Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



La salida de la crisis

Rubalcaba: “Sé que es difícil, pero el acuerdo merece la pena, y por nuestra parte no va a quedar”

  • El líder del PSOE formaliza en el Congreso su disposición al pacto y apremia al presidente a que se reúna con los grupos parlamentarios y con las comunidades autónomas. Le subraya que acuerdo "no es adhesión"
  • Reconoce que dudó en si hacer finalmente su oferta por el cariz optimista de la intervención del presidente: "La España que usted ve es distinta a la que veo. Veo una España asustada, pesimista, sin horizontes, desconfiada como nunca de sus políticos y de sus instituciones"
  • Anunciará que enviará un documento al presidente que contenga la propuesta metodológica para caminar hacia la concertación nacional
  • El secretario general dice que no quiere volver a políticas pasadas: "Ni las de Zapatero, ni las de Rajoy, le propongo las de Rubalcaba"

Publicada 08/05/2013 a las 09:20 Actualizada 08/05/2013 a las 13:45    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 2

EL AUTOR
Relacionados
El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante su intervención en el Congreso, este miércoles, 8 de mayo.  EFE

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante su intervención en el Congreso, este miércoles, 8 de mayo. EFE

Sin novedades. Alfredo Pérez Rubalcaba subió este miércoles a la tribuna del Congreso con la disposición al acuerdo (otra vez) forjada en los últimos días. Con la mano tendida. Evitando un discurso hosco y furibundo, señalando las discrepancias, sí, pero también las coincidencias, apremiando a Mariano Rajoy a cambiar su política. Pero por encima de todo incidiendo en que el país está en una situación catatónica que exige un gran pacto. Y así remató su intervención inicial: "Sé que es difícil, pero creo sinceramente que merece la pena que lo intentemos, y por nuestra parte, no va a quedar". 

El secretario general del PSOE reconoció, al final de su disertación, que había "dudado" en si hacer o no su oferta, sobre todo por el cariz de la intervención, triunfalista, del presidente del Gobierno, quien había reseñado minutos antes que su política no admite cambios y está logrando reorientar a España hacia la salida de la crisis. "La España que usted ve es distinta a la que veo. Veo una España asustada, pesimista, sin horizontes, desconfiada como nunca de sus políticos y de sus instituciones. Veo a los españoles con miedo, sin futuro. Veo una situación dramática que no se corresponde con lo que describe. Por eso mucho me temo que lo que digo va a chocar contra un muro". 

Y lo que dijo fue que la "grave crisis" en la que está sumida el país, pese al relato optimista de Rajoy, merece "un gran esfuerzo" de todos, para poner en común "cómo" salir de la recesión. "Se trata de ver cómo mantenemos las reglas básicas de convivencia y la España que queremos". Rubalcaba demandó al presidente lo que ya venía pidiendo en distintas comparecencias en los últimos días: que escuche y se reúna, no sólo con empresarios y sindicatos –como ya ha anunciado, iniciativa que al PSOE le parece "un buen paso"–, sino con todos los grupos políticos y con las comunidades autónomas. "Busquemos grandes acuerdos que den confianza a los ciudadanos y permitan ganar confianza fuera. Busquemos un acuerdo para repartir con justicia los costes de la crisis", insistió. Ahora bien, puntualizó, pacto es pacto, "y no adhesión", que la oposición se sume sin más a las reformas programadas por el Gobierno, como quiere el líder del PP

Cambio de las políticas en Europa y España

Antes de llegar al culmen de su intervención, Rubalcaba había enjuiciado el Plan Nacional de Reformas presentado por el presidente y las nefastas previsiones de su Gobierno. Y se preguntó cómo podía ser posible que con esos malos augurios no se plantease un cambio de sus políticas, máxime cuando Europa sí que está dejando de poner el pie en el acelerador de los ajustes. "¿No se da cuenta de que no puede ser así, de que tiene que hacer inflexiones y cambios en sus políticas?", inquirió, indignado. "Cuando usted se reúne con el presidente italiano y le dice que hay que hacer otra política de empleo, eso es un cambio, aunque usted no lo llame así; cuando usted dice en Europa que hay que hacer políticas de crecimiento, eso es un cambio, y si usted traslada esas peticiones a Europa, le vamos a apoyar. Desde aquí le renuevo nuestro apoyo a la política europea". Lo que el PSOE quiere es "equilibrar" entre gasto y austeridad, o combinar consolidación fiscal con políticas de estímulo. 

En ese punto el líder de los socialistas incardinó las propuestas de su partido para mejorar la financiación de pymes y familias y para frenar la hemorragia del desempleo. A saber: que el Banco Central Europeo impulse fórmulas para que el crédito llegue a las empresas, que el Banco Europeo de Inversiones libere dinero. Y que el Eurogrupo deje utilizar el sobrante del rescate financiero para impedir la quiebra de empresas y de familias, de forma que se posibilite una "recapitalización preventiva" de los bancos. Una medida controvertida que Bruselas rechaza y que el lunes se afanó en desgranar el mismo Rubalcaba ante la prensa. "¿Qué pasa si dentro de un año hay que ir al Mede [el Mecanismo Europeo de Estabilidad, el fondo permanente de rescate] para recapitalizar a los bancos? ¿Cómo va a explicar esto es los españoles? Es inexplicable. Si esto sucede, estaremos ante un problema tremendo, ante la exacerbación de un problema que tenemos, que es la desconfianza en la UE". 

En España, sostuvo, aunque "poco", "margen hay" para los cambios, para virar la política calcada de Angela Merkel de "austeridad a ultranza", y es introducir "estímulos" en la economía, en sanidad, en educación y en políticas sociales. Y, desde luego, cabe retirar la reforma laboral, con la que el PSOE ha discrepado "largamente" porque sólo ha servido para "facilitar el despido". El Gobierno va a examinar su ejecución. "Hagámosla aquí o encárguesela a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que entiende de esto" y no es tan dura como la OCDE, que pide "despidos más baratos y contrato único". Rubalcaba le recordó entonces la propuesta de su partido, la aplicación del Kurzarbeit germano, la moratoria de las extinciones de un contrato mediante un sistema que reparte los costes entre el trabajador, la empresa y el Estado y que en Alemania ha permitido "ahorrar un millón de despidos". 

Con "ánimo constructivo"

En la réplica, y pese a la negativa repetida de Rajoy, Rubalcaba volvió a insistir en los efectos balsámicos de un gran acuerdo nacional. Le reiteró su "ánimo constructivo" y la "voluntad" del PSOE y le anunció que le enviará un documento que contendrá una "propuesta metodológica" para alcanzar el pacto "que España necesita".  

Rubalcaba intentó zafarse del fardo de la herencia recibida, de la acusación persistente del presidente de que lo que proponen los socialistas es volver a políticas "pasadas". "No le propongo ni las políticas de [José Luis Rodríguez] Zapatero ni las de Rajoy, le propongo las de Rubalcaba, no le digo que vuelva a políticas equivocadas". 


2 Comentarios
  • 2 Paco de la Calle 15/03/15 22:56

    Después de casi dos años y repasar estas declaraciones vemos cláramente como la situación actual del PSOE es una consecuencia clara de su ideológia como lacayos del los poderosos. La política de Gabilondo: "..lo hecho hecho está..." es la continuación de esta política de "poli bueno - poli malo" el poli bueno solo sabe repartir algunas migajas de la mesa del poderoso.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 chelumora 08/05/13 12:26

    me parece bien que en situaciones excepcionales se ofrezca al gobierno un gran pacto nacional pero no olvide el Sr.Rubalcaba que su principal misión es el de liderar la posición con mayor mordiente que la que se está haciendo porque los progresistas pueden acabar respaldando otras opciones. El PSOE no es un fin en sí mismo sino un instrumento para cambiar la sociedad pero si el "instrumento" no sirve puede que haya la tentación de buscarse otra.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre