Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



El vídeo de la semana

El no también existe

Publicada 20/09/2014 a las 10:37 Actualizada 20/09/2014 a las 12:29    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 5

Escocia dice no.

Con una masiva participación cercana al 90 por ciento, los escoceses han dicho no a la independencia. Lo han hecho por amplia mayoría, mucho mayor de lo que se esperaba, por más de 350.000 votos, y en casi todos los condados, arrasando en Edimburgo. Los unionistas han ganado con el 55 por ciento de los votos frente al 44 de los separatistas. Los primeros análisis políticos atribuyen la victoria del no a la movilización del electorado más silencioso y al miedo a lo desconocido que hubiese supuesto la independencia. De hecho, el resultado ha sido recibido con alivio en Londres y Bruselas, preocupados por los efectos de un cambio en el mapa europeo. El primer ministro David Cameron ha felicitado a los escoceses por el resultado. Por su parte, el ministro principal escocés, Alex Salmond, ha admitido la derrota aunque trabaja ya en el proceso de transferencia de poderes de Londres a Edimburgo, recogido en un documento conocido como el Juramento y secundado por los tres principales partidos británicos. Al margen de la buena voluntad, sintonía y entendimiento, Cameron estaría dispuesto a traspasar la gestión en materia de vivienda, integración laboral y bienestar. Pero el control del petróleo, las pensiones, Defensa o Exteriores no son negociables. Se quedan en Londres.

Tengo para mí que lo de Escocia es mucho más que la frustración de los trazadores de fronteras y la alegría de los amigos del que me quede como esté. Un referéndum democrático en fondo y contenido, es decir, amparado por la legalidad, con una pregunta clara y mayoritariamente participado por los llamados a votar, ha arrojado un resultado que no esperaban quienes lo impulsaron y tranquiliza a los que lo temían.

El No de Escocia detiene o aplaza un proceso en el que otros habían puesto esperanzas propias, pero también demuestra que la realidad de la democracia se impone sobre la ficción del sueño político por muy legítimo y comprensible que éste sea. Ese es su valor, y esa es hoy la enseñanza de Escocia.

Hay unas cuantas diferencias entre lo de Escocia y la convocatoria catalana, y una no menor es la actitud o, si se prefiere, el planteamiento político previo de los convocantes. Eso tan nuestro de o conmigo o contra mí está presente en la política española como parte esencial de su mapa genético. Confundimos adversario con enemigo y aliado con alineado y el que rompa el dibujo o no sale en la foto o se le echa de la banda.

Los británicos, escoceses incluidos, lo viven de otra forma. Cuando hace más de un cuarto de siglo llegué por primera vez a la Cadena SER, me encargaron entrevistar por teléfono al actor Sean Connery. En un momento de la entrevista, y ante una referencia a la reina de Inglaterra, ese hombre de ademanes elegantes y voz poderosa me dijo suave pero contundentemente: "Disculpe, caballero, pero esa señora no es mi reina". Desconocedor entonces de su filiación política, le pregunté si tenía algo contra ella: "Absolutamente nada" e insistió: "sólo que no es la reina de Escocia". Distancia, no enemistad; nada contra ella, simplemente no la reconozco.

La forma en que los nacionalistas escoceses se han tomado el NO tiene mucho que ver con un músculo envidiablemente democrático que aquí tenemos menos consolidado.

En más de una ocasión he defendido aquí el derecho a una consulta en Cataluña. Lo reitero ahora. Y añado que si me tocara votar, en caso de celebrarse, que no lo veo claro por mucho que ayer el Parlament avanzase en el camino, lo haría por el NO. Pues bien, esta opción perfectamente democrática y desde mi punto de vista absolutamente coherente, es considerada contradictoria por los dos bandos enfrentados ante el referéndum catalán. Desde el nacionalismo se contempla esta posición como anticatalanista por oponerse a la independencia, y antiespañola desde el gobierno central o los grandes partidos por dar valor de consulta democrática a un referéndum pro independencia.

Y hay una razón muy clara para ello: unos y otros sólo piensan en el SÍ. No contemplan otra posibilidad igual que ante unas generales nunca contemplan la derrota. Porque en realidad unos y otros utilizan la consulta como excusa: los primeros para avanzar en la separación y los de enfrente para no cambiar las cosas.

El miedo y la esperanza se apoyan en el SÍ

Pero en Escocia ha salido NO. Y ese resultado es una verdadera afirmación democrática por lo que tiene de verdad real, de opinión popular incuestionable y legitimadora. Y debiera ser una lección de realismo y valor para quienes aquí son incapaces de salirse del carril a contemplar un mundo y una gente que puede que no sean tan simples y lineales como ellos creen. O como ellos mismos se presentan.

Otro mundo es posible: el NO también existe.

Relacionados


5 Comentarios
  • 5 Eibaruztarra 24/09/14 16:32

    A mi el asunto ya me aburre un poco. Mientras seguimos con la mayor tasa de paro de Europa, con casos de CORRUPCION INSTITUCIONAL, que sacarían los colores al mayor sinvergüenza no nacido en España, y uno de los mayores escándalos precisamente en ésa Comunidad, que la prioridad sea la consulta, me parece una broma de mal gusto.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 Copito 22/09/14 09:03

    giraflorens dijo..
    Me ha gustado mucho este artículo. A mi también me dan ganas de independizarme de España con los gobiernos que sufrimos,pero me encanta que se hable de respeto al que piense diferente. Eso sí, con los ladrones,con la corrupción,con la crueldad de los desahucios y otras barbaridades,tolerancia cero.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 Julian Delei 21/09/14 23:45

    Porque usted llama "trazadores" de fronteras aquellos creen en una opción política distinta? ¿Como llamaría a la otra opción unionista?. No se donde saca una afirmación que no confirmación " que no esperaban quienes lo impulsaron". ¿Porqué llama ficción a otra opción política? Sabe usted como periodista que perfectamente el gobierno catalán lleva años intentando dialogar y acercar posturas. El NO ¿a las dos preguntas? ¿ a una? En todo este proceso es la sociedad catalana que esta empujando a los políticos, de hay el 80% del parlament, también es legítimo, popular e incuestionable.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 giraflorens 21/09/14 22:31

    Juan Ramon, si no hay consulta no existe ni el NO, ni el SI. Solo existen elucubraciones. ... Bueno, y tambien existen casi dos millones de ciudadanos que han dedicado un dia a manifestarse: 1,8 millones en un pais de 7millones. Es como si en Madrid hubiera una manifestacion de 12 millones de españoles.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 Teresa M M 20/09/14 19:03

    Yo no quiero la independencia de Cataluña, ni de Euskadi ni de... Ni quiero que se esté poniendo siempre contra las cuerdas al gobierno de turno con amenazas de independencia porque eso es lo que ha estado sucediendo durante décadas. En lugar de ese espíritu mezquino de nosotros somos´los que damos riqueza hay que difundir otro de crear lazos de unión y de romper fronteras.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre