Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Muy fan de...

Muy fan de... los suegros de Granados y otros despistados patrios

Publicada 22/02/2016 a las 06:00 Actualizada 21/02/2016 a las 18:55    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 9

LA AUTORA
Encuentran un maletín con 922.000 euros, cerrado con dos candados y escondido en un altillo, entre libros, en la casa de los suegros de Francisco Granados, que aseguran no haber visto jamás el artefacto. ¿Cómo se llama la película? Los padres de ella en la parra. Muy fan.

Yo, despistada por naturaleza, muy capaz de meter el mando a distancia en la nevera mientras tiro los cubiertos de la cena al contenedor naranja e introduzco una cáscara de plátano en el lavavajillas, lo entiendo perfectamente.

Las personas tenemos tantas cosas en la cabeza que a veces no nos concentramos en las acciones cotidianas ni nos fijamos en lo que tenemos delante de nuestras narices. Aunque sean 1.630 billetes de 500, 233 de 200 y 604 de 100 euros.

Recuerdo aquella escena sublime entre Chus Lampreave y Rossy de Palma en La flor de mi secreto de Almodóvar.

– ¿Dónde la has puesto? ¡Que lo guardas todo como una urraca!

– ¿Qué busca?

– ¡Los pimientos!

– ¡Ahí están los pimientos, en el rincón, que le van a morder!

– Si es lo que te he dicho, que no veo ni gota...

El mundo está lleno de despistados y nuestro país, por lo que vamos viendo, tiene un alto índice de víctimas del lapsus recurrente.

Quizás deberíamos sustituir el lema 'España, un país de contrastes' por 'España, un país de despistes'. Y la piel de toro, por un enorme rabo de pasa para que se lo coman los responsables de esos “descuidos” que nos salen a los ciudadanos por una pasta.

Estas faltas de atención tienen lugar en las mejores familias:

  1. Los suegros de Paco no vieron el maletín de millón.
  2. Ana Mato no vio el Jaguar que dormía en su garaje.
  3. La Infanta Cristina no vio los goles que le metía su marido a la Administración.
  4. Rita Barberá, el padre Abraham valenciano, no vio a sus pitufos pitufear.
  5. Chaves y Griñán no oyeron los “olés” ni las palmas de la juerga que se estaban corriendo algunos, en la Junta de Andalucía, con el dinero público.
  6. La perspicaz Maverick Aguirre no vio la polvareda de los malhechores que trotaban a sus anchas por los condados de la Comunidad de Madrid.

Hacerse el tonto es una estrategia utilizada a lo ancho y largo del planeta, aunque en unas sociedades se da con más frecuencia que en otras. En las nórdicas, por ejemplo, aseguran los expertos que este tipo de conducta camina hacia la extinción. Acabaremos eliminando de nuestro vocabulario la expresión "hacerse el sueco".

La táctica de hacerse “la rubia”, no es privativa del ser humano, los doctores Christine Drea y Kim Wallen de la Universidad de Atlanta, comprobaron cómo un grupo de macacos que habían superado con éxito todo tipo de pruebas de aprendizaje, ocultaban sus conocimientos cuando aparecía un mono de jerarquía superior. Utilizaban esta técnica de “simulación de ignorancia” para sobrevivir, no querían chocar con el líder.

Los humanos se hacen –nos hacemos– los tontos ante distintas situaciones con el móvil de la supervivencia como nuestros primos los macacos: evitar problemas con un superior, protegernos de los “listos”, no brillar en exceso por si algún inseguro decide escondernos detrás del telón... Incluso podemos decidir hacernos los estúpidos con la tierna intención de no eclipsar a otros, en un alarde de modestia que oculta intencionadamente nuestras virtudes para que nadie se sienta inferior a nuestro lado. Esta versión es bastante generosa y entrañable.

Pero la que suele escocernos es otra modalidad, la del escaqueo. Aquellos que se hacen los despistados con el fin de eludir toda responsabilidad y, si procede, encasquetar el marrón a otro.

i+d+i Cinfa
Resulta cómico ver la cara del emoticono flipado en líderes y lideresas a los que siempre tuvimos por espabilados. Pero, claro, nos irrita, porque mientras ellos ponen la carita de “de bueno, soy tonto”, sentimos, con buen criterio, que nos lo están llamando a nosotros.

Y aquí seguimos, practicando el alucining a diario. Flipando en colores con los datos que se desprenden de la casuística de corruptelas. Para que no caigamos en la rutina, los casos se van turnando en el podio del protagonismo informativo.

Esta semana, por ejemplo, lo ha petado La Púnica con algunos datos vistosos del sumario que han salido a la luz:

- Regalos variados de los empresarios investigados. Algunos convencionales como relojes, plumas y tal... y otros más arriesgados, esas cabezas de toro disecadas, ¡ay!

- Decoración y amueblado de la casa de una amiga brasileña de Paquinho Granadosousa, pagado presuntamente con dinero procedente de la trama.
♪ “Você abusou”♪

- Y, por supuesto, el suegro de Granados y sus frases para enmarcar:

“No creí que mi hija y mi yerno fueran tan retorcidos como para esconder eso en nuestra casa”

(Lo mismito diría el rey emérito. Con Urdangarin y Granados podríamos crear la denominación de origen del yerno ibérico pata negra)

“Pasa tanta gente por ese dormitorio...”

(Por un momento pensé que no era el suegro de Paco el que hablaba, sino Rocco Sigfredi...)

Ahora, cuando bajan turbias las aguas del Canal de Isabel II, hemos sabido por La Razón que Granados vio la dimisión de la jefa desde su celda. No me extraña que Francisco alegre y olé no se la perdiera, fue un momentazo.

Aunque no has de sentirte acomplejado, Paco, tú también triunfaste clamorosamente en algunas de tus apariciones televisivas, sobre todo en aquellas en las que dabas lecciones de moral. Cómo olvidar aquel sábado de febrero en La Sexta Noche (2014): “Entiendo la indignación al ver cómo cuatro sinvergüenzas se llevan el dinero público a casa” de sus suegros, te faltó añadir.


9 Comentarios
  • 9 Rimagu 23/02/16 22:24

    Buenisimo Raquel. No tiene desperdicio. Es cierto que te sirven los temas en bandeja de plata ¡y son incesantes! Que no paran. Eso no menoscaba tu talento. Como siempre me has hecho reir. Muchas gracias

    Responder

    Denunciar comentario

  • 8 taxista y rojo 23/02/16 10:59

    Muy bueno Raquel. Como siempre

    Responder

    Denunciar comentario

  • 7 taxista y rojo 23/02/16 10:57

    terrícola dijo..
    3/ no te lo creas. En todas partes cuecen habas e incluso te diría que es la "globalización"

    Responder

    Denunciar comentario

  • 6 pamplinash 22/02/16 21:30

    Fina ironía. Me encanta.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 5 Tubal 22/02/16 17:32

    Raquel Martos: leer sus comentarios es una auténtica gozada. Le aseguro que lo he pasado en grande con su artículo de hoy. Además de argumentar muy bien, lo hace Ud. con gracia y, en mi caso, ha logrado paliar en parte la angustia que produce la información "formal" diaria. Muchas gracias. No nos abandone. Yo también empiezo ya a dejar el telemando en la nevera...

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 BravoA 22/02/16 16:07

    Si no fuera tan grave y de consecuencias tan deletéreas para tantas familias humilladas por la crisis - que mayor humillación q ver como te echan de tu casa,  o como tienes que pedir que una ONG alimente a tu hijo-, como digo, si no fuera tan grave, nos podríamos estar riendo un mes entero. Esto no lo supera ni Allen.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 terrícola 22/02/16 10:57

    Hay países civilizados en los que todo este inmenso teatro, no se produciría. Estarían todos en la cárcel, y con garantìas, eso sí.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 Copito 22/02/16 09:18

    Muy bueno Raquel !!

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 pescador 21/02/16 23:09

    Estupendo articulo como todos por el tono ironico con el que se trata la realidad cotidiana ya que de no ser asi, seria para llorar con semejante tropa.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre