Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Elecciones europeas

Los socialistas europeos prometen acabar con la UE “del temor y la austeridad”

  • Plantean ir reduciendo los déficits "de un modo justo", acabando con el modelo de la troika
  • Uno de los ejes de las políticas de empleo será el desarrollo del Plan de Garantía Juvenil, del que piden aumentar el presupuesto
  • El PSOE ha insistido en la defensa de los derechos de las mujeres

infoLibre Publicada 01/03/2014 a las 17:37 Actualizada 01/03/2014 a las 19:10    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 3

Elena Valenciano y Martin Schulz, en el congreso del PES, este 1 de marzo en Roma.

Elena Valenciano y el alemán Martin Schulz, en el congreso del PES, este 1 de marzo en Roma.

PSOE
Los socialistas y socialdemócratas europeos quieren que las próximas elecciones al Parlamento europeo acaben con la "Europa de temor y austeridad", que, dicen, ha "creado la derecha", y pretenden dar un giro total a la UE si asumen el liderazgo: prometen que su prioridad será la creación de empleo y el relanzamiento de la economía, para lo que darán más margen para inversiones en los presupuestos nacionales, reduciendo los déficits "de un modo justo" y buscando "mutualizar responsabilidades y derechos en la eurozona".

Así consta en el manifiesto con el que concurrirán todos los miembros del Partido de los Socialistas Europeos (PES, en sus siglas en inglés), con presencia en los 28 países de la UE, que fue aprobado este sábado, 1 de marzo, en Roma, en una cumbre a la que han acudido el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y su número dos y cabeza de lista en estos comicios, Elena Valenciano. Bajo el lema de Hacia una nueva Europa, los firmantes se comprometen a acabar con el modelo de la troika y avanzar a una Unión "más justa y solidaria", según informa Europa Press.

El programa que defenderán los socialistas en los próximos comicios –a los que también concurren con un candidato único para presidir la Comisión Europea, el actual presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, del SPD alemán, ratificado hoy por 368 votos a favor de los 405 posibles– se centra en priorizar "la creación de empleo, una economía productiva, el sentimiento de pertenencia europeo y el respeto por las personas".

Su objetivo es lograr una Europa que "progrese" y, para ello, han garantizado que su "primera y principal prioridad" será la creación de empleo, ya que el "legado de las políticas económicas de los últimos cinco años" es que casi 27 millones de personas, entre ellos una cuarta parte de los jóvenes europeos, no tienen trabajo.

Uno de los ejes de sus políticas serán el desarrollo del Plan de Garantía Juvenil, un programa al que quieren aumentar "sustancialmente" el presupuesto y ampliar para que abarque a todos los jóvenes menores de 30 años, cinco años más que lo previsto en el actual. También quieren introducir "una ambiciosa política industrial europea" y apoyar la "economía social" y las pequeñas y medianas empresas, así como promover la innovación tecnológica y sostenible, acabar con el dumping social "eliminando la explotación de los trabajadores", y "los contratos precarios que afectan a tantos europeos".

"Salarios mínimos dignos"

Además, dicen que promoverán la justicia social, con "normas estrictas que garanticen la igualdad salarial, el trabajo de calidad y la protección de los derechos de los trabajadores y trabajadoras"; fortalecerlos derechos de los sindicatos, el diálogo social y la legislación contra la discriminación; mejorar la protección de los trabajadores contratados en un país diferente e introducir "salarios mínimos dignos en toda Europa, ya sea por ley o mediante negociación colectiva".

Los socialistas europeos parten de la creencia de que "las políticas basadas sólo en la austeridad han perjudicado" a las economías europeas y "castigado a los menos responsables de la crisis". Si se hacen con la mayoría, se comprometen a que exista "mayor margen de maniobra para las inversiones en los presupuestos nacionales", con el objetivo de "expandir la economía en lugar de reducirla".

En su opinión, la crisis ha demostrado que el euro puede actuar como "un dispositivo de protección eficaz", pero recalcan que los últimos cinco años han revelado que la construcción de la Unión Económica y Monetaria de Europa todavía no está completa. En concreto, defienden la importancia de "mutualizar responsabilidades y derechos dentro de la eurozona". Su intención es reducir los déficits "de un modo justo y sostenible" y gestionar la deuda pública europea "con nuevos instrumentos". Además, quieren poner en marcha un mecanismo de coordinación real de las políticas fiscales y económicas en la zona euro que tenga en cuenta los efectos sociales de dichas decisiones" en la comunidad.

Además, defienden que la Eurocámara y los parlamentos nacionales deben "conservar su soberanía e implicarse por completo en el ejercicio del control democrático sobre dichas políticas", porque creen que el legado de la troika "refleja un claro fracaso". Así, defienden la creación de "otro modelo", que sea "socialmente responsable y creíble".

"Guardianes del dinero público"

"Seremos estrictos guardianes del dinero público, garantizando la calidad del gasto público y mejorando la eficiencia de los presupuestos para obtener los mejores resultados para la ciudadanía europea", afirma el manifiesto, que también a luchar contra el fraude y la evasión fiscal, que quieren reducir a la mitad para 2020, y los paraísos fiscales.

Además, en el manifiesto, los socialistas denuncian que los europeos se han visto "obligados a pagar por los errores y la irresponsabilidad de un sector financiero no regulado". Recuerdan que el rescate a los bancos ha costado 1,6 billones de euros a los contribuyentes y dicen que se asegurarán de que "nunca más los bancos vuelvan a apostar con la vida de la ciudadanía". Para ello, defienden el establecimiento "sin dilación" de un marco adecuado que haga que el sector financiero trabaje al servicio de la economía real y aporte su parte correspondiente a la sociedad. Se trata de imponer "mayores regulaciones en el sector bancario" y frenar la especulación financiera, estableciendo "cortafuegos eficaces entre la banca comercial y la de la inversión".

Además, aseguran que impondrán un tope a las bonificaciones de los banqueros y agilizarán la introducción del impuesto sobre las transacciones financieras como "una justa contribución del sector financiero a la sociedad".

También insistirán en la creación de una agencia de calificación de crédito europea "independiente y pública" y continuarán los esfuerzos para construir una Unión Bancaria sólida, que tenga como objetivo "proteger a los ciudadanos europeos y ofrecer un acceso equitativo y justo al crédito en Europa".

"Solidaridad real" en materia de inmigración

Los socialistas y socialdemócratas europeos defienden que la UE debe demostrar "una solidaridad real" entre todos sus miembros en materia de inmigración y asilo, para lo que defienden la necesidad de establecer recursos suficientes y mecanismos adecuados que permitan "compartir responsabilidades".

La mención de las políticas de inmigración ha sido una de las preocupaciones que han transmitido de manera especial los socialistas españoles, que, en los trabajos previos a la aprobación del programa electoral común, insistieron también en la importancia de defender las políticas de igualdad y los derechos de salud sexual y reproductiva, que ven atacados con la reforma de la Ley del Aborto del Gobierno de Mariano Rajoy. Estos dos puntos de interés han recibido la atención de sus compañeros europeos y han sido incorporados al manifiesto común. En materia de inmigración –una preocupación compartida con otros países del sur de Europa– el programa defiende que el viejo continente y sus países miembros actúen "solidariamente" con el objetivo de "salvar vidas".

"Para evitar más tragedias humanas, debemos demostrar una solidaridad real entre todos los Estados miembros en materia de política de inmigración y asilo y contar a su vez con recursos suficientes", señala el manifiesto en el marco del sexto de sus diez puntos. Además, defiende la necesidad de establecer políticas de integración y participación efectivas, así como ayudas para los países de los que provienen los inmigrantes, y creen que hay que reforzar la lucha contra el tráfico de personas.

Una Europa "que no deje a nadie atrás"

Desde el punto de vista social, el PES se ha marcado como objetivo de la próxima legislatura luchar por "una Europa que no deje a nadie atrás" y, por eso, defiende que la UE apoye a sus países miembros en "la justa y efectiva redistribución de la riqueza y de las oportunidades". El objetivo es que los ciudadanos puedan tener "ingresos dignos, calidad y accesibilidad de la educación, de la vivienda, de la sanidad y el cuidado de la infancia y las personas mayores, así como unas pensiones adecuadas". Y para alcanzar estas metas, defiende establecer objetivos vinculantes para el empleo, la educación y la cohesión social y que todas las políticas europeas respeten estos objetivos sociales.

Uno de los puntos del manifiesto está centrado en la igualdad y los derechos de las mujeres, que los socialistas creen que hay que "garantizar, promover y mejorar". Para ello, buscarán un compromiso vinculante que acabe con la brecha salarial y la disparidad de pensiones entre mujeres y hombres y poner fin a la violencia contra las mujeres.

Además, y ante la "actual ofensiva conservadora", apelan a la necesidad de "proteger de forma enérgica y con urgencia la libertad de elección de las mujeres y el acceso a sus derechos sobre salud sexual y reproductiva". "Defendemos la igualdad y la no discriminación, y promovemos la igualdad entre mujeres y hombres a la hora de compartir el trabajo, el poder, el tiempo y las funciones, tanto en el ámbito público como en el privado", continúa el manifiesto, que también asegura que los socialistas serán "implacables" en su "lucha contra cualquier forma de racismo, sexismo, homofobia, transfobia e intolerancia".

En otro de sus apartados, el manifiesto apela al establecimiento de una legislación que otorgue más poder a los consumidores y se compromete a proteger los derechos de los europeos a "disfrutar de alimentos, productos y entornos seguros". Asimismo, defiende la promoción de un desarrollo rural sostenible y próspero y reconoce el "papel estratégico de la agricultura y la pesca" en sus sociedades.

Además, cree que la UE tiene que "recuperar el liderazgo en la protección del medio ambiente, los recursos naturales, y en la lucha contra la contaminación y el cambio climático" y, para ello, propone "una estrecha colaboración" con sus socios mundiales y "predicar con el ejemplo". Otro de sus compromisos es luchar contra la pobreza energética y garantizar un acceso mínimo a la energía para todo el mundo.

Valores de democracia, paz y respeto por los derechos

También incluye la búsqueda de un "equilibrio correcto" entre privacidad, libertad y seguridad y recalca la necesidad de una legislación europea sólida en cuanto a la protección de los datos personales de la ciudadanía y acceso a la información.

Y en materia de política exterior, defiende que la UE debe ser portadora de los principios universales de democracia, paz y respeto por los derechos humanos, incluidos los derechos de las mujeres y la infancia. "Debemos apoyar a las personas que luchan por la democracia, la justicia social, la no discriminación y la libertad frente a cualquier forma de ocupación en cualquier lugar del mundo", afirma el manifiesto.

Además, en su programa se comprometen a apoyar la Asociación Oriental como un importante instrumento para estrechar la relación entre sus países miembros y la UE, y fortalecer las relaciones con toda la región del Mediterráneo, así como a mantener su apoyo a la ampliación de la UE. En caso de nuevas adhesiones, subrayan que tienen que seguir siendo respetados "inequívocamente" los derechos fundamentales y los valores europeos.




3 Comentarios
  • 3 Jorge Cruz 02/03/14 16:25

    Lo malo de los partidos que se autodenominan socialdemócratas es que cuando gobiernan no aplican la socialdemocracia en sus políticas No es que la socialdemocracia no funcione en Europa; es que no se ha aplicado.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 Alfa 02/03/14 14:57

    Todo esto como mínimo es lo que debería hacerse, pero es que no hay ejemplos ni la más mínima inercia que indiquen que se pueda creer en esto, (pensando que es posible estos cambios) pero los políticos han perdido la credibilidad y los ciudadanos solo votamos una vez cada cuatro años

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 IRENE 01/03/14 21:38

    ¿Qué socialistas? Schroeder en Alemania quito derechos a los ciudadanos a manos llenas, Papandreu que les pregunten a los griegos como ha sido su comportamiento, Hollande en Francia no están nada contentos con su políticas, etc, etc, Ya sabemos como funciona la socialdemocracia en Europa, y no nos gusta.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre