X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Barra libre

Todos los que detuvieron a Ignacio González

Publicada 19/04/2017 a las 23:00 Actualizada 20/04/2017 a las 09:24    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 208

Era difícil encontrar este miércoles en Madrid a un político o un periodista de investigación que no hubiera tenido un papel clave en la detención de Ignacio González. Se trata de una circunstancia feliz, que habla de la excelente salud de dos pilares fundamentales de nuestro sistema democrático: la política y el periodismo. Las loas y alabanzas que en justicia deben hacerse de esos héroes nunca serán suficientes, pero espero que me sepan perdonar si dedico este artículo a hablar de otras personas y asociaciones, que no estaban ayer dándose codazos para salir en la televisión al grito de "fui yo, fui yo", pero a quienes sí he visto luchar durante los diez últimos años para desenmascarar al jefe de esa presunta organización criminal desmontada por la Guardia Civil.

En abril de 2007, la revista Tiempo publicó dos amplias informaciones sobre el entonces vicepresidente de la Comunidad de Madrid: en una se desgranaban adjudicaciones sospechosas de Ignacio González, entre ellas la realizada para explotar el campo de golf de Chamberí y que había beneficiado directamente al socio de un hermano de González (Pablo, también detenido ahora), y en otra se explicaba que el político madrileño había adquirido en 2006 un chalé de 447 metros cuadrados valorado en 1,8 millones de euros. Un conocidísimo gacetillero publicó diez años después la misma información en rigurosa exclusiva y anda el hombre tan feliz jactándose de sus investigaciones.

¿Y qué pasó con aquella denuncia periodística, basada en documentos oficiales de los registros Mercantil y de la Propiedad? Pues que los medios miraron tranquilamente hacia otro lado. Voy a poner el ejemplo más paradigmático: El Mundo, entonces dirigido por Pedro J. Ramírez, le dedicó al asunto media página en el suplemento local con el siguiente titular: "Polémica por el campo de golf". No, hombre, no, polémica no. Un escándalo mayúsculo. Pero pocas semanas después había elecciones autonómicas y tocaba apoyar a Esperanza Aguirre.

Polémico habría sido saber cuántos millones de euros había inyectado en publicidad el Gobierno de Esperanza Aguirre en los medios de comunicación. Bueno, bien pensado, eso también habría sido un escándalo mayúsculo. Alguna cifra desveló infoLibre. Eran millones que tenían la virtud de transformar los escándalos de corrupción en polémicas menores o directamente en silencio.

Pero no todos se inclinaron ante el poder. La asociación de vecinos Parque Sí en Chamberí llevó el tema de la adjudicación del campo de golf a los tribunales. Y pelearon sin descanso para que se terminase declarando la ilegalidad de aquella operación. Allí estaba por ejemplo Hugo Martínez Abarca, ahora diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid y en aquel momento en la parte honrada de IU. Y mucha otra gente desconocida para el gran público que dedicaron horas y horas a leer farragosos documentos del expediente de adjudicación. 

No hace falta decir que la Gran Protectora de la Corrupción en Madrid, Esperanza Aguirre Gil de Biedma, se puso del lado de la rana padre y en contra de la Asociación de Vecinos de Chamberí.

En enero de 2009, Público desveló en una veintena de artículos otras escandalosas actuaciones de Ignacio González. Por ejemplo, que la cúpula del PP tenía en su poder un dosier de 69 páginas sobre el abultado patrimonio y las adjudicaciones irregulares del vicepresidente madrileño. O qué González había inyectado 1,3 millones de euros de dinero público en la empresa de su profesor de pádel.

Hubo entonces diputadas madrileñas, como Inés Sabanés y Reyes Montiel, que hicieron todo lo posible para que aquellos hechos no se enterrasen. Pero se impuso la parte corrupta de IU y se les prohibió seguir dando la matraca con temas tan feos. No merece la pena hablar de aquellos despreciables personajillos que escondidos tras la bandera de la Libertad trabajaban sin descanso para los corruptos. A alguna le pagan aún hoy la nómina.

Pero además de diputadas como Sabanés y Montiel, también ayudaron a destapar aquellos escándalos personas alejadas de la batalla política, que simplemente se acercaban al periodista asqueados al observar el gigantesco saqueo de los fondos públicos. Entre todos ellos sería injusto no acordarse de Javier L, al que la mafia amenazó y persiguió, hasta que lograron que se marchase de Madrid. Ayer, al enterarse de la noticia de la detención del jefe de esa presunta organización criminal, estaba el hombre contento, en una ciudad del sur donde ha reconstruido su vida, pensando que todo aquel acoso al que lo sometieron quizá ha servido para algo. Y también de Juan Carlos F., un simpatizante del PP, honrado a carta cabal, horrorizado porque la mafia había extorsionado a un familiar que se presentó a una adjudicación pública.

No hace falta decir que la Gran Protectora de la Corrupción en Madrid, Esperanza Aguirre Gil de Biedma, se puso del lado de la rana padre y en contra de las diputadas Sabanés y Montiel, en contra de Javier L., en contra de Juan Carlos F., en contra de todos los que le pedían que tomase medidas contra su número dos.

En 2012, cinco años después de las primeras informaciones sobre el personaje, el periódico El Mundo se incorporó al reducidísimo grupo de medios que denunciaba los desmanes de González y publicó la primera información sobre el ático de Estepona. Un asunto que llevó a los tribunales el Sindicato Unificado de Policía (SUP), entonces liderado por José Manuel Sánchez Fornet, cuya insistencia en denunciar el tema y no convertirse en un cómplice más de la corrupción le terminó costando el puesto. Pero Sánchez Fornet no se doblegó ni ante el entonces director de la Policía, Ignacio Cosidó. Por cierto que el ministro del Interior de la época, Jorge Fernández Díaz, aseguró que su conmilitón González había sufrido una investigación "ilegal" por parte de la Policía. ¡Qué ojo, Fernández, siempre del lado confundido de la ley!

Defenestrado Sánchez Fornet, el SUP se retiró como acusación popular en el caso del ático en 2015. Pero entonces cogió su relevo la asociación creada por los afectados del ERE de Telemadrid. Sí, los liberales, tan poco amantes de lo público, saquearon sin piedad la televisión pública madrileña. Llenaron los bolsillos de amigotes como Enrique Cerezo, un íntimo de González, y la fiesta la pagaron 861 empleados de Telemadrid que fueron despedidos cuando las arcas habían quedado vacías. Pero buena parte de ellos decidieron que tampoco se iban a rendir ante la mafia, y en un ejercicio de dignidad ciudadana encomiable, optaron por dar la batalla también en los tribunales y continuaron con la acusación popular por el asunto del ático. Es una obligación acordarse hoy de Alberto, de Celia, de José Ignacio, o de Liliana Pineda, que hizo un excelente trabajo jurídico.

No hace falta decir que la Gran Protectora de la Corrupción en Madrid, Esperanza Aguirre Gil de Biedma, se puso del lado de la rana padre y en contra del SUP, en contra de José Manuel, en contra de Liliana, en contra de Alberto, de Celia, de José Ignacio y de los otros 858 despedidos de Telemadrid.

Ayer se encendieron los focos de ese gran plató en que se ha convertido la política y el periodismo español. Allí estaban todos los héroes de puntillas reclamando su medallita. Todos jugaron un papel esencial en la detención de Ignacio González. Todos llegaron a tiempo para el último directo. Pues vale. Quienes no estaban eran los vecinos de Chamberí, ni Hugo, ni Inés, ni Reyes, ni Javier, ni Juan Carlos, ni José Manuel, ni Alberto, ni Celia, ni José Ignacio, ni Liliana. Ellos se conformaron con estar cuando tocaba, cuando no había focos, cuando la organización criminal te intentaba aplastar si denunciabas sus corrupciones.

P.D.: También hubo cinco periodistas que fuimos denunciados en los tribunales por Ignacio González por desvelar informaciones que no le gustaron al presunto jefe de la organización criminal. Es cierto. Pero eso va en nuestro sueldo y se supone que es parte de nuestro cometido profesional: controlar al poder. 


10 Comentarios
  • 208 AML 27/04/17 19:41

    Interesante historia para los que afirman que este es un estado de derecho, que la constitución nos protege a todos y que hay división de poderes. Los que no lo afirmamos, sabemos lo que hay, pero luchamos para que deje de haberlo. Agradecemos la lucha de Manuel Rico. Tu presencia honra a este medio.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 207 musarañas 26/04/17 18:33

    Es alucinante comprobar hasta que punto controlan el país.Ponen y quitan fiscales a su atonjo y conveniencia y lo hacen con total impunidad y desfachatez.Hacen falta mas periodistas que hagan su trabajo, que no dudo que los haya,pero lo que se ve son grandes medios de comunicación al servicio de alguien, pero desde luego no al servicio de los lectores.Viendo lo visto ,creo que el buen periodismo ,el que denuncia y el que pone blanco sobre negro son nuestra única esperanza.Gracias

    Responder

    Denunciar comentario

  • 206 E. García 26/04/17 15:11

    Muchas gracias Manuel, es tan desolador lo que está pasando en este país, que si no fuera por gente como tú, a muchos nos costaría seguir creyendo que puede haber solución a esta orgía de corrupción a la que los ciudadanos de a pie se nos hace tan grande, que lo único que nos causa es desesperación. Un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 205 losdel38 26/04/17 00:04

    ...Y a los Srs. de la Guardia Civil y al Sr Rico muchas gracias...( A los Sres.de la Policia Nacional no los nombro porque el PPadrino se los cepilló ) Eso si el PPadrino no está solo, lo apoya la banda del Opus. En todos los gobiernos de España.....".He dicho en todos " la banda Opus ha nombrado a ministros, a fiscales generales, a jueces, eso si todo es Gracias a Dios.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 204 cexar 25/04/17 16:16

    Muchas Gracias Hugo, Inés, Reyes, Javier, Juan Carlos, José Manuel, Alberto, Celia, José Ignacio, Liliana, vosotros sí que sois ciudadanos ejemplares. Y gracias Manuel por seguir controlando al poder. Salud,

    Responder

    Denunciar comentario

  • 203 Musidora 25/04/17 16:01

    https://www.change.org/p/exigimos-la-disolución-judicial-del-partido-popular-conforme-a-la-ley-de-partidos-pol%C3%ADticos   ------- un link para intentar echar a esta gentuza de nuestras instituciones...este es del 22 de abril, el último que he encontrado. Si alguien sabe de otro que lo diga por favor! Y difundid este! Por nuestra podrida sociedad! Intentemos salvarla al menos! Cómo sea! Y esto se puede hacer sentado!

    Responder

    Denunciar comentario

  • 202 Jesc 25/04/17 14:08

    “El trabajo de los periodistas no consiste en pisar las cucarachas, sino en prender la luz para que la gente vea cómo las cucarachas corren a ocultarse” Extraído de la web vallisoletana www.periodistillas.com.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 201 JDoliver 25/04/17 11:35

    Continuo un poco más:Analicemos a Rajoy. Una de dos: o es un corrupto (o encubridor) como todos los que van saliendo a goteo o no se enteraba de nada (como le sucede (o dice que le sucedió ) a Esperanza Aguirre). En todo caso que nos gobierne una de esas dos posibilidades no deja de ser preocupante. Que un medio de comunicación de izquierdas lo predique es importante, pero no tiene la fuerza electoral para provocar cambios en aquellos que votan al PP y se informan por medios de ideología conservadora . Lo que realmente sería importante es que fuera la prensa conservadora la que lo aireara y exigiera el cambio por alguien de su misma ideología. Pero no lo hace. Y si no lo hace no es por ideología sino por partidismo, por cálculo electoral. Es preferible tener a un presidente que controla el partido a desestabilizar el partido criticándolo y proponiendo un cambio. Y esto aunque su defensa vaya degradando cada vez más las instituciones democráticas. En los medios de comunicación conservadores hay mucha más propaganda que en los medios más progresistas aunque ellos lo nieguen vehementemente. ¿Verdad Sr. Marhuenda?

    Responder

    Denunciar comentario

  • 200 MFO 25/04/17 11:31

    Enhorabuena Manuel por este artículo tan esclarecedor. Demuestras unas altura de miras encomiable. Muchas gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 199 JDoliver 25/04/17 11:04

    Que políticos corruptos se mantengan en el poder durante años no sería posible sin la existencia de colaboradores bien situados en los medios de comunicación. El periodismo debería actuar siempre en defensa de la ciudadanía ejerciendo un control sobre el poder. Esto no implica que el periodismo deba carecer de ideología: es perfectamente lícito que haya medios de comunicación de derechas , de izquierda , católicos, liberales, ecologistas o lo que se quiera. El problema parte cuando un periodista (o un medio de comunicación) se vuelve partidista y juzga los hechos acaecidos no en sí mismos sino en función de quién los ha hecho. Un ejemplo histórico contrastado: Cuando Fidel Castro vino a España la prensa de derechas no se rasgó las vestiduras ni levantó ninguna gran polémica. ¿Había dejado de ser para ellos Castro un tirano? ¿O es que era mejor no polemizar con su anfitrión Fraga? ¿Qué fue más importante para esos medios la ideología o el partidismo?El periodismo partidista es propaganda del partido, no es periodismo. Sin esos propagandistas camuflados como periodistas y en cargos relevantes de control de medios de comunicación la permanencia de corruptos en el poder no sería posible. Por ello el dicho popular de "entre bomberos no nos pisemos la manguera" no vale para el periodista. El buen periodista debe desenmascarar a sus pseudocolegas, algo difícil porque en muchas ocasiones puede ser su jefe.Por ello periodistas como los que indica Manuel Rico, el propio Rico o Zarzalejos por poner un ejemplo de periodismo más conservador son necesarios. Un gran artículo.

    Responder

    Denunciar comentario



Lo más...
 
Opinión
  • Buzón de Voz Jesús Maraña Jesús Maraña

    Un fiscal antisistema

    La Operación Lezo ha puesto en evidencia las profundas fallas de un sistema capaz de consentir un latrocinio de recursos públicos durante al menos diez años.
  • Telepolítica José Miguel Contreras José Miguel Contreras

    ¿Por qué siempre ganan los malos?

    No es casual que todas las culturas represoras, desde el macartismo estadounidense hasta el mismo franquismo, impusieran incluir finales felices en sus películas.
  • Desde la tramoya Luis Arroyo Luis Arroyo

    Soy un manipulador

    El lenguaje es como la plastilina: puedes moldearlo para construir casi cualquier cosa. Un miembro de ETA puede ser “pistolero”, “terrorista”, “asesino”, “activista” o “gudari” (un soldado en euskera).
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre