Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



El vídeo de la semana

Para bien o para mal, el año de Podemos

Publicada 03/01/2015 a las 06:00 Actualizada 03/01/2015 a las 14:02    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 14

Los políticos españoles valoran la situación en Grecia entre el riesgo y la oportunidad para el cambio

Un riesgo para el proyecto europeo, o una oportunidad para acabar con las políticas de austeridad. Así se mira desde España la previsible victoria de Syriza en las elecciones de enero en Grecia. Esta mañana, en Asturias, Mariano Rajoy insistía en que de crisis como esta no se puede salir en solitario y el Presidente, sin hacer mención expresa a lo ocurrido en Grecia, insistía en que Europa se ha convertido ya en parte importante de nuestras vidas y que a los españoles nos irá mejor cuanto mejor le vaya a Europa. En el otro extremo, el partido hermano de Syriza en España. Pablo Iglesias felicitaba ayer vía twitter a Alexis Tsipras. Hoy, desde Sevilla, el miembro de la ejecutiva de Podemos, Sergio Pascual, afirmaba que el miedo ha cambiado de bando, y en un artículo escrito en El Mundo Pablo Iglesias escribía: "En los próximos días veremos a los fondos de inversión agitando el miedo para tratar de influir en el voto de los griegos y veremos a sus partidos, se llamen Nueva Democracia, o PP, PASOK o PSOE, repetir que hay que seguir haciendo lo mismo que nos ha llevado al desastre." Iglesias añade: "Hay momentos en la Historia en los que la democracia se impone sobre el miedo. Soplan vientos de cambio.” En la misma línea se ha pronunciado esta mañana Izquierda Unida. Gaspar Llamazares ha insistido en que lo ocurrido en Grecia no es un riesgo sino una oportunidad para acabar con las políticas de austeridad que sólo favorecen a unos pocos y perjudican a la mayoría. Entretanto, el PSOE se mantiene a la expectativa. Esta mañana la secretaria de Igualdad de los socialistas decía que las situaciones de Grecia y España no son comparables y que hay que esperar a ver cómo se desarrolla la situación en el país heleno. Pero lo que parece evidente es que una Grecia gobernada por Syriza puede convertirse en un banco de pruebas para otros movimientos en alza como Podemos en España.

Un viejo amigo retirado ya de este oficio tan ingrato como apasionante del periodismo, un tipo de una notable solvencia moral e intelectual, nada radical ni caprichoso y enemigo de frivolidades, me tentaba hace unos días en un amable diálogo navideño sobre mi intención de voto en este año de citas trascendentes diciéndome que él optaría por Podemos, y que “yo qué”. Le respondí lo que aquí he dejado dicho o insinuado en más de una ocasión: en este tiempo y en este país, es muy difícil definirse aún. Lo que no haré, le dije, es votar con otra energía que no sea la conciencia positiva de optar por lo que considere mejor oferta (descontando, por supuesto, el elevado porcentaje de exageración preelectoral que muestran sin excepción todos los partidos en todas partes) Lo que jamás haré es votar contra alguien, como nunca lo he hecho por esa vía francamente estúpida del “voto útil”.

Viene esto a cuento de la agitación todavía suave pero perceptible que en estos días de transición del año de la corrupción (2014 se cerró con más de 2.000 ciudadanos y ciudadanas imputados por ese delito, que ya son…) al año de las elecciones (locales y autonómicas en mayo y generales en otoño) se está viviendo en los escenarios de la disputa política aparentemente adormecidos, pero sin descanso en su engrasar estrategias, definir posiciones y afilar navajas.

Se nota ya entre jornadas de excesos gastronómicos y familiares, de frío, sol y multitudes, que el año viene con vocación de hacer historia y que todos los que aspiran a escribirla están afectados y se sienten responsables.

El horizonte electoral griego es la primera excusa del 2015 para entrar en harina analítica, y mientras la izquierda saluda la posible victoria de Syriza, con el entusiasmo liderado por un Podemos que se ve ya parte de un nuevo equilibro mediterráneo, y la derecha lo agita como si esa posibilidad llevara a los piratas al parlamento y Europa al sumidero, el PSOE guarda un silencio más peligroso que prudente y los muelle se analizan por dentro para precisar más sus dianas.

Lo notable en estos primeros pasos del año es que el movimiento en el ruedo político está girando ya en torno a Podemos.

Tanto preocupa esto al Gobierno, que tengo oído que esa inesperada joya de la publicidad comprometida que es este año el anuncio de Campofrío, ha sido leído por algún poderoso dirigente popular como excesivamente cercano a posiciones de los de Pablo Iglesias. A quien, por cierto, ser ya parte del imaginario del inmenso Mota revalida en su condición de relevante personaje público.

Aparentemente, la única estrategia confesable del Gobierno ante esta realidad es, vista ya la ineficacia de la criminalización, agitar moderadamente la bandera del miedo y, sin moderación, vender los resultados económicos positivos como la garantía de que quien gobierna hoy es la mejor opción posible.

Decía hace un par de días en la Ser el ministro De Guindos, que la gente está empezando a perder el miedo a quedarse sin trabajo, y eso refuerza su valor para consumir y mueve la economía, como lo hace el aumento de los “márgenes empresariales” que impulsa la inversión. Todo esto, unido al aumento de ingresos por IVA y otros impuestos, permite atisbar un horizonte saludable y que se pueda pensar en un crecimiento de la economía para este año. Y abre la posibilidad de que el gobierno se venda como el bombero de la crisis. Pero también es evidente que si las cosas mejoran en “lo macro” están lejos aún de hacerlo en “lo micro”. Sigue el paro, y los recortes han mordido tanto bien que el estado de bienestar se nos ha quedado en “estar”, que ya es bastante. Y usted y yo, como la mayoría de quienes nos rodean, vivimos en un día a día micro. Tan micro que a veces hay ni se tiene para medir presupuestos domésticos.

No sé lo que pasará estos meses, ni me siento capacitado para anticipar resultados. Pero sí intuyo que el retroceso de los dos principales partidos políticos será una magnífica oportunidad para los demás, que habrá que ver si están en condiciones de aprovechar.

Decía también De Guindos en la entrevista que Podemos es fruto de la crisis y la corrupción; incuestionable. Los hay que siguen creyendo –méritos han hecho ellos mismos- que con Podemos vendrá a Europa el populismo bananero de allende los mares. Y hay todavía mucha gente que piensa en ellos como ariete contra los “de siempre” más que como alternativa nueva por sí misma. Pero eso también está cambiando. En las próximas semanas, en los meses que faltan para los procesos electorales, vamos a ver cómo al mismo tiempo que la economía se serena, y los ciudadanos notan la calma, se equilibran también las opciones y se va abandonando el voto de castigo. Será entonces cuando Podemos muestre de verdad sus capacidades y propuestas, cuando se retrate y ofrezca alternativas. Y puede que entonces, para sorpresa de establecidos y aspirantes, el voto que se lleven no sea el de el hartazgo destructivo sino la esperanza constructiva.

El voto de mi viejo amigo periodista, el voto de valor y confianza.

Pero para ello tienen que jugar, definir y convencer. Aún no lo han hecho, y van a tener que trabajárselo más allá de proclamas y entrevistas resultonas. La oferta de cambio tendrá que ser realizable e ilusionante, y la alternativa eficaz y solvente. Porque además los otros partidos no permanecerán de brazos cruzados.

Va a ser muy interesante vivir y contar este tiempo que ahora empieza.



10 Comentarios
  • 14 Raúl Suárez 07/01/15 23:14

    Señor Lucas Podemos sería la alternativa que mucha gente ve a la corrupción desmedida y desgobierno repetitivo que ha llevado el bipartidismo en España desde la Constitución del 78. No hay más que ver el resultado en Francia que dejó el presidente de la República saliente, Sarkozy, y el presidente actual. el sociualista Hollande "la esperanza de la izquierda gala". No digamos ya de los mismos partidos pero a la griega, llegando uno de ellos prácticamente al borde de la extinción (PASOK). Podemos tiene un magnífico mapa para conocer lo que NO se ha de hacer en política y mucha gente apuesta por el verdadero cambio democrático que prometen. Si piensa que el posible voto a Podemos es solamente un acto de castigo al bipartidismo y que puede menguar si la economía mejora, se está equivocando. Sólo los más fieles entre los fieles del PP o del PSOE son incapaces de darse cuenta de que la nueva formación de Pablo Iglesias es algo más que una simple rabieta momentanea de algunos españoles.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 13 Pedrada8261 07/01/15 20:34

    Pues yo voy a votar contra la casta-mafia, un 50% contra la casta y otro 50% contra la mafia.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 12 Nicasio 07/01/15 14:46

    De acuerdo con usted Sr. Lucas, no obstante echo en falta entre analistas y opinadores la posibilidad de que Podemos muera de éxito a mitad de recorrido. Las autonómicas y locales sin poder utilizar la marca podrían hacer que las bases se cuestionasen la soberanía en la organización. Si el consejo ciudadano de Podemos en mi pueblo decidiese presentarse con LA MARCA a las municipales... ¿no quedaría en entredicho aquello de que la gente decide?

    Responder

    Denunciar comentario

  • 11 Annett 07/01/15 08:26

    Usted dice que Podemos no ha demostrado nada aún y que queda por verles y no estoy de acuerdo. Leí o vi una gráfica hace ya que venía a decir entre otras que Podemos tiene una línea de voto no únicamente juvenil, y hay una parte de la gente que es más formada y de la capa alta medida en años, -sobre 50 más o menos-. Mas formada albricias, y ahí me dije que bien. Pero ¿es un voto de castigo? Pues vaya si es que no se confiásemos en la gente más joven y formada que sale hoy de nuestras universidades. Es en cualquier caso un muy buen artículo el suyo. Anímese. Sea natural y le sale Podemos con sus tales y sus cualas. Tal que a su buen amigo.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 10 Imma 05/01/15 05:44

    este señor es tonto y encima se compara con los que no llegan a fin de mes,que poca verguenza señor lucas!!!

    Responder

    Denunciar comentario

  • 9 Uber 04/01/15 11:13

    Leo con interes y disfruto mucho sus articulos . Pero no puedo estar de acuerdo en que un voto de castigo (una de sus utilidades) sea por si misma una "vía francamente estúpida" . Tampoco comparto las loas a Mota , otros me hacen reir mas. :)

    Responder

    Denunciar comentario

  • 8 Laniebla 03/01/15 21:36

    Y por cierto muchos vimos con esperanza el cambio en Francia de Hollande por Sarkosy y vaya jarro de agua fria que nos ha caido. ¿ya nadie se acuerda de que partido es Hollande? Asi que no creo que Grecia tenga que ser el espejo en que tenemos que mirarnos si gana Syriza, por que por esa regla de tres.....

    Responder

    Denunciar comentario

  • 7 Melchora 03/01/15 17:10

    Por su texto deduzco que desconoce la fuerza de la esperanza constructiva en la intención de mucha gente, entre la que me encuentro, de votar a Podemos. Parece que, como les ocurre a otros, Vd. tampoco lo ha entendido. 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 6 Jorge Cruz 03/01/15 16:14

    No sé si la serenidad en la economía que calmará a los ciudadanos predicha por el Sr. Lucas será tal, o si más bien se busca desde gobierno y grandes poderes que esa sea solo la percepción del ciudadano. Repintar la fachada para que parezca que hemos cambiado los muebles. Este gobierno, a la vez que predica la recuperación y pretende cambiar nuestra percepción en su favor con rebajas del IRPF (las cuales, por cierto, benefician mucho más a quienes más ganan), critica propuestas de alternativas como Podemos por considerarlas inviables económicamente. Preguntan retóricamente : ¿de dónde va a sacar Podemos el dinero para hacer todo lo que propone?. Yo pregunto: ¿puede un estado con una deuda del 100 % del PIB y con problemas de ingresos rebajar el IRPF, sobre todo el de quienes más ganan?; ¿de dónde van a sacar dinero para tapar ese agujero, que se une al que ya de por sí tenemos?. Pienso en un IVA al 23% si el PP renueva mandato. Europa tolera esto por el bien del bipartidismo.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 5 Laniebla 03/01/15 15:06

    "En las próximas semanas, en los meses que faltan para los procesos electorales, vamos a ver cómo al mismo tiempo que la economía se serena, y los ciudadanos notan la calma, se equilibran también las opciones y se va abandonando el voto de castigo." Vaya, que seguro está. Se nota que es usted uno de los que ha visto pasar la crisis por el horizonte lejano. Los que lo estamos perdiendo todo en esta crisis no somos tan optimistas. Tenga en cuenta sr. que estos del bipartidismo, unos antes cambiando el articulo 135 de la constitución, y los otros ahora, donde se ve como normal que los ciudadanos, las familias se queden sin trabajo, sin prestacion, sin ayudas, con ingresos 0, esto no es urgente pero indemnizaciones a los que todos conocemos se pagan en UN MES. Vote usted a quien quiera, yo votare a podemos ¿que no podran cumplir todo lo que dicen? bueno, pero estoy segura que haran lo posible, esa es la unica esperanza que me queda.

    Responder

    Denunciar comentario



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre