/quienes-son-los-jovenes-venezolanos/

    Responder

    Denunciar comentario

  • 8 mafalda 21/02/14 19:36

    el articulo me parece muy respetable. Maduro es un fantoche ridículo y populista que da grima. ¿ de verdad pensáis que ese tipejo al que se le aparece la virgen tiene algo que ver con la izquierda?

    Responder

    Denunciar comentario

  • 7 Juan Villar 21/02/14 18:47

    Leopoldo López, Henrique Capriles, Pedro Carmona, son muchos los que se van sucediendo tratando de frenar lo incuestionable el avance popular y la dignificación de sus derechos. En España no estarías en una prisión militar esperando juicio sino quizás desaparecido

    Responder

    Denunciar comentario

  • 6 francoviles 21/02/14 08:50

    ¿Qué tienen en común el General norteamericano David Petraeus, el ex director de la CIA que recientemente renunció, y Leopoldo López Mendoza, jefe de las hordas fascistas que pretenden acabar con la obra de Chávez ?. Ambos están vinculados a la Kennedy School of Government, de la Universidad de Harvard, un conocido criadero de oficiales de la Agencia Central de Inteligencia. Muchos elementos en la vida de López, además de su actual actividad de provocador golpista, lo vinculan a los órganos de inteligencia estadounidense. Hijo de una familia que siempre prosperó en las más altas esferas de la fauna política derechista, se identificó desde joven a Estados Unidos y a las élites del universo imperial. Típico hijo de papá - de los que crecen sobreprotegidos detrás de los muros de mansiones opulentas en los barrios más exclusivos de Caracas – López fue enviado por su familia, ya con 18 años, donde los privilegiados del sur envían a sus herederos a comprarse un futuro. A EEUU.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 5 Ecocharly 21/02/14 08:31

    Esto... ¿este fulano López no es el que junto a su amigo Capriles asaltaron la embajada de Cuba cuando el golpe de Carmona?. ¿Puede usted contestarme señor Arroyo ya que es ta íntimo de este tipo?. Y, otra cosita ¿a usted le extrañaría que la ultraderecha de Miami lo asesinara para sacr réditos?. Por favor, acuérdese del golfo de Tonkin y de la voladura del Maine, si es que tiene dudas

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 hipstervisto 20/02/14 20:52

    La Razón o ElPaís...tela de artículo.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 pontiaco 20/02/14 12:57

    Gracias por este artículo! Es importante hacerle ver a la gente de la izquierda aquí en España que hoy en día Venezuela esta en manos de una dictadura. Que los antiguos partidos AD (SocialDemocratas) y Copei (SocialCristianos) eran profundamente corruptos es una verdad sin paliativos. Pero que el chavismo se fue radicalizando hacia la dictadura es también obvio. Si hay gente de izquierdas que no lo entiende es que se deja llevar por gente como Monedero. Hay que despertar! Las cosas no son blanco o negro, hay que madurar y entender que por muy buenas intenciones que tuviese el chavismo, hoy en día ese movimiento es corrupto hasta la médula. Nací en Venezuela (de padres españoles) y por ello puedo entender mas fácilmente las dinámicas que ocurren en un país que ya en democracia desde 1958 estaba institucionalmente tocado por la corrupción a todo nivel. Y la principal carencia institucional de Venezuela fue la justicia. Algo parecido puede estar pasando en España.

    Responder

    Denunciar comentario



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre