Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Modelo de Estado

Crece el independentismo en Cataluña y el centralismo en Madrid

  • Un tercio de los catalanes aboga por la separación de la comunidad del resto de España, y otro 71,9% considera crucial el debate territorial. En 2010, apostaban por la independencia menos ciudadanos
  • Un 37% de los madrileños piden un Estado con un único Gobierno central y sin autonomías, mientras que casi el 50% de los ciudadanos de esa comunidad desaprueba el despligue de la España de las CCAA

Publicada 03/05/2013 a las 17:18 Actualizada 03/05/2013 a las 19:51    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 5

Manifestación de la última Diada en Barcelona, el pasado 11 de septiembre de 2012.

Manifestación de la última Diada en Barcelona, el pasado 11 de septiembre de 2012.

EUROPA PRESS
Por si no quedaba claro que las posiciones de los catalanes respecto a España han girado notablemente, ahí está la última del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Un 33,7% de los ciudadanos de esa comunidad cree que Cataluña debería ser un Estado independiente. Y es la opción favorita. Por detrás quedan las demás alternativas: que Cataluña siga siendo una comunidad autónoma como ahora (29,4%), que sea un Estado dentro de una España federal (21,4%) o una región de España (12,1%).

Los datos figuran en el III Barómetro Autonómico del CIS, conocido hoy, pero realizado entre el 13 de septiembre y el 9 de octubre de 2012, justo después de la multitudinaria manifestación de la Diada, en plena efervescencia del desafío soberanista, y antes de las elecciones autonómicas de noviembre.  

La pregunta no se incluyó tal cual en el anterior sondeo del mismo tipo, en el II Barómetro, confeccionado entre enero y marzo de 2010. Pero sí una semejante, y que viene a demostrar la evolución del sentimiento de los catalanes. Ante la pregunta de con qué fórmula de organización del Estado estaban más de acuerdo, en 2010 una mayor parte de catalanes (29,3%) prefería unas comunidades con más autonomía. Otro 26,2% se inclinaba por unas CCAA con el mismo grado de poder, y sólo un 23,6% quería un Estado que permitiera a las comunidades acceder a la independencia. En 2012, los datos eran completamente diferentes. El 37,4% aseguró el año pasado que prefería una España que reconociera a las CCAA "la posibilidad de convertirse en Estados independientes". Un 27,7% se decantaba por un Estado con comunidades "con mayor autonomía que en la actualidad" y otro 16,7% defendía la actual configuración. 

Además, un 68,6% demandaba en 2012 un "mayor grado" de autonomía para Cataluña, por un 54,9% que creía eso mismo en 2010. Otro dato apuntala hasta qué punto es clave para los catalanes el debate "en torno a la forma del Estado". "Bastante importante" lo cree el 41,2%.




La Comunidad de Madrid es casi el reverso de la moneda. Porque igual que se han extremado las posiciones en Cataluña, también lo han hecho en Madrid. Son mayoría (36,8%) los madrileños que piden un Estado con un Gobierno central sin autonomías, cuando en 2010 era sólo un 21%. La conservación del Estado autonómico en su vigente configuración es preferida por el 22%, por el 42% de hace tres años. Una España con unas autonomías con menor poder es deseada por el 19,7% de los madrileños, porcentaje (este sí) similar al de 2010 (17%).

Peor valoración del despliegue autonómico

En coherencia con esta radicalización, un 40,9% de los ciudadanos de la comunidad gobernada por Ignacio González reclamaba que el grado de autonomía de la región fuera "menor". Otro 47,7% juzgaba "más bien negativo" el desarrollo de la España autonómica, cuando en 2010 eran más (41,1%) los que lo consideraban "más bien positivo". Ese empeoramiento de la valoración del Estado de las CCAA también se ha producido, aunque en menor medida, en Cataluña: hace tres años, aprobaba el despliegue autonómico el 51,7%, frente al 42% de 2012. Los satisfechos, en ambos momentos, superaban al número de descontentos. 



El barómetro autonómico del CIS destina un apartado al eje nacionalismo-centralismo. La población catalana se situaba en 2012 en el 6,11 (5,19 en 2010), donde el 0 es "mínimo nacionalismo catalán" y el 10, el máximo. En otra escala, en la que el 0 representa "máximo centralismo" y el 10 la "máxima descentralización", los catalanes colocan al Estado de las autonomías actual en el 4,03, cuando les gustaría que estuviera en el 6,92. Hace tres años, estos registros eran del 4,59 y del 6,38

En Madrid, otra vez, las cosas se ven desde otro prisma. Los madrileños creen que el Estado de las CCAA está hoy en el 6,03, por encima de lo que ellos querrían (3,77). En 2010, la radicalización era menor: 6,05 y 4,35


5 Comentarios
  • 5 Miju33 04/05/13 17:11

    Corrección y bibliografía de mis correos sobré este tema: traductor de "Victus" : Xavier Pàmies. La Vanguardia  28/4/13. Página 59. Nombre campaña difamatoria sobre el Estado español: " Diplocat". La Vanguardia. 1/5/13. Página 11.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 Miju33 04/05/13 11:48

    Y finalmente disiento con la lectura que hace el autor del artículo sobre el independentismo en Cataluña. Si un 33,7% lo apoya, un 66,3% se muestra contrario aunque con matices diferentes en la relación con el resto del Estado. Más de veinticinco años de inmersión lingüística e ideológica en Cataluña han producido sus efectos. Al saber que más catalanes habían preferido leer la versión traducida del libro "Victus" se me planteó la duda si era por provincianismo, o porque gran parte de las nuevas generaciones tienen dificultades leyendo en castellano, pues no entiendo, dominando un idioma, la renuncia a leerlo en su versión original

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 Miju33 04/05/13 11:26

    A los catalanes, como a los toros con el capote, les han puesto la señera delante mientras les despojan de derechos sociales sus propios dirigentes. Desgraciadamente muchos no se han enterado. Se han creído una fábula inexistente, ni en el relato del pasado, lo de 1714 debería constituir un motivo de vergüenza para sus gobernantes que permitieron que se masacrara a la población por una causa perdida, en defensa de sus propios intereses. Ni ahora persiguiendo conseguir una absurda "independencia" dependiente de Merkel y sus acólitos que,además no avala ningún Organismo Internacional. Pero el populismo prefascista se ha instalado. Si ahora sólo se ven banderas catalanas, cuando empiecen a aparecer las españolas, somos muchos que no somos especialmente patriotas ni de aquí ni de allá, pero que estamos hartos del pensamiento único, la situación en Cataluña se tornará muy peligrosa

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 Miju33 04/05/13 11:00

    Apuntes desde Cataluña: el libro más vendido en la Fiesta del Libro de este año ha sido Victus en su traducción al catalán. La versión original está escrita en castellano. Sucede que el auto,r que escribe habitualmente en catalán, debido a sus giros y, supongo, complejidad, acabó redactándolo en castellano. El Ayuntamiento de Barcelona, con dinero público, lo hizo traducir al catalán (Sergio Pamies). Y una mayoría de catalanes prefirió comprar la versión traducida. La Generalidad, con la colaboración de Diputaciones y Ayuntamientos, con dinero público ha creado un Organismo que se dedica a propagar fuera de España que Cataluña está sufriendo la tiranía de un Estado opresor. Un periodista deportivo justifica la derrota del Barça en Champions arguyendo que "la mayoría de sus jugadores son de aquí, buena gente, catalanes..." Ese mismo diario antepone sistemáticamente el artículo "el" al referirse a años de este siglo. Ejemplo: "del 2013". La Generalidad va a lo suyo, pero el desgaste es 0

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 Miju33 04/05/13 02:17

    Carta dirigida al Dtor. de La Vanguardia no publicada. Se titulaba "banderas" pero hubiera preferido: " De fascismo a prefascismo".  Sr. Director Soy barcelonés. Hace unos días murió mi madre. Vivía en La Diagonal. Recogiendo sus cosas encontré una bandera española, 10 x 2 m., que recordé durante la Dictadura de Franco nos obligaban a colocar en el balcón anualmente el día del desfile militar conmemorando "El Día de la Victoria" y, en las afortunadamente pocas oportunidades en que el Generalísimo visitó la ciudad. Actualmente, y sin que exista celebración alguna, se puede ver un número apreciable de banderas catalanas colgando de balcones y ventanas. Yo no soy nacionalista, es un concepto que me queda grande, pero sugerí a mi mujer la posibilidad de colgar la bandera de mi madre en nuestro balcón. Me respondió que mejor no, que sólo pensarlo le daba miedo.  ¿Debería tenerlo?. Atentamente Miguel Ángel Ferrán Setién

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre