Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



El hombre moderno

Un crucifijo y dos estacas

Publicada 23/05/2013 a las 06:00 Actualizada 22/05/2013 a las 21:17    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 4

EL AUTOR
Relacionados
  • Audio Un crucifijo y dos estacas
Esta semana, puedes leer o también escuchar a Toni Garrido.

A Aznar no se le entrevista con escaleta y argumentos. Para entrevistar a Aznar se necesitan un crucifijo y dos estacas. Suya es esa actitud tan encantadoramente amarga de quien cree que toda cuestión tiene dos puntos de vista: el equivocado y el suyo.

Lo dice todo con la boca pequeña, pero su físico demuestra que Aznar quiere abdominar el mundo.

Convencido de que el odio es la máxima muestra de respeto, muestra un desprecio total hacia el otro, hacia todos los otros. La historia nos demuestra que para afirmar una identidad tribal o consolidar el poder entorno a un líder no hay nada mejor que tener a otro al que odiar. Nosotros somos los otros para Aznar.

¿De qué sirve el poder si no puedes abusar de él?, masculla entre dientes conocedor de que perder es la forma menos grata de jugar. Él juega como si fuera suya la pelota, juega a ser estadista, juega a ser estratega sin pasar del 4-4-3.

Con letra de médico extiende recetas en papel mojado, sabedor de que la situación a la que él mismo nos abocó es tan compleja que si finalmente encontramos una luz al fondo, será la de un club de carretera.

Es como los toreros, que se van, pero luego vuelven.

Capaz con sus pulmones de inflar un diccionario, articula frases que no conducen a nada, que no dicen nada, que ni calientan ni abrigan, Aznar es la costura de atrás de una media de rejilla.

Cree que todos le necesitan, pero nadie le quiere.

Insinúa que vuelve, pero no se presentará. Aznar sabe que da igual quién gane, todos perdemos.

Como planteaba el Perich, Aznar, a diferencia de un especulador inmobiliario, construye castillos en el aire, pero él los vende.

Total, que día que amanece, día que pasa algo.


4 Comentarios
  • 4 Nimaher 25/05/13 22:06

    Honestamente creo que haría muy bien guardando silencio, de su receta ya tomamos bastante.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 encafer 24/05/13 07:48

    Este señor !!Aznar!! piensa  en su locura que España lo necesita, en ese mismo afán de protagonismo ,no quiere entender, que la mayoría de ciudadanos de este país lo detesta y desprecia.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 resteban75 23/05/13 20:15

    ...Y LO DEMÁS ES O RUIDO O SILENCIO.  ¡QUÉ GRANDE TONI!

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 José Bonaque 23/05/13 13:16

    Clava usted al personaje. No le conocía, le sigo desde que comenzó Infolibre, Creo que es usted bueno, muy bueno..

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre