Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



la crisis de la monarquía

La infanta alega que Casa Real no es la que vela por la legalidad de las ONG que apoya

  • Los abogados de Cristina de Borbón se adhieren al recurso del fiscal, descargan responsabilidades sobre los empleados de Zarzuela y subrayan que un cónyuge no es "garante" para evitar o impedir que su pareja cometa un delito
  • Reprochan al juez que inflija un "sobre-castigo" a la hija del rey y que no tenga en cuenta que su condición de persona vinculada a una "institución central del Estado" añade carácter "punitivo" a la imputación

Publicada 16/04/2013 a las 15:52 Actualizada 16/04/2013 a las 21:10    
Etiquetas
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 5

La infanta Cristina acude a su trabajo en La Caixa.  EFE

La infanta Cristina acude a su trabajo en La Caixa. EFE

El escrito por el que la defensa de Cristina de Borbón se adhiere al recurso del fiscal contra la imputación de la infanta sostiene que no son los miembros de la Casa Real sino “los empleados de esta” los que deben velar por la legalidad de las actuaciones de aquellas asociaciones a las que los integrantes de la familia del monarca prestan un apoyo “formal”. Invocando la doctrina del Supremo, los letrados deslizan que el juez debió tener en cuenta que, por su pertenencia a la Casa Real -su vínculo "con una institución central del Estado", es la fórmula usada-, la imputación de la infanta tiene "socialmente un sentido punitivo adicional". "Ello -apostillan- exige sin duda un especial cuidado". El escrito remacha una y otra vez que los indicios manejados por el juez para dictar la imputación no son tales.

Formuladas en 32 páginas, las alegaciones presentadas este mediodía por los abogados Miquel Roca y Jesús María Silva, utilizan ese argumento para minimizar la relevancia de que la infanta perteneciese a la junta directiva de Instituto Nóos. Y lo exponen en los siguientes términos: “No hace falta insistir, por lo demás, en que son múltiples las causas, patronatos y asociaciones que disfrutan de un apoyo formal de miembros de la Casa Real, siendo siempre los empleados de esta los que deben velar por la adecuación de la legalidad de los objetivos a los que se presta padrinazgo o apoyo”. Para ilustrar su tesis, los letrados enumeran las ONG ligadas a la infanta. Ninguna de ellas está bajo sospecha o investigación. Y, que conste, en ninguna de ellas sus directivos son a su vez socios en empresas privadas, como ocurría en Instituto Nóos con Iñaki Urdandarin y Diego Torres.

Previamente, los letrados ya habían señalado con nombre y apellidos a quien consideran que debía ejercer como “garante de control de riesgos” en Instituto Nóos. “En el caso de autos, dicha confianza especial inherente al matrimonio se veía reforzada adicionalmente por la presencia en la asociación de una persona situada en la posición de garante de control. Dicha posición de garante de control de riesgos no era ostentada sino por el señor García Revenga, secretario personal de sus altezas reales lass infantas”.

La tesis de que los miembros de la Casa Real no son garantes de legalidad de sus asociaciones patrocinadas se suma a un argumento esencial para la defensa de la infanta pero letal para Urdangarin por cuanto los letrados de Cristina de Borbón ni siquiera cuestionan que el duque consorte haya cometido los delitos que el juez y el fiscal le atribuyen.  Ese argumento es el de que, como esposa de Urdangarin, Cristina de Borbón no es “garante de la evitación ni de la obstaculización” de los presuntos delitos que pudiera cometer su cónyuge. Más adelante, el escrito abunda en esa idea al subrayar que, legalmente, los ciudadanos solo tienen deberes de impedir o denunciar delitos cuanto estos atenten contra la vida, integridad, salud, libertad sexual o libertad”. “Es evidente –dicen los letrados- que no se están investigando hechos de esta naturaleza”.

Los letrados niegan todo crédito a la declaración de Diego Torres a la vez que recalcan su convicción de que su declaración judicial es lo único que sustenta el auto de imputación de la infanta. Sugieren que el antiguo socio de Urdangarin instrumentaliza al juez, entienden que el magistrado culpa a Cristina de Borbón de haber cometido un delito imposible "por omisión" al haber permitido que su nombre apareciera en un folleto de Nóos, concluyen que está aplicando un sistema "inquisitivo"  y sugieren que si Torres señaló a la infanta como copartícipe de las decisiones de la asociación es porque alberga odio o enemistad manifiesta contra ella.

Las alegaciones ni confirman ni desmienten la existencia de la confusa orden de la Casa Real para que Urdangarin se alejase de Instituto Nóos. De hecho, ni se menciona ese episodio. Simplemente, los abogados enfatizan que abandonó en marzo de 2006 la asociación investigada “tras conocer las primeras polémicas mediáticas sobre su participación en Instituto Nóos”.

Y por dos veces, los letrados introducen aquí una pulla a Urdangarin al destacar que la infanta ni se sumó al patronato de la ONG heredera de Nóos, Fundación DCIS, ni le dio su apoyo. Diversas declaraciones judiciales y los correos aportados por Diego Torres -cuya veracidad y legalidad pide la infanta que se investigue- constatan que Urdangarin estaba no en los aledaños sino en el corazón de DCIS, la fundación utilizada en 2007 para sacar de España medio millón de euros.




5 Comentarios
  • 5 Uber die gegen 17/04/13 03:53

    Hombre,si la ong esta a tu nombre o eres socia o lo que sea,digo yo que algo tendras velar.Deberia existir un delito solo por llamar estupido con estupidos argumentos al que sin poder escojer tiene que pagarte el pan. Vaya pais...

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 SitaPepis 16/04/13 22:32

    Hay leyes que hay que aplicar. A todos. Si los cónyuges demuestran su irresponsabilidad hay circunstancias legales que les apoyan, como incapacidad manifiesta. No me parece que sea el caso. La infanta parece muy capaz. Y ejemplificar no estaria mal...

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 Petapouco 16/04/13 21:16

    Eso es evidente y no, me explico: No vela por la legalidad de las ONGs . Tampoco vela, sino que se desvela por los turbios negocios, tejemanejes, proyectos y patrocinios de Nóos, Aizoon, etc.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 unomas 16/04/13 20:37

    “no son los miembros de la Casa Real sino “los empleados de esta” los que deben velar por la legalidad de las actuaciones de aquellas asociaciones a las que los integrantes de la familia del monarca prestan un apoyo” ¿Quiere decir Yo hago lo que me da la gana, pero la culpa es de los criados? Los criados saben de los saqueos que el Urdangarin comparte con ella?(son bienes gananciales), porque ella dirá No se nada, que se lo pregunten a la asistenta. Poca gente se cree que ella no ha participado en el saqueo a las arcas públicas y los que lo digan, también creerán que al igual que su padre no participaron, como mínimo, encubriendo.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 Belley 16/04/13 19:12

    Una cosa me parece meridianamente clara: García Revenga ya puede ir buscándose un empleo porque la Casa Real necesita achicharrarlo para tratar de salvar a Cristina.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre