Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Y sin embargo se mueve

Lulú fuma desde que era un bebé

Publicada 10/03/2016 a las 06:00 Actualizada 09/03/2016 a las 20:11    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 6

LA AUTORA
Lulú fuma desde que era un bebé. La obligaba el fotógrafo que la usaba como reclamo de playa en playa a finales de los años ochenta. Las autoridades incautaron la chimpancé y la encerraron durante 10 años en un recinto de hormigón y cristal de un parque público en Gran Canaria. Los viandantes le gritaban, le tiraban latas y cigarros encendidos.

Lulú se deprimió. Pasaba sus días con la mirada perdida. En 2005 fue rescatada y ahora vive en Rainfer, uno de los tres centros de recuperación de primates que existen en España. Hoy, Lulú es cariñosa, dulce y atenta con el resto de sus congéneres y el personal del centro. Le encanta mirarse en el espejo y acicalarse. Adora estar en lo alto de una atalaya del recinto hasta que atardece y siempre es la última en irse a dormir.

Marco fue estrella de la televisión. Ridiculizado pasaba la mayor parte del tiempo encerrado en una diminuta jaula en un camión con otros seis individuos. Fue rescatado en 2001 y ahora vive en las instalaciones de acogida de la Fundación Mona. Tiene 32 años, está en la plenitud de su vida. Es muy esquivo con las personas y le asustan las cámaras. Debido a su cardiopatía causada por la malnutrición, es un enfermo crónico y se medica a diario. Este es Marco en un anuncio de cerveza:




En España hay cientos de chimpancés y macacos como Lulú y Marco que han sufrido abuso y maltrato. En su mayoría provienen de circos y otros espectáculos, o de particulares que los compraron como mascotas. Llegan en pésimas condiciones físicas, atrofiados, con mutilaciones y trastornos mentales. Ahora que los chimpancés están más protegidos que nunca, el problema son los macacos de Berbería. “Se ha puesto de moda tenerlos en casa como mascotas. Entran centenares al año por el paso del estrecho de Gibraltar”, explica Miquel Llorente, primatólogo de la Fundación Mona.

Cuando un animal es incautado por las autoridades por vivir en malas condiciones o proceder del tráfico ilegal, pasa a ser propiedad del Estado. En el caso de los chimpancés, orangutanes, macacos, lémures y demás primates, se ceden a alguno de estos centros privados, que los acogen sin recibir nada a cambio. Es más, están abandonados casi por completo por la Administración. No reciben más que exiguas aportaciones que no alcanzan ni para cuidar un par de ejemplares durante un año.

La Fundación Mona acoge a 14 chimpancés y a 4 macacos. Menos del 1% de su presupuesto proviene de estamentos públicos. Se mantiene gracias a los cursos que imparten sobre comportamiento animal y un máster en primatología. Está abierto a visitas pagadas. “Tiramos de imaginación para recaudar fondos. El otro día subastamos los muebles que se iban a tirar de una hotel de lujo cercano”, se lamenta Llorente.

Otro de los santuarios de primates es Rainfer. Está al borde del colapso. Subsiste desde hace 20 años gracias a los ahorros del biólogo Guillermo Bustelo. Era un centro muy independiente, sin acceso a visitas para evitar el estrés a los animales. Tanto es así que la ubicación se ocultaba para evitar asaltos. Ahora la crisis ha pegado fuerte y no les llega para mantener a los 130 primates que habitan las instalaciones. Se han reinventado, han abierto las puertas a visitas y piden donaciones. Están saliendo a flote con pequeños parches. La campaña de donación para recaudar 4000 euros para pagar la calefacción de los animales durante el invierno ha sido un éxito. Más allá del mes de marzo, hay un precipicio.

El tercer centro que hay en territorio español es Primadomus. Forma parte de la asociación holandesa AAP de acogida de mamíferos exóticos. Rescata animales españoles pero todo su presupuesto proviene de Los Países Bajos.

La situación es crítica. Las incautaciones se han paralizado porque no hay dinero para mantener a los animales. “No es raro que los animales maltratados se queden en depósito con su maltratador. Es surrealista”, asegura Miquel Llorente.

Mantener un chimpancé cuesta 7000 euros al año, un macaco menos de un tercio. Es asumible por el estado. Ocuparnos de estos animales es nuestro deber como especie y como sociedad. Somos nosotros los que los hemos vejado, enfermado y mutilado. Es un comportamiento inmundo que tenemos la obligación de reparar.


6 Comentarios
  • 6 maroto 10/03/16 17:28

    ( Viene del ANTERIOR ) Yo nunca he tenido monos. Bastante tengo con los instintos arbóreos de Loreal & Friends. Que recuerde una vez estuve jugando un buen rato con un lemur. Que nervio, que agilidad, que bicho más divertido. Hablo de unos 10 años atrás , pero ya entonces era una especie amenazada. Por una parte estaban perdiendo su condición de sagrados. Las parabólicas estaban influyendo a las nuevas generaciones. Pero por otra, su habitat se estaba reduciendo por la continua quema de bosques y selvas para la agricultura y la ganaderia. En Madagascar si miras al horizonte, por lo menos en aquella época, siempre veías algunos penachos de humo. Es triste, por que por muy poco dinero se podría evitar. El nivel de vida allí es miserable, pero Occidente no está por este tipo de labores. Punto y a parte... Quizá me repita. Quizá diereís que "pesao", pero los animales, todos, sienten, sufren, lloran por dentro. Respetenlos, cuídenlos y ellos se lo devolveran de alguna manera. Coincido con el "bioterrorista..." Pàmies en eso de que si haces una obra buena de alguna manera te será devuelta. Es una especie de equilibrio cósmico............http://elmicrolector.org/2016/03/09/la-curiosa-y-entranable-amistad-entre-un-brasileno-y-un-pinguino-que-cada-ano-viaja-8000-kms-para-visitarle/.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 5 maroto 10/03/16 17:27

    Corrían los años 70 cuando asistimos a una obra de teatro que celebraban en la comisaria de mi barrio. Creo recordar que la obra se llamaba " Las dos caras de un rostro". En ella, una panda de crios que habían sido detenidos por una chiquillada, se veían envueltos en un antiguo juego psicológico: El del poli bueno y el poli malo. América, su artículo me ha recordado aquel episodio de mi vida. Parece ser que esta semana le toca al poli bueno. Aquel que se preocupa por el monito fumador y por esas pobres bestias que han sido utilizadas cual galgo o cual gallina ponedora y luego son abandonadas por inservibles. Así es de crudo a veces el ser humano. Punto y a parte.... Creo que estas asociaciones que cita no estarían muy deacuerdo con la visión del poli malo sobre muchos temas que son de gran importancia para los que estamos y para los que vendrán. No me parece muy correcto utilizar el jabón de estas asociaciones para un lavado de cara. Estos organismos saben que el habitat de especies como las que describe y muchas más, está menguando de manera drástica por la eliminación de bosques y selvas trópicales para la plantación de soja transgénica y similares, entre otras cosas, para poder alimentar la aberrante cañada que existe en la actualidad en nuestro planeta. Ahora me viene a la cabeza aquella hamburguesa que con tanto placer usted describía , cuando la OMS ( organismo finaciado en un 80% por farmaceúticas...) calificó de cancerigena la carne. Llevándola al nivel del amianto en algunos tipos. ( continua )

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 trasher 10/03/16 14:56

    Enhorabuena hoy también

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 Copito 10/03/16 13:01

    Gracias por este artículo!  De momento, hasta que no tengamos un gobierno con más sensibilidad, habrá que hacer aportaciones económicas por pequeñas que sean.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 Ragnar 10/03/16 09:15

    El Estado, el actual, no se ocupa de la protección de las personas. A nadie nos puede sorprender que no se ocupe de la protección de los animales. En nuestra mano está cambiar las cosas.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 laguncar 10/03/16 01:24

    Enhorabuena por tu artículo, América, hoy sí.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre