Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Desde la tramoya

No hacer ruido

 

Publicada 04/07/2014 a las 06:00 Actualizada 04/07/2014 a las 15:16    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 8

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante el pleno del Congreso que aprobará la ley orgánica por la que se hace efectiva la abdicación del rey.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

EFE
En el imaginario español, para disfrutar de la noche y la fiesta, la transgresión y el hedonismo, te vas con los de izquierdas. Y si quieres el rigor sigiloso de un quirófano a pleno rendimiento, mejor la derecha. Un antropólogo podría explicarnos por qué “derecho” tiene como sinónimos o casi-sinónimos “justo”, “correcto”, o “recto”. Alguien experimentado es alguien “diestro”. En inglés “right” es todo eso también. Por el contrario la izquierda remite a lo distinto, a la transgresión. “Left” es izquierda pero también “lo que queda”, el resto, por llamarlo así. La excepción es que te levantes “con el pie izquierdo”, o “golpear con la zurda”, porque lo normal es la diestra, que es la que sabe.

Por supuesto, el mundo no avanza de la mano de los conservadores. Por definición ellos prefieren las cosas como manda la “recta” tradición y el “derecho”. Si hubiera sido por los conservadores solo, aún trabajarían los niños, el despido sería libre y gratuito y las mujeres no votarían. No quiero decir que bajo el gobierno único de los progresistas el mundo habría sido la Utopía de Tomás Moro, pero esa es otra cuestión.

Con mucha frecuencia los conservadores saben comportarse como buenos “cirujanos” de la política, fríos y calculadores, que creen que las cosas “son como son”, que la gestión pública consiste sin más en aplicar “sentido común”, que la ideología es una memez trasnochada para la gente ingenua de izquierdas. Por eso los partidos de la derecha suelen resultar tan aparentemente eficaces en la gestión de la economía, como antipáticos y arrogantes en la gestión de los asuntos morales y sociales. En España, al Partido Popular esa verdad le quedó grabada a fuego entre 2000 y 2004 cuando, a pesar de que la economía iba como un tiro gracias a la burbuja, la gente tomó las calles para protestar contra el antipático José María Aznar y los pizpiretos Eduardo Zaplana, Ángel Acebes y Rodrigo Rato. Al PP de entonces, sin ninguna duda, le perdió la arrogancia.

Como el Rajoy de entonces era el chico para todo, que podía ser ministro de casi cualquier cosa sin dar la nota ni para mal ni para bien, pasaba más desapercibido que sus más conspicuos compañeros Rato y Mayor Oreja. Quiere esto decir que el bueno de Mariano Rajoy se acostumbró a guardar silencio, a esperar, a no hacer ruido. Y aprendió que en cuestiones morales mejor no provocar a la gente para que no salga a la calle a protestar, no vaya a ser que te jodan la paz social en la que tan cómodamente vive un Gobierno cuyo programa principal es ir reduciendo con sigilo los derechos y libertades del Estado del bienestar, que para él no son más que “mamandurrias”.

Yo creo que por eso el PP ha preferido dejar que hicieran algo más ruido del autorizado los gays en sus días de Orgullo que hacer él demasiado ruido con la polémica. Me imagino a Rajoy diciendo a Cifuentes y Botella que no le montaran lío: “Habrá que taparse la nariz y los ojos ante tamaña exhibición de orgullo”, pensarán nuestras rectas autoridades. A fin de cuentas, dirán para sí, “¿qué más da, si lo que importa es que luzca con toda su fuerza el dato mensual de empleo y que la gente se vaya relajando?”. Es probable que también le haya pedido a Gallardón que baje unos cuantos decibelios la tensión con lo de la interrupción del embarazo. “¿Qué ganas tienes de ir al tinglado ese que ha montado el Opus en el Congreso de los Diputados, Alberto? Sin ruido, carajo, sin ruido. Aznar ya lo dejó escrito con sus torpezas: con esta mayoría absoluta tan hermosa que tenemos, ¿qué necesidad hay de dar la nota?”


8 Comentarios
  • 8 hartodjetas 06/07/14 00:01

    Rajoy, en la realidad, más que presidir un Gobierno, lo que preside es el crimen organizado desde el PP, un partido político mafioso y criminal cuya única obsesión es reventar el sistema de libertades y arrasar con un sistema social, extorsionando la hacienda pública en beneficio de los asesinos económicos que se han propuesto asfixiarnos, en el menor tiempo posible, para beneficio de los gerifaltes del IBEX, los empresarios esclavistas y los banqueros criminales. Terrorismo de Estado, puro y duro, con la salvaguarda de los doberman torturadores al mando del catolicismo exterminador en manos del OPUSDIABOLI.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 7 El Teto 05/07/14 09:03

    Patriota. Viñeta: http://eltetoytu.blogspot.com.es/

    Responder

    Denunciar comentario

  • 6 baldos 05/07/14 07:13

    Por su quietud y parquedad en palabras, que contrastan con la vehemencia, que empleaba en el hemiciclo, contra Zapatero, aplica el dicho árabe, siéntate en la puerta de tu casa y verás el cadáver de tu enemigo pasar, a Rajoy le viene grande el cargo y como buen gallego, esta siempre de perfil, que los imbéciles de los españoles, aguanten, decretos laborales que hunden por lo que ya bastante mayores, hemos luchado, toda nuestra vida, sueldos de miseria, con las rebajas o nuevos ajustes, para beneficio de la patronal, nuevos empleos aún más precarios y de más miseria, para maquillar las cifras del paro y sus apariciones por plasma, o con los medios afines y el pueblo aguantando, no se hasta donde y cuando, ya que los pensionistas tenemos que mantener, de nuestras más o menos exiguas pensiones, a nuestros hijos que han vuelto a casa y no Navidad, sino por la ineptitud, de este desgobierno, incapaz de crear puestos de trabajo.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 5 baldos 05/07/14 06:45

    Escribe aquí tu comentario (máx. 1000 caracteres)

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 Artero 05/07/14 03:21

    Rajoy aún y ahora que es presidente, no se distingue por su locuacidad, si no mas bien por lo contrario. Solo alza la voz cuando es imprescindible y necesario, si no prefiere estar callado, que bastante le obligan a hablar en el congreso. En su fuero mas íntimo, desearía que la Espe,  tuviera la lengua mas corta

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 jesusito 05/07/14 00:06

    Yo creo que este pájaro y los de las cuatro provincias como los datos lo corroboran son tan corruptos que dicen, mejor callados y a cubierto no vayan a preguntarnos por lo nuestro. Si hasta la de fomento que es de la zona tiene una cara de bruja, que nadie sabe donde deja la escoba los viernes cuando va al consejo de ministros.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 JLSanchez 04/07/14 21:31

    Yo creo que en realidad el problema de don Mariano es que meosprecia la inteligencia de los ciudadanos, al decir que hace una cosa cuando hace exactamente la contraria, y eso mismo le ocurre a otros dirigentes del PP como María Dolores o Floriano,...

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 terrícola 04/07/14 21:04

    La derecha como forma de ordenar el mundo es muy antigua. Desde la Edad Media el que tenía riqueza, tenía el poder. Poco después apareció el dinero y se consolidó la fórmula. Definidas las ideologías, la derecha se posesionó del dinero. Añadirle a esto lo que el dinero faculta, fué cosa hecha. La izquierda tiene cien años mal contados. En general, el dinero no es el valor mayor.Aún así, que la mujer vote,que los viejos se mueran en sus casas ó en el hospital, que la población pueda instruirse, etc si no se es cínico habrá que aceptar que es mérito de la izquierda, en sólo cien años.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre