Triunfo fácil de Pablo Iglesias

 

La entrevista a Pablo Iglesias en La Noche del 24 horas ha convertido a este canal residual de TVE en un competidor de los programas de entretenimiento, que a la misma hora emitían el resto de canales y cadenas. Así lo atestigua el formidable reflejo en redes sociales. Sin duda, una de las razones para el desacostumbrado impacto (24 horas se mueve en cuotas de pantalla cercanas al uno por ciento, y rara vez alcanza los trescientos mil espectadores) reside en lo inhabitual de la presencia del invitado en los programas informativos de la televisión pública (él mismo recordó que hacía más de un año de su comparecencia allí; en La 1 no ha sido invitado nunca), que convirtió en noticia la entrevista días y horas antes de que se produjera; de hecho, en este mismo periódico la información previa se convirtió en la segunda información más leída.

Llegados ya al encuentro televisivo, los espectadores nos encontramos con el marco habitual de muy difícil y poco estético encuadre: mesa voluminosa y distribución poco acorde con la jerarquía del género: el entrevistador situado en una esquina, como si de un ring de lucha se tratara, y el espacio central ocupado por personas -demasiadas personas- que tendrían una intervención menor. Un set nada funcional, tal y como se demostraría a lo largo de un encuentro consumido en dos terceras partes por el dialogo entrevistador-entrevistado, y en el que el formato abierto no sirvió para ningún amago de conversación, sino a una sucesión -breve- de preguntas y respuestas sucesivas.

Al margen de este aspecto, Pablo Iglesias estuvo muy en Pablo Iglesias: firme la voz, sin elevar nunca el tono, rotundo en las afirmaciones, y sin descomponer la figura por agresivas que pudieran ser las preguntas -la referida a ETA habría alterado visiblemente a la inmensa mayoría de los personajes que pudiéramos imaginar-. El profesor y líder de Podemos había ido con los deberes hechos, tal y como demostró en su primera afirmación de agradecimiento a los trabajadores de RTVE por hacer posible la entrevista; a partir de ese momento, el profesional habituado a las cámaras, se trasmutó en un entrevistador nervioso y agresivo, muy distinto, casi antagónico, del que presenta y dirige cada noche el espacio. Ni él, ni algunos de los invitados, fueron conscientes de la empatía que puede trasladar al espectador la persona que responde de manera nada dubitativa, pero correcta, a cuestiones formuladas y reformuladas con tonos perentorios, más cerca del interrogatorio al presunto culpable, que de la natural curiosidad periodística. Ah, y lo más importante de todo, cuando las circunstancias lo permitían, Pablo sonreía; un fuerte contraste con la expresión rígida, cuando no crispada, de varios de sus interlocutores; el líder de Podemos, transitaba de sonrisa a gesto serio y firme, y acompañaba sus afirmaciones de un lenguaje no verbal convincente: parecía cómodo en la silla, no cruzó nunca los brazos (señal inequívoca de estar a la defensiva) no manoteó, ni gesticuló en exceso. Y todo ello le “acercó” al que se encontraba al otro lado del televisor de modo que a unos convenció, a otros no, pero a nadie molestó.

Transcurridos cuarenta y cinco minutos Pablo Iglesias salió del plató, dejando al espectador la sensación de haber salido vencedor de un partido en campo ajeno. Parte por sus méritos, parte por los errores del contrario, que dio siempre la impresión de que estaba perdiendo la final, por no ser capaz de plantear un encuentro amistoso. Lo peor para el derrotado, es que, al verse perdido, intentó el juego sucio de la pregunta descalificadora sobre ETA, que el arbitro de las redes sociales, dictaminó como entrada de mala fe. En cualquier contienda, tarjeta roja y expulsión.

 

 

15 pensamientos en “Triunfo fácil de Pablo Iglesias

  1. No veo TVE desde que esta manipulada, pero ayer vi la entrevista a Pablo Iglesias y la sensación que tuve fue de paliza a favor de Pablo, tanto al presentador como al seudo periodista Rojo. Se nota que se prepara las entrevista. Seguro que ayer la audiencia se multiplico.

  2. Lo llaman Democracia y no lo eeeees. Hay mucho socialista iracundo contra el profesor que ha osado irrumpir en un mundo perfectamente estereotipado y predecible. Gente que presumía de progresista muestra maneras antidemocráticas no aceptando, de ninguna de las maneras, a estos inútiles sin experiencia que destruirían España, insultando, de paso a los “desinformarnos e irresponsables” que les apoyamos . Con que ¡qué van a hacer los sicarios del Gobierno! Saben? ESTAMOS HARTOS

  3. Si señor, opinión imparcial. Si no fuera porque el señor Iglesias miente más que habla. La descalificación con mentiras a uno de los contertulios deja claro quien es este señor. Además dijo que a Errejón solo le falta un papel, definitivamente ya son casta.

    • Ay, Eleuterio… te han cazado como a un camarón en la corriente. Lo que dijo Pablo Iglesias ponía muy nervioso al presentador -hablaba como un chiquillo cuando quiere mantener su razón a pesar de todo- porque ya venía adoctrinado para meterse con Podemos y lo que representa (igual que tú), sin solidez argumental ante las evidencias de mala gestión que sufrimos.
      El señor Rojo ya está condedando por mentiroso, y eso no es una opinión, es una evidencia.
      O sea, Eleuterio: “cambia de rollo y de canal”, que se te ve el cartón.

      • Eleuterio, Eleuterio,… siempre triste y siempre serio sí…no fuera por el rayo de…lunita que te alumbra que… sería de tu fosa que… sería de tu tumba, tumba tumba tumba tumba, sí…no fuera por el rayo de…lunita que te alumbra que sería de tu fosa que sería de tu tumba…

  4. Creo que a Pablo Iglesia le debian de conceder dos Oscar; al Mejor Guion Adaptado y a los Efectos Especiales. Con respecto a su “sin animo de lucro” respondio lo mismo que Bart Simpson “yo no he sido”. Y a Fabra solo le faltaba, como a su compinche Errejon, un papelito, la declaracion al fisco.

  5. Históricamente, el MIEDO del Poder, ha sido (y será) PÁNICO, cuando la “CASTA UNIVERSITARIA” mejor preparada, técnica e intelectualmente, irrumpe en la esfera política, saca sus vergüenzas y las expone a la ciudadanía.
    No olvidemos NUNCA, que muchos de estos políticos corruptos del PODER, son y han sido funcionarios públicos y volverán a sus puestos a “TRABAJAR”.

  6. Una lección magistral de un profesor ante malos estudiantes que sólo sabían tirarle trozos de tiza. Pero el profesor nunca les dio la espalda, esquivó todos los trozos y éstos rebotaron contra ellos.
    ¡Podemos!

  7. La entrevista parecia que lugar de ser de TVE fuera de 13TV, lo indignante es que a estos entrevistadores de pacotilla carentes de profesionalidad y sus secuaces les pagan con nuestros impuestos, esto es de vergüenza.

  8. Pero ¿qué se puede esperar a estas alturas de TVE, buque insignia de la manipulación y la mentira más zafia, al servicio del nazionalcatolicismo más retrógrado? Todos y cada uno de sus directivos deberían estar encarcelados preventivamente a la espera de juicio por malversación de caudales públicos, porque los cientos de millones de euros dilapidados por TVE ha sido gastados para fomentar el odio, la discriminación, la intolerancia, el sexismo y el fascismo más duro. Y eso no debería ser consentido en una democracia que se precie. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2012/12/espana-cada-vez-mas-cerca-de-al-andalus.html

  9. LA BABA CASPOSA,DE NIÑOS SEUDOFASCISTOIDES,A SUELDO Y CORO DE HOLIGANS PAGADOS POR EL ERARIO PUBLICO,SE RETRATA,DE QUE NOS ESCANDALIZAMOS,CUNADO NO HAY ESCRUPULOS LOS MEDIOS SUELEN SER ESPUREOS Y MENDACES,SON UN COLECTIVO DE DELICUENTES SOCIALES AL SERVICIO DE LA ESTAFA SOCIAL AL REDEDOR DEL PARTIDO POPULAR

  10. ¡Pedazo de artículo de opinión!
    Sólo falta que le saquen la tarjeta roja. No podemos permitir un periodismo te tan baja altura en los informativos de todos.
    A cualquier otro político le hubiesen acariciado el lomo, como es costumbre por otra parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


3 − dos =