Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



@cibermonfi

Mujica, la reforma fiscal y el 20-D

Publicada 02/12/2015 a las 06:00 Actualizada 04/12/2015 a las 15:26    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 15

Pepe Mujica es un progresista muy uruguayo y muy universal que sabe más por viejo que por diablo, un tipo curado de espantos que no ha renunciado, sin embargo, a la valentía posible. En la noche del pasado domingo, vi en laSexta la entrevista que le hizo Jordi Évole. El expresidente de Uruguay dijo muchas cosas sabrosas, pero ahora quiero retener ésta: “Que el capitalista haga plata, pero yo le tengo que cobrar impuestos para repartir”. ¡Bravo!

Ahora que en España estamos en campaña electoral, déjenme recomendarles que no crean a los candidatos que digan ser de izquierdas y no propongan una reforma fiscal que haga pagar más a las grandes fortunas, empresas y entidades financieras. Ésta es, más que nunca, la principal línea de demarcación entre los políticos que trabajan para el Ibex 35 y los que quieren intentar mejorar la situación de la mayoría de la gente. En España, como en todo el mundo, los últimos lustros, los que arrancan con el triunfo de la ideología neoliberal representada por la pareja Reagan-Thatcher, han conocido un obsceno proceso de reducción de impuestos para la minoría adinerada –la que cuenta sus ingresos anuales en millones de dólares o euros– y de soporte creciente de la carga fiscal por los asalariados, los autónomos y las pequeñas empresas. Dos de sus resultados ha sido, lógicamente, el aumento de las desigualdades de renta y la existencia de menos fondos para la protección social.

Desconfíen también de esos políticos supuestamente de izquierdas si, aun asegurando que proponen esta reforma fiscal, no declaran ser plenamente conscientes de que se enfrentarán a resistencias titánicas. Antes incluso de que hayan creado una comisión de expertos para estudiar sus líneas maestras, serán amenazados con represalias terribles: fuga de capitales, desinversión nacional y extranjera, cierres patronales y lo que todo ello conllevaría de pérdidas de puestos de trabajo. Esas amenazas tendrán mucho eco en los grandes medios de comunicación, no en vano sus dueños son de los que tendrían que pagar más. Lo más probable es que la mayoría de la población se asuste.

La esencia del capitalismo es la codicia, el deseo de hacerse cada vez más rico. Esto puede ser positivo cuando se traduce en propuestas de bienes y servicios novedosos que mejoran la vida de la gente y crean empleos. Si esos empleos están bien retribuidos, mejor que mejor: generarían mayor consumo y, en consecuencia, puestos de trabajo adicionales. Pero la codicia puede ser desastrosa si, como hemos visto en esta crisis, se transforma en especulación financiera e inmobiliaria, en mero jugar con humo. La regulación es, pues, imprescindible para prevenir los triles. Pero tanto en uno como en otro caso, el pago de impuestos por el sistema progresivo –cuanto más ganas, más porcentaje pagas– es el único instrumento para que los gobernantes elegidos democráticamente puedan intentar corregir desigualdades y garantizar a todos los ciudadanos unos niveles mínimos de vida decente.

Es el “reparto” al que aludía Mujica. Antaño se le llamaba socialdemocracia y era denigrado como reformismo social-traidor por la izquierda revolucionaria, la que seguía el camino de Lenin. Pero ocurrió que la socialdemocracia oficial se fue adhiriendo al neoliberalismo con los Tony Blair y compañía. Creyó que podía seguir ganando elecciones con dos elementos: 1.- Progresismo en cuestiones que no afectan al bolsillo de los ricos –los derechos civiles, por ejemplo– y 2.- Mayor gasto social que la derecha dentro del marco neoliberal. Este cometa pudo volar mientras el viento del crecimiento fue fuerte, pero se estrelló patéticamente cuando llegó la crisis y se desinflaron los ingresos fiscales.

Ocurrió también otra cosa: la Unión Soviética se desmoronó, revelando que no sólo no ofrecía libertades a la gente –lo que siempre le había sido reprochado por la socialdemocracia oficial–, sino que, además, era un desastre económico. Una de las consecuencias de este desmoronamiento fue que buena parte de la izquierda revolucionaria comenzó a evolucionar hacia las posiciones tradicionalmente defendidas por, digamos, el sueco Olof Palme. Y así llegamos a la curiosa situación de que, a pocas semanas del 20-D, Podemos e Izquierda Unida hacen propuestas más genuinamente socialdemócratas que el PSOE.

El capitalismo neoliberal le lleva una inmensa ventaja a los que hoy enarbolan las banderas socialdemócratas de toda la vida. Obviamente, una situación mucho más poderosa en lo político, lo ideológico, lo mediático y lo económico. Pero tampoco es desdeñable que de veras actúa a escala global y con una unidad berroqueña en la defensa de sus intereses corporativos. Un ejemplo reciente: la triste experiencia del pulso del gobierno griego de Syriza con la Unión Europea de los banqueros.
La desgracia de la izquierda es la desunión”, le dijo también Mujica a Jordi Évole en la noche del pasado domingo. Exacto, querido Pepe: el espíritu del Frente Popular de Judea.



10 Comentarios
  • 15 jorgeplaza 05/12/15 18:11

    Creer una proposición puede significar dos cosas: creer en la sinceridad del que la hace o creer en que es posible llevarla a la práctica. Sobre lo primero, es difícil sacar conclusiones en el caso de los recién llegados, como Podemos. Sobre lo segundo, en cambio, es fácil: no es posible. Y el ejemplo de Syriza viene muy a cuento. Ocupar los diversos cargos de gobierno, que es lo que pretenden los partidos políticos, es muy distinto de tener el poder, como hemos podido comprobar reiteradamente los que tenemos más de 60 años. El poder real lo tiene quien te presta el dinero para poder simular que cumples tus promesas electorales. No me refiero al FM,I sino a esos gigantescos fondos de inversión o de pensiones que compran o dejan de comprar nuestra deuda pública, por ejemplo. Y, a diferencia de Iglesias, Sánchez-Castejón, Rivera y compañía, sus directores no se presentan a nuestras elecciones ni casi nadie conoce sus nombres. Ni siquiera van a visitar a Bertín Osborne. Es lo que hay.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 14 cepeda 04/12/15 11:20

    Es que el PSOE, desde el punto de vista económico, se hizo "liberal" (con lo ajeno) hace mucho tiempo. Políticamente siguieron en lo mismo... más interesados en construir REGIMEN que ESTADO (Ahí está Andalucía para demostrarlo)... y se han metido en una dinámica que les aleja de su votante tradicional.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 13 BASTE 03/12/15 11:27

    Da gusto leerle.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 12 gusalo 02/12/15 21:49

    En algún artículo o comentario lo he leído recientemente: Una vez caído el bloque llamado comunista, el capitalismo ya no necesita el “estado de bienestar” ni la democracia (si es que la segunda puede existir sin el primero) como disfraz. Como usted dice, “su esencia es la codicia”, y, si se puede ahorrar ese peaje, se lo ahorrará.   Así que más vale que tomemos conciencia: todo lo que no podamos y sepamos defender nos lo irán quitando (tal vez, “despasito, despasito”, como dice la canción –creo que de Qulapayún–). Además nos irán convenciendo de que “lo hacen por nuestro bien”.  ¶  Quizá tengamos en nuestro país políticos honestos –yo sí creo que existen– de la talla de José Mújica; pero es improbable que consigan como él llegar a dirigir este estado: Para quienes dirigen el guiñol, para quienes de verdad mueven los hilos, la 'democracia' no es más que ese disfraz que un día les fue útil, pero que es cada vez más prescindible.  ¶  Estoy de acuerdo con el análisis. Me reconforta especialmente que cite a José Múgica, una de las figuras más admirables. ¶   Gracias y un saludo. 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 11 Antropus 02/12/15 20:40

    Excelente el artículo, y al final, lo del Frente Popular de Judea a referencia de la Vida de Brian, es magistral, aunque yo sea más del Frente Judaico Popular. 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 10 HERBÓN 02/12/15 18:35

    Perdone, señor Valenzuela; pero a los del PSOE, a socialdemócratas, los gana la Barbie. Ya Manuel Sacristán, en aquellos fantásticos ochenta, (¿se acuerda de aquellos maravillosos años?) les llamaba "los ni siquiera socialdemócratas". Uno de esos "ni siquiera", Carlos Solchaga, dejó claro lo adelantados a su tiempo que habían sido al definirse como social-liberal" e impulsor avant la lettre de la famosa "Tercera vía" de Tony Blair. Ah, los ochenta. En esos años se acumuló toda la mierda que nos estamos comiendo ahora y que no conseguiremos digerir. La desregulación en lo económico fue producto de la revolución conservadora de aquella extraña pareja mientras los "ni siquiera" de toda Europa, y de España en particular, miraban para otro lado y se convertían en cómplices del saqueo. Mientras tanto, veíamos a los niños africanos con los ojos comidos por las moscas como una cosa de lo más natural. Estábamos tan contentos de lo modernos que éramos y tan encamtados de habernos conocido que no caíamos en la cuenta de que estábamos anestesiados, por no decir agilipollados.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 9 esfera 02/12/15 17:13

    Gran  Artículo , Sr. Valenzuela . Y gran saqueo para las pensiones, el efectuado por el gobierno del PP al Fondo de Reserva ; en esta ocasión han extraído de la hucha , 7.500 millones de euros ...Achtung!!--"...aumento desigualdades de renta y disminución de fondos para la protección social "(neoliberalismo)

    Responder

    Denunciar comentario

  • 8 ConchaSabater 02/12/15 14:47

    Buen artículo, pero tengo que decirle que tiene un error: pagar un porcentaje mayor de impuestos cuanto más ganas es un sistema progresivo, no proporcional.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 7 MASEGOSO 02/12/15 14:00

    Gracias Sr. Valenzuela, escueta, clara y contundente respuesta a lo que actualmente estamos viendo. Hombres como Mujica hacen falta y son necesarios pues, en su claro golpe de vista se encuentra la realidad de nuestro mundo.. Hubo un Frente PopularEspañol en la Segunda República y, su espíritu se diluyo en sangre vertida por los que ahora gobiernan. Ellos o sus ancestros, qué más da. 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 6 Berna.1 02/12/15 13:00

    Eso es lo que nos falta en España, EL ESPIRITU DEL FRENTE POPULAR DE JUDEA 

    Responder

    Denunciar comentario



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre