Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Muros sin Fronteras

Sudán del Sur, la catástrofe más joven

Publicada 23/04/2014 a las 06:00 Actualizada 22/04/2014 a las 21:28    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 5

El país más joven del mundo, Sudán del Sur, ha perdido la alegría. En Juba hay tensión, miedo y polvo. Las noticias de matanzas se suceden. Lo que parecía un sueño de libertad se desliza peligrosamente hacia un conflicto étnico, una guerra de consecuencias catastróficas. Los dos bandos, los dinka y los nuer, ambos pastores, cristianos y nilóticos, se hacen la guerra desde hace cuatro meses matándose civiles uno a otro. La esperanza del país nuevo ha saltado por los aires. El odio ha reemplazado a la ilusión. En Juba, la capital, se respira tensión.

Aún no es Ruanda, cuyo genocidio cumple 20 años esta primavera entre frases rimbombantes de líderes incapaces y sin memoria de sus responsabilidades. Tampoco es Somalia ni la región de Darfur o la República Centroafricana, pero el clima de tragedia es el mismo.

Las matanzas de civiles, como la de Bentiu, al norte (ver el vídeo que encabeza este texto), contienen un mensaje claro: si no hay una acción decidida y rápida de la comunidad internacional, Sudán del Sur entrará en el olimpo de los genocidios, de las hambrunas o de ambas, como la República Democrática de Congo.

Oficinas de Cinfa

Según la ONU, siete millones de personas están en riesgo potencial, es más de la mitad de un país de 12 millones de habitantes. Estamos al inicio de la temporada de lluvias. La guerra desplaza a los agricultores e impide una siembra que será esencial en agosto, septiembre y octubre. Si no hay cosecha, habrá muertes por hambre.
 

Naciones Unidas tiene una misión en Sur Sudán llamada UNMIS. Es una misión imposible, como tantas. Vino para consolidar la independencia, pero desde el 15 de diciembre el país se encuentra en los albores de una guerra civil. El escenario ha cambiado, pero los medios siguen siendo los mismos. ¿Cómo puede haber más medios para Sudán del Sur si no los hay para Siria y otras catástrofes más evidentes y mediáticas?

El país inventado y apadrinado por las iglesias cristianas estadounidenses y por Hollywood ha caído en el olvido. Ahora, cuando más lo necesitan, Sudán del Sur es un país africano invisible más, un conflicto de segunda división.

La ONU no es solo su personal desplegado sin medios para llevar a cabo misiones casi imposibles, la ONU son los cinco países con derecho a veto que se sientan en el Consejo de Seguridad. Ellos son el Gobierno de la moralidad y los principales exportadores de armas.

El ataque de la semana pasada contra el campo de desplazados de Bor, protegido en teoría por los cascos azules, causó la muerte a 49 nuer. El motivo de esa acción llevada a cabo por jóvenes dinka fue la celebración de los desplazados por la toma de Bentiu por la guerrilla nuer. Los dinka de Bor lo consideraron una afrenta intolerable.

El lunes se supo gracias a UNMIS que en la caída de Bentiu, que era un enclave dinka, había ocurrido una gran matanza: esta vez los dinka pusieron los muertos y los nuer los asesinos. Ahora todos temen la represalia dinka. El jefe de UNMIS, el británico Toby Lancer, recién llegado de Bentiu, dijo que era lo peor que había visto en su vida. Lancer es un hombre con experiencia: ha estado en Timor Leste, Darfur, Angola y República Centroafricana, entre otros.

Las guerras entre dinkas y nuer no son nuevas. Hubo otra en 1991 que duró tres años y tuvo un final apresurado, una paz teatral que dejó fuera los asuntos importantes. Un hombre que regresaba de Malakal, la tercera ciudad del país, en la que también ha habido matanzas, declaró a un representante humanitario: “Estos meses de guerra civil han causado más destrucción que tres décadas de guerra entre el Sur y el Norte musulmán”.

El actual estallido de violencia surge en diciembre debido a la rivalidad de los líderes: el dinka Salva Kiir y el nuer Riek Machar. Todo parecía 'atado y bien atado'. El primero era el presidente y el segundo el vicepresidente. Ambos eran los delfines del gran líder de la guerra por la liberación del Sur, John Garang, muerto el 30 de julio de 2005 en un extraño accidente de helicóptero tras firmar la paz con Jartum. Garang no era independentista, quería ser presidente de un Sudán unido. Un millón de personas le vitoreó en la capital tras el acuerdo de paz. Esa popularidad puso en guardia al Gobierno de Jartum. Veinte días después murió al estrellarse su helicóptero. Nadie cree que fuera casual.

El anuncio del nuer Machar de que pretendía presentarse a las elecciones en Sudán del Sur provocó la ira del presidente Kiir, quien lo destituyó acusándolo de un golpe de Estado cuando quien lo ha dado en realidad ha sido él. Kiir gobierna ahora de manera no democrática. Hay persecución de periodistas críticos y de los reporteros extranjeros. Hasta la familla de Garang, irónicamente en el exilio, apoya a Machar. La primera batalla entre ambos se libró en Juba, con cientos de muertos, la mayoría nuer.

Roto el diálogo, ambos han vuelto al origen, a las armas. Son dos señores de la guerra que están destruyendo un sueño. Un país con petróleo, del tamaño de Francia y solo 12 millones de habitantes, tenía todo a favor. Solo una nueva élite puede salvarlo.

Antes de las soluciones políticas a largo plazo, están las urgencias a corto: salvar a millones de personas de la barbarie de la guerra y del hambre. ¿Esperaremos a otro genocidio para decir que nos equivocamos? La respuesta vuelve a estar de nuestro lado.


5 Comentarios
  • 5 alpitran 29/04/14 07:07

    Sudan estaba en la lista de los siete países a desestabilizar, dominar, por la Admistración Bush, Libia, Sudan, Afganistan, Irak, Yemen,Siria y ya solo queda Iran, todos ellos con Bancos Centrales Independientes, aparte de sus riquezas energéticas.Cualquier justificación vale para destrozarlos. Todos los caminos llevan a Roma (Dictadura de los Mercados o como se les quiera llamar). A desenmascararlos.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 talía 25/04/14 09:42

    Sólo hay que preguntarse de ¿ A quiénes les interesa la guerra? la repuesta está en el mismo artículo. No sé como se las apañan que siempre salen a relucir, en cualquier conflicto del planeta sea traficando con armas o con almas, que para eso son las guerras para matar, derrocar o dominar gobiernos y que los mismos les den el dominio sobre las riquezas de cualquier país. Los representantes del capital mundial  se globalizan y nosotros,  los que les damos beneficio con nuestro trabajo, nos compartimentamos cada vez más, mientras no abramos los ojos...., y me parece que eso va para largo.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 Africa61 24/04/14 12:49

    Siempre he sentido que todos eramos uno, y que lo que ocurría en una punta del mundo acababa repercutiendo en el nuestro; ya hace demasiado tiempo que nos hemos acostumbrado a la inopia: quizás sea el momento de cambiar...

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 jua carrera 23/04/14 13:51

    tú ya lo has dicho al principio de tu  didáctico artículo, los cinco países que integran el consejo de seguridad de la ONU con derecho a veto, son los grandes exportadores de armas... qué podemos esperar? Lo fabricantes, los intermediarios, los gobernantes, los banqueros, los... se deben estar forrando de nuevo en un conflicto del que muy pero que muy pocos habitantes de este pobre planeta han oído hablar.  quién dijo aquello de paren el mundo que me quiero bajar? pues eso

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 Maria garcia 23/04/14 09:52

    ACNUR sirve para calmar conciencias. Cualquier vegano ecologista no lo necesita...Que cada uno se salve su alma..

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
  • Jesús Maraña Jesús Maraña

    Manos sucias y ánimo de lucro

    Que una "organización criminal" como la formada por dirigentes de Ausbanc y Manos Limpias haya podido funcionar durante décadas sólo se explica por la colaboración de grandes bancos y por las lagunas de órganos de control, fiscalías y medios de comunicación.
  • Ramón Lobo Ramón Lobo

    Más grave una teta que un rifle

    La América profunda, la real, la que elige presidentes, ve a Manhattan como el centro de la depravación y el pecado. No por ser la sede de Wall Street, sino por el sexo.
  • América Valenzuela América Valenzuela

    La geoingeniería, en punto muerto

    En el año 2012 Europa estuvo a punto de llevar a cabo un experimento para enfriar la tierra mediante nubes artificiales. La controversia que despertó consiguió que lo cancelaran.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre