Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



la privatización de la sanidad

Madrid planea pagar hasta 56 millones más de lo previsto por la privatización de seis hospitales

El Gobierno de Madrid 

Publicada 18/04/2013 a las 00:08 Actualizada 18/04/2013 a las 13:02    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 1

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty.  EFE

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty. EFE

La ofensiva lanzada a finales de 2012 por la Comunidad de Madrid para contrarrestar las protestas de los sanitarios contra el plan de privatización de otros seis hospitales acaba de dejar al aire su primer gran agujero argumental. En una convocatoria restringida y discrecional a la que solo fueron invitados algunos medios, la Consejería de Sanidad difundió ayer el contenido de los pliegos de condiciones que regirán la privatización. Y el borrador de esos pliegos, al que ha tenido acceso infoLibre, señala que el Ejecutivo está dispuesto a pagar a las empresas concesionarias no los 441 euros por habitante anunciados y reiterados por el consejero Javier Fernández Lasquetty sino hasta 518, aunque la media se sitúa en 496,85 euros per cápita. La nota donde el Gobierno explica sus planes lo expone así: "La cápita, que es el precio que abona anualmente la Administración a la concesionaria por cada habitante, oscilará entre los 473 y los 518 euros"

Dado que la población asignada a esos seis centros excede del millón de habitantes, la consecuencia es obvia: el sobrecoste respecto a la cifra anunciada por Lasquetty para demostrar que la gestión privada abarataría costes puede alcanzar hasta 55 millones. ¿Por qué? Porque si a cada concurso acudiera una sola empresa –las grandes del sector han hecho público su supuesto “desinterés”-, la falta de competencia obligaría al Gobierno a aceptar el precio máximo de licitación o uno cercano. 

Supuestamente, aun así la sanidad pública ahorrará según los cálculos del Ejecutivo, cuya veracidad niega de forma tajante la Asociación de Facultativos. El PSOE mantiene recurrida ante el Constitucional la privatización de los seis hospitales que ahora saldrán a concurso.

El pliego plantea de forma confusa cuál es exactamente el ámbito del contrato. Porque no dice que se trate de la asistencia hospitalaria sino de la prestación de "atención sanitaria especializada a la población protegida de los Municipios y Zonas Básicas" correspondientes a los hospitales cuya gestión se licita. ¿Significa lo anterior que también toda la atención especializada ambulatoria de esas áreas quedará en manos privadas? De momento, es una incógnita.

Fuentes de la Asociación de Facultativos, ariete de las protestas contra los planes privatizadores del PP madrileño, anticiparon anoche su disposición a emprender acciones legales –posiblemente, penales- si los pliegos se mantienen en los términos planteados por el borrador difundido ayer. Los médicos entienden que el modelo previsto por el Ejecutivo madrileño implica que el erario público costearía por partida doble ciertos servicios. Y eso, sostiene la asociación, sería un "presunto delito contra la Hacienda Pública". 

En lo que fuentes políticas consideran un intento por aplacar los ánimos de un sector cuya movilización superó todas las expectivas, el Gobierno de Madrid obligará a las empresas concesionarias a mantener al completo las actuales plantillas y primará a las que incorporen a sanitarios a sus  consejos de administración. 

Los seis centros sobre los que ahora pende la privatización son el Hospital del Norte (Infanta Sofía), el de Parla (Infanta Cristina), el de Vallecas (Infanta Leonor), el de Coslada (Hospital del Henares), el de Aranjuez (Hospital del Tajo) y el de Arganda (Hospital del Sureste)
Para fijar el precio por habitante, la Consejería ha partido de dos premisa que la Asociación de Facultativos considera directamente falsas.

La primera falsedad que detectan los médicos es que el coste per cápita –la capitación, en el argot sanitario- se ha calculado como si cada uno de los seis hospitales sujetos a privatización ofreciera el catálogo completo de prestaciones santarias y no tuviera, por tanto, que derivar pacientes a otros hospitales. Pero la realidad no es esa.

Por ejemplo, y según los facultativos, el Hospital del Norte –Infanta Sofía-, por cuya gestión la Comunidad maneja pagar hasta 486 euros por habitante, cuenta con 26 especialidades menos que el Hospital de La Paz. Pero si el precio que la administración sanitaria madrileña pagará se ha fijado como si todas las prestaciones fueran a ofrecerse, eso significa –arguyen los médicos- que algunos servicios repercutirán en el prespuesto sanitario por partida doble: porque cobrará la concesionaria del hospital privatizado pero el gasto real será sufragado por el hospital netamente público que atienda al paciente.

La segunda clave que ha puesto en guardia a los facultativos es la llamada facturación intercentros, es decir, lo que un hospital paga a otro cuando este último atiende a un paciente que, por su lugar de residencia, debería acudir al primero.

Los médicos entienden que, una vez superada la horquilla de 360-380 euros de coste por habitante, se supone que el resto de la cantidad per cápita que el Gobierno esté dispuesto a pagar  sale de la facturación a otros hospitales públicos. Pero el efecto real de esa facturación intercentros "no se conoce", asegura la asociación. "Las bases de datos -asegura un experto- son antiguas y la casilla sobre el origen del paciente queda vacía en al menos un 30% de los casos". 




1 Comentarios
  • 1 ateo 18/04/13 18:45

    El destino final que nos aguarda al convertir a los pacientes en meras cifras de un balance económico con las privatizaciones sanitarias: incompetencia y avaricia a partes iguales como ha ocurrido en Inglaterra. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2013/02/incompetencia-y-avaricia-partes-iguales.html

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre