Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Comparecencia de Rajoy

Rajoy sobre Bárcenas: “No cometí el delito de encubrir a un presunto culpable”

  • Aseguró que ni él ni el PP han cometido ningún delito: "Ni financiación ilegal, ni cobro de dinero en negro"
  • "Me equivoqué al mantener la confianza en una persona que no la merecía", admitió Rajoy
  • No aclaró cuándo se enteró de que Bárcenas ocultaba dinero en Suiza, ni por qué se le mantuvo un sueldo de 20.000 euros al mes. Tampoco mencionó el intercambio de mensajes con su extesorero
  • Pide dejar trabajar a la Justicia y confía en que el caso acabará bien para el PP

Publicada 01/01/1970 a las 01:00 Actualizada 01/08/2013 a las 18:56    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 12

Rajoy aplaudido por su grupo en su comparecencia en el Senado.

Rajoy aplaudido por su Grupo en su comparecencia en el Senado.

EMILIO NARANJO
El día 1 de agosto de 2013 no sólo pasará a la historia por ser el día en el que Mariano Rajoy decidió por fin acudir al Senado a intentar aclarar algunos de los puntos sobre los escándalos de corrupción que afectan a su partido. Pasará a la historia por ser el día en el que el presidente del Gobierno decidió romper el tabú y osó por fin a pronunciar las tres sílabas que llevaba meses negándose a pronunciar: "Bárcenas". Las tres sílabas que componen el apellido del hombre que él mismo aupó a la tesorería del partido y que ahora tiene en vilo al Gobierno y a la formación conservadora.

Tras reconocer en su primer turno que se equivocó al confiar en Bárcenas y cargar principalmente contra los socialistas, el presidente del Gobierno volvía de nuevo a la tribuna a responder las intervenciones del resto de portavoces de los grupos. Unos turnos en los que se reclamó con insistencia su dimisión y la convocatoria de elecciones.

El presidente del Gobierno fue al grano: "Les responderé de forma muy clara y directa. No voy a dimitir de las responsabilidades que por amplia mayoría me encomendaron los españoles. Repito, señor Pérez Rubalcaba. Ni voy a dimitir ni voy a convocar elecciones anticipadas. Que quede muy claro".

Además, puso sobre la mesa sus sospechas de que a él no se le piden explicaciones, sino que se declare culpable. "A mí no se me piden expliaciones porque no les interesa nada de lo que pueda decir yo. Lo saben todo y como lo saben todo, están en posesión de la verdad y como tienen su versión, la mía no vale. Y como soy culpable, tengo que convocar elecciones".

Al igual que en el turno inicial, el dardo de todas las críticas fue Rubalcaba. El presidente del Gobierno volvió a recitar frases del dirigente socialista sobre la corrupción. Y le acusó de no haber comparecido ni una de las 40 veces que el PP pidió su comparecencia para explicar el caso Faisán cuando gobernaba José Luis Rodríguez Zapatero.

El otro eje de esta intervención estuvo dirigido a reclamar la presunción de inocencia y a insistir en la idea de que la responsabilidad política se asume cuando hay hechos probados. Además, insistió en que el caso Bárcenas no ha sido un impedimento para que el Gobierno continuase con su agenda reformista. 

"Que nadie tema que este asunto condicione al Gobierno. No les quepa la menor duda de que volverá el crecimiento y el empleo y más pronto que tarde. El Gobierno esta aquí y sigue gobernando", solemnizó.

Sobre Bárcenas, aportó escasas novedades respecto a su primera intervención. No había duda de que los SMS eran ciertos, y admitió el intercambio. Y excusó su relación con él al mantener que siempre ha apoyado a sus colaboradores "cuando han atravesado situaciones complicadas". Y que no siempre estuvo imputado.

Intervención inicial

Casi cinco horas antes, en su intervención inicial, había asegurado que la situación se resumía en dos palabras: "Me equivoqué"."Me equivoqué al mantener la confianza en alguien que ahora sabemos que no la merecía", añadió el presidente en su comparecencia a petición propia para explicar el escándalo de corrupción que afecta al PP.

Mantuvo, además, que ni él ni el PP han cometido ningún delito. Ni financiación ilegal, ni cobro de dinero en negro. Y se presentó como víctima de un exceso de confianza en quien creía inocente: "Di crédito al señor Bárcenas. Era una persona de confianza en el partido. Carecía de razones para dudar de su inocencia, así que le apoyé. Creí en su inocencia. Lo hice hasta el momento que llegaron datos de la existencia de cuentas millonarias en Suiza ocultadas a Hacienda. Ese ha sido todo mi papel en esta historia: me equivoqué al confiar en una persona adecuada. Cometí el error de confiar en un falso inocente, no el delito de encubrir a un presunto culpable".

Lo que no aclaró en estas primeras palabras es por qué siguió manteniendo relación con el vía SMS, como desveló El Mundo, después de conocerse que atesoraba dinero en el país helvético. Este hecho se conoció en enero y el contacto telefónico se mantuvo, al menos, hasta el pasado marzo.

El presidente del Gobierno calificó de "falsas" las acusaciones de su extesorero. "Ni se ha llevado una doble contabilidad ni se oculta ningún delito. ¿Se han pagado remuneraciones complementarias? Sí. Como en todas partes. Se ha pagado por un trabajo y se han pagado en blanco", indicó, antes de asegurar que "el único hecho probado hasta hoy es el del dinero del señor Bárcenas aparecido en la banca suiza". Se trata, este último del principal argumento que los conservadores llevan paseando desde que su extesorero entrara en prisión. Un intento de dar carpetazo a las acusaciones de financiación ilegal y a las del cobro de sobresueldos en B desviando poniendo el énfasis en que si el exresponsable de sus finanzas está ingresado en Soto del Real es precisamente por ese dinero que se le ha descubierto en Suiza.

En lo que respecta a su persona, Rajoy afirmó que "siempre" ha declarado "todos" sus ingresos: "Mis declaraciones de renta y patrimonio de los últimos diez años están a la vista de todo el mundo. Y me parece que tienen más valor que un renglón escrito al vuelo en un papel arrugado". En este momento, los suyos rompieron en aplausos. Llevan muy a gala que el presidente del Gobierno sea el único político español que he hecho públicos esos datos, pese que que el partido prometió lo mismo para toda su cúpula el pasado febrero y esta promesa brilla por su ausencia.

El enemigo es... el PSOE

Tras estas menciones, Rajoy pasó al contraataque. Ya se había dibujado como una víctima de Bárcenas. Ahora tocaba presentarse como una víctima del resto de los partidos de la oposición, principalmente de los socialistas. No pasa por alto que, pese a que lo negó por activa y por pasiva, es muy posible que si el PSOE no hubiese presentado la moción de censura el presidente no habría dado señales de vida en el Parlamento hasta pasadas las vacaciones de verano.

Precisamente para la iniciativa de los socialistas, que minutos después volvería a poner sobre la mesa Rubalcaba, el presidente del Gobierno tuvo todo tipo de descalificaciones. "Irrelevante", "pueril", "fraude de Constitución" fueron algunas de las palabras con las que se refirió a esta herramienta.

Rajoy utilizó en varias ocasiones una intervención de Alfredo Pérez Rubalcaba, de septiembre de 2011, para defender que se debe respetar la presunción de inocencia. "Esto es una cámara parlamentaria, no un tribunal. Hay quien quiere convertir el parlamento en una enorme comisaría", destacó Rajoy cogiendo prestadas las palabras del dirigente socialista. El presidente del Gobierno atacó con dureza a Rubalcaba, hasta el punto de afirmar: "Vive usted bastante más pendiente del señor Bárcenas que yo". Los suyos volvieron a romper en aplausos.

"Quien acusa debe demostrar la culpabilidad. La carga de la prueba corresponde a quien acusa y no a su víctima, de otra forma esto no sería una democracia", destacó Rajoy, que pidió a los diputados que esperen "a que la Justicia acabe su trabajo". 

Y hasta ahí llegaron las explicaciones del presidente del Gobierno.
No aclaró cuándo se enteró de que Bárcenas ocultaba dinero en Suiza, ni por qué se le mantuvo al extesorero un sueldo de 20.000 euros al mes hasta que se publicaron los papeles de Bárcenas en El País en enero de 2013. Tampoco hizo mención alguna a los mensajes de SMS que siguió intercambiando con Bárcenas después de esa fecha o por qué el principal recaudador del PP durante los año noventa fue Ángel Piñeiro, su compañero de pupitre en Pontevedra.

Antes de reconocer sentirse engañado por Bárcenas, el presidente del Gobierno hizo un repaso a la situación económica. "Aunque no esté bien, va mejor", dijo. Tras destacar que ya no existe riesgo de un rescate, mencionar la reducción del déficit y la mejora de las relaciones económicas con el exterior, Rajoy ha avanzado los datos del paro que se harán públicos este viernes. "Se situará en el entorno de 340.000 parados menos", adelantó. "Si lo medimos desde principios de año, es la mayor caída del paro entre enero y julio desde 2006. Es decir, antes de que comenzara la crisis".

Medidas contra la corrupción

En el debate sobre el estado de la nación del pasado febrero, el presidente del Gobierno avanzó seis leyes o reformas legislativas encaminadas a luchar contra la reducción y a favor de la regeneración democrática. Estas leyes no son todavía una realidad. En su comparecencia, Rajoy les puso fecha: "El próximo mes de septiembre comenzará a verse el resultado del paquete de propuestas de regeneración democrática que planteé en el debate sobre el estado de la nación del mes de febrero".


10 Comentarios
  • 12 Juana 02/08/13 08:32

    Queda poco que añadir, si una persona que está a la cabeza de una empresa, léase PP, no se entera de  los chanchullos de su tesorero y gerente, durante tantísimos años, cómo  va a enterarse  de lo que ocurre en España

    Responder

    Denunciar comentario

  • 11 c escuelas viejas n 8 2. A 02/08/13 01:55

    Este tio, lo dije el otro dia hoy se burlo de todos los españoles,este le miente a su propia madre y a quien se le ponga por delante,pero esto como le salga mal es capaz de amenazar al juez y echarle la culpa.Rajoy,eres un ser despreciable no vas a tardar mucho en caer te lo dice un minero que somos gente honrada no como tu que sabemos lo que eres mala persona.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 10 Inconsciente 01/08/13 22:07

    Así que Mariano Rajoy dice ser como la paloma de Alberti pero con barba, gafas y tics. Al menos la paloma no nos contaba milongas, todo era debido al despiste según se cree. Creyó que el norte era el sur, que la noche la mañana pero es que Mariano dice que no se enteraba de nada y la verdad un señor mayor con esa responsabilidad admitiendo que se entera tanto como una paloma en boca de un poeta puede parecer lírico pero aparte de hacernos sentir como si nos tomaran el pelo a mí me resulta peligroso y preocupante un tipo así. La paloma creyó que el trigo era agua pero este nos toma por imbéciles. Por cierto, la comparecencia en el Senado no se puede ver en la web del Congreso, será por algo o por la paloma. Quizá se equivocan las Instituciones o los votantes pero me temo que a última hora la culpa va a ser de la paloma o del poeta o vaya usted a saber. Necesitamos colombófilos como el comer.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 9 Belley 01/08/13 18:56

    Hagamos política-ficción a corto plazo: ¿Y si Bárcenas le hubiese tendido una trampa mortal a Rajoy reteniendo información muy comprometedora para él -por ejemplo, una grabación secreta, similar a las que hundieron a Correa, en la que el presidente largase más de la cuenta- y ahora, una vez que lo ha negado todo por activa y por pasiva en el parlamento, la sacase a la luz para darle la puntilla, pues lo haría quedar ipso facto como mentiroso, como encubridor y como corrupto? Suena maquiavélico, ¿no? La respuesta a esta pregunta, si es que tiene fundamento y Bárcenas no va de farol, mañana como titular en EL MUNDO (que parece ser el medio preferido por el ex tesorero).

    Responder

    Denunciar comentario

  • 8 El Señor Gordo 01/08/13 17:42

    Hagamos por un momento como que estamos lobotomizados (parcialmente) y nos creemos la versión de Mariano, alias "El engañado", alias "Presidente/Plasma". Sería entonces un alma cándida que desconocía lo que pasaba en su partido durante cuatro lustros. Que ascendió a un delincuente en el que creía ciegamente incluso cuando ya estaba imputado (y se conocían sus cuentas millonarias en Suiza). Enternecedor, pero necesito otra dosis de electroshock para creerme eso. http://www.elsenorgordo.com/2013/08/asi-hablo-mariano.html

    Responder

    Denunciar comentario

  • 7 againster 01/08/13 17:40

    Rajoy admite que se equivocó al confiar en Bárcenas y coger esos sobres llenos de dinero que le daba... El pensaba que era un regalo por su cumpleaños...

    Responder

    Denunciar comentario

  • 6 againster 01/08/13 17:16

    "Pide dejar trabajar a la Justicia y confía en que el caso acabará bien para el PP" Si dejasen trabajar a la justicia, hace mucho tiempo que el PP ni existiría...

    Responder

    Denunciar comentario

  • 5 Maria garcia 01/08/13 17:04

    Si Rajoy dimitiera por el caso Bárcenas, le daría al PP una inyección de moral, un lavado de cara..A la marca España le vendría bien..Claro que si se va ya no tendría poder..Con todo y con eso, a Rajoy solo pueden echarle los de su Partido..Unos porque se les han acabdo los sobresueldos, y otros porque crean en la política como arma de civilización humana. Lo último no quiere decir que la civilización vaya por buen camino..

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 Enrique G. Duro 01/08/13 15:29

    No, si he de ser moderado-censurado

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 Belley 01/08/13 14:36

    Llegó la hora de la verdad: Rajoy lo ha negado todo en sede parlamentaria, un sitio donde mentir es un gravísimo delito. A partir de este momento, si Bárcenas guarda munición de la buena en su arsenal y la dispara, Marianín será hombre muerto.

    Responder

    Denunciar comentario



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre