Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Las cuentas del PP

La oposición exige a Rajoy que no esquive el ‘caso Bárcenas’ en su comparecencia del 1 de agosto

  • El PP acepta que la petición de comparecencia de Rajoy de los Grupos Mixto, Izquierta Plural, Vasco y Catalán se acumule a la petición propia del presidente del Gobierno
  • El PSOE asegura que reclamará a Rajoy "explicaciones" y que "dimita"

Publicada 24/07/2013 a las 19:02 Actualizada 24/07/2013 a las 22:33    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

El presidente del Congreso, Jesús Posada, conversa con diputados de diferentes grupos.  EFE

El presidente del Congreso, Jesús Posada, conversa con diputados de diferentes grupos. EFE

La Diputación Permanente del Congreso de los Diputados votará este miércoles cuatro peticiones de comparecencia de Rajoy a cuenta del caso Bárcenas. El PP, con mayoría en la Cámara, cree que dos de ellas pueden sumarse a la registrada por el presidente el lunes a petición propia, por lo que las apoyarán. Todos los grupos han vuelto a exigir al líder del Ejecutivo que acuda al Parlamento a rendir cuentas sobre su extesorero y no camufle esta cuestión tras la política y la economía.

El tono de la Diputación Permanente de este miércoles ha distado bastante en las formas con el de la que tuvo lugar el pasado 11 de julio. En aquella ocasión, el portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Alfonso Alonso, anunció que su grupo iba a votar en contra de la petición de comparecencia de Mariano Rajoy en la Cámara para explicar el caso Bárcenas con el argumento de que no había ocurrido nada nuevo que así lo exigiese y de que permitir lo contrario era dar credibilidad a las palabras de un delincuente frente a la palabra del presidente del Gobierno.

En esta línea, disparó munición contra todos los grupos, a los que acusó de erigirse en "abogados" del "delincuente" Luis Bárcenas, el hombre que durante años tuvo la llave de la caja del PP. 

En este ocasión, el contexto era distinto. Presionado por el resto de grupos políticos y por la situación internacional, con la amenaza de una moción de censura por parte del Partido Socialista y ante el malestar interno en su propio partido, el presidente del Gobierno se adelantó a la Diputación Permanente y solicitó este lunes comparecer a petición propia. 

Por ello, el Grupo Parlamentario Popular anunció su disposición a acumular a la petición de comparecencia de Rajoy los puntos 5 y 6 del orden del día de este miércoles. En el cinco, formulado por los grupos Mixto y de la Izquierda Plural se solicita que el presidente "ofrezca explicaciones sobre su relación con el denominado caso Bárcenas, para que aclare todos los interrogantes que pesan sobre la situación del Presidente del Ejecutivo y para que informe de manera transparente a la ciudadanía ante la gravedad de las informaciones conocidas".

Por su parte, el punto 6, de los grupos Vasco (PNV) y Catalán (CiU) demanda que Rajoy acuda al Parlamento "a fin de dar cuenta sobre su posición y actuaciones en relación al denominado caso Bárcenas".

Todos los grupos coincidieron en que el 1 de agosto, la comparecencia de Rajoy debe incluir un requisito clave: que dé explicaciones creíbles, datos y pruebas sobre su relación con el extesorero del PP y sobre la financiación de su partido. No era esta la primera vez desde que el presidente anunció que comparecerá en la que los partidos mostraban sus sospechas de que pueda aprovechar la cita para pasar de puntillas por la corrupción y centrarse en política y en economía.

Las sospechas de la oposición tienen cierta lógica si se enmarcan en el literal de la petición de comparecencia del presidente del Gobierno registrada el lunes en el Congreso. Y es que en el texto no figura en ningún momento las palabras "Bárcenas" o "corrupción". Se limita a mencionar su intención de hablar sobre la situación política y económica.

Soraya Rodríguez, portavoz del PSOE en el Congreso, fue un poco más allá que el resto de grupos y aseguró que el próximo día 1 su formación exigirá a Rajoy "la verdad" y "que dimita". "Ya hemos llegado demasiado lejos", aseguró. "Al presidente del Congreso le traemos los Grupos Parlamentarios, la presión de los Grupos Parlamentarios, las presiones de la sociedad española [...] El día 1, no se equivoquen, no se va a hablar de la situación económica", avisaba al líder del Ejecutivo.

La diputada del Grupo Mixto Olaia Fernández mantuvo que este escándalo no se llama caso Bárcenas, sino "Partido Popular". "Más mentiras no se pueden soportar. De lo contrario, debería dimitir", instó al presidente a aclarar su relación con el extesorero.

Por parte de ERC actuó como portavoz Alfred Bosch. El diputado encendió los ánimos de los conservadores al sostener que el PP o son "malos" y sabiendo los 'tejemanejes' que se traía Bárcenas no lo denunciaron o bien son "bobos" porque no se enteraron de nada. "Tú las dos cosas", le espetó el diputado del PP Juan José Matarí.

El diputado Jon Iñarritu (Amaiur) demandó al presidente que no "difumine" el fondo del asunto por el que comparece el próximo día 1 ante el Parlamento. Además, lamentó que la estrategia del PP ante este caso haya sido la poner en marcha "el ventilador" y el "y tú más". "Señorías, la corrupción es la marca España", añadió.

En nombre del PNV, Aitor Esteban, consideró que siendo "realistas" "si no fuera por el asunto Bárcenas al Gobierno no se le hubiera ocurrido pedir la comparecencia en estos momentos". "Nosotros, de lo que vamos a hablar es de esto, no de otras cosas", dijo.

"Han de explicar por qué han mentido a los ciudadanos", exigió Cayo Lara en representación de la Izquierda Plural. Una exigencia en la línea de que Rajoy debe responder por qué negaba mantener contacto con el extesorero cuando los SMS publicados por el diario El Mundo lo desmienten.

Por su parte, Pere Macías (CiU) consideró que Rajoy debe ser transparente en la comparecencia del 1 de agosto. "¿Se imagina que no se cuente algo el 1 y el 2 salga publicado en los medios informativos?", se preguntó-

Minutos después de concluir el debate de estos temas, la portavoz socialista se enzarzó en una discusión con la vicepresidenta del Congreso, Celia Villalobos, a cuenta de una petición de comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno "para que explique cómo entiende el Gobierno las relaciones con el Poder Judicial y el respeto a sus actuaciones".

Discusión entre Villalobos y Soraya Rodríguez

Tras mencionar Rodríguez el caso del presidente del TC, Francisco Pérez de los Cobos, que ha militado en el PP, Villalobos le quitó el uso de la palabra al considerar que ese tema no estaba en el orden del día.

La misma mañana del miércoles la Mesa del Congreso, dominada por el PP, vetó la petición de comparecencia de De los Cobos para explicar este caso a petición del PSOE.


Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre