X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Necrológica

Enrique Álvarez Cruz, magistrado fundador de Justicia Democrática

Isabelo Herreros Publicada 19/05/2017 a las 19:56 Actualizada 19/05/2017 a las 22:20    
Etiquetas
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 1

El pasado día 12 de mayo fallecía en Villafranca del Penedés el magistrado del Tribunal Supremo jubilado Enrique Álvarez Cruz a la edad de 92 años. Era el mayor de cinco hermanos, todos varones, entre ellos el poeta Carlos Álvarez y el novelista José María Álvarez, hijos de un capitán del ejército leal a la República, fusilado en Sevilla en los primeros días de la guerra civil por orden del sublevado general Queipo de Llano. Natural del pueblo gaditano de San Roque, emigró junto a su familia a Madrid a mediados de los años cuarenta, ciudad en la que transcurrieron sus años de juventud, y, al igual que sus hermanos, compatibilizó trabajo y estudios, hasta acceder por oposición a la carrera judicial, en la que desempeñó la titularidad de un buen número de juzgados de primera instancia e instrucción a lo largo y ancho de España.

Desde comienzos de los años setenta residía en Barcelona, de cuya Audiencia fue magistrado, y, aunque hubiera podido mantenerse en destinos cómodos optó de modo voluntario por un juzgado de peligrosidad social en 1977, (juzgados antecesores de los actuales de vigilancia penitenciaria), y desempeñó este destino durante los años de mayor conflictividad en las prisiones españolas, en particular en centros como Carabanchel o la célebre Modelo de la capital catalana. Durante este periodo acreditó una gran preparación jurídica, compromiso con la reinserción de los presos y una contundente defensa de los derechos humanos frente de la oficialista línea de represión pura y dura. Convencido como su admirado Manuel Azaña de las posibilidades revolucionarias del Derecho derivó a continuación su vocación hacia la jurisdicción laboral, en la que desempeñó hasta el año 1988 la Magistratura de Trabajo número 24 de Barcelona. En febrero de aquel año fue promovido por acuerdo del Consejo General del Poder Judicial a magistrado del Tribunal Supremo, y destinado hasta su jubilación en 1992 en la Sala Cuarta de lo Social, si bien prolongó su vida profesional unos años más como magistrado suplente. En su haber toda una colección de sentencias de referencia en el mundo laboral.

Persona de una gran cultura en muy distintas disciplinas, como la historia y la literatura, cultivó el ensayo, y fue durante muchos años colaborador de revistas y diarios, entre ellos El País. En los años finales del franquismo fue uno de los fundadores de Justicia Democrática, organización que aglutinaba a jueces y fiscales en su mayoría de izquierdas, comprometidos con la lucha por las libertades y la justicia social. Autor de libros como Entrevistas en el más allá (1999), ficción literaria de imaginadas entrevistas a personajes históricos; también de La justicia, esa bella desconocida: Memorias de un juez de izquierdas (2006).

Nunca ocultó su posicionamiento claramente republicano, lo que le ocasionó más de un problema con las autoridades gubernativas, en particular en los años de la transición a la democracia; también llegó a estar incurso en un sumario, en 1980, seguido contra personas de cierta relevancia que se habían auto-inculpado como cooperadores en la comisión del entonces delito de aborto.

Residía en el centro de Barcelona hasta hace unos años, en un antiguo piso rodeado de libros, pero por motivos de salud decidió trasladarse a vivir a Sant Sadurní d'Anoia a fin de recibir mejor atención familiar y médica. Al producirse un emperoamiento general de las patologías que padecía fue trasladado hace unos días a un hospital de Villafranca del Penedés donde finalmente falleció. DEP
 
___________
 
Isabelo Herreros es periodista e historiador.


Hazte socio de infolibre



1 Comentarios
  • irreligionproletaria irreligionproletaria 25/05/17 00:43

    Releo, del extraordinario jurista, una carta abierta, suya, aparecida en EP el 25 mayo 1994, a la entonces, Ministra de Cultura, Carmen Alborch.: "...¿Qué por qué le cuento a usted todo esto? -imagino que se estará preguntando- Lo hago porque usted forma parte del Gobierno de un país de Europa y es ésta, antes que cualquier otra parte del mundo...la que debe tratar de impedir que el avispero balcánico se desarrolle como un cáncer y acabe por arruinarlo tordo..."Pero, yo no soy la Ministra de Asuntos Exteriores, podría decirme, sino únicamente la de Cultura". Claro, pero fueron ustedes los ministros de Cultura, los que se negaron a conceder a Sarajevo ese carácter de capital cultural de Europa, a pesar de los esfuerzos de aquellos intelectuales comprometidos que querían lanzar los tinteros contra los cañones, como pedía Victor Hugo. Y eso que lo único que se pretendía, puesto que la designación de Lisboa como Capital Cultural para 1994 estaba ya acordada, era hacerle un hueco a Sarajevo, durante el cambio de año, entre la entonces capitalidad de Amberes y esa próxima de Lisboa. Mas, ni siquiera eso fue posible, por lo visto....Quiero suponer señora ministra, que usted apoyó esa pretensión como imagino la apoyaría su colega de Grecia, la desaparecida Melina Mercuri ¿Cómo podría haber sido de otro modo?...Haga algo, invente algo, aunque sólo sea para que no sean siempre ellos los que inventan. Susan Sontag, que estuvo en Sarajevo con Juan Goytisolo, Toni Morrison y los demás, escenificó allí la obra de Beckett 'Esperando a Godot; sería una lástima que tuvieran que quedarse esperándole indefinidamente. Vaya usted también a Sarajevo, a Gorazde o a donde sea, y dígales que estamos con ellos. Y que es esa Europa la que nos interesa, no la de las tribus." //Enrique Álvarez Cruz, es Magistrado del Tribunal Supremo.// Agradecimiento por su compromiso con la Justicia y con la democracia. Hombres y mujeres responsables, en su objetivo de reinseción de los penados, hacen avanzar un pais. // Compartimos la admiración por Manuel Azaña y eso, obliga. // Su paso por las Instituciones de Justicia españolas, ha dejado huella, universalizándola. DEP.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre