Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



La situación en el PP

El PP vasco, al borde la ruptura a dos días del congreso que ratificará a Quiroga

  • La presidenta intentará consensuar otro candidato en la tarde de este miércoles tras la renuncia de Manuel Uriarte
  • El PP de Álava sigue apostando por el diputado general Javier de Andrés
  • Quiroga, enfrentada a Alfonso Alonso en este proceso, dio un ultimátum a sus compañeros en la noche del martes para intentar llegar a un acuerdo: o llegaban a un acuerdo, o el congreso quedaba en el aire.

Publicada 05/03/2014 a las 14:29 Actualizada 05/03/2014 a las 21:24    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Arantza Quiroga, presidenta del PP vasco.

Arantza Quiroga, presidenta del PP vasco.

EUROPA PRESS
El relevo de Iñaki Oyarzábal ha sumido al PP de Euskadi en una grave crisis. El viernes arranca su congreso y, a día de hoy, ninguno de los posibles candidatos  a sucederle ha cuajado.

Este lunes, según adelantó infoLibre, Quiroga ya había trasladado a los diferentes presidentes provinciales su intención de que el concejal de Vitoria, Manuel Uriarte iba a ser su mano derecha. Seguramente pensaba que con el hecho de ser alavés iba a contentar a la dirección provincial de la formación –en manos de Alfonso Alonso– muy descontenta con la marcha de Oyarzábal. Pero se equivocó. El portavoz del PP en el Congreso de los Diputados y su equipo no sólo quieren que el peso de su territorio se vea reflejado la secretaría general, sino en el resto de la estructura de la nueva dirección.

De hecho, fue el propio Uriarte el que, la noche del martes, comunicó a Quiroga que se había pensado mejor su propuesta y que no quería ser su número dos. Un momento que la presidenta aprovechó para lanzar un ultimátum a los presidentes provinciales para que lleguen a un acuerdo lo antes posible. O llegaban a un acuerdo, o el congreso quedaba en el aire. La apuesta de Álava sigue siendo Javier de Andrés, diputado general.

A media tarde de este miércoles, el PP vasco celebra una reunión previa al congreso en la que Quiroga, "con más fuerza y determinación" intentará cerrar un acuerdo. 

Tras la reciente crisis por la sucesión en el PP andaluz, que aún colea, la dirección nacional del PP no quiere más focos de tensión internos. Está previsto que este sábado, día 8 de marzo, María Dolores de Cospedal inaugure el congreso y lo clausure Mariano Rajoy.

En el punto de mira del ala dura


Desde marzo de 2008, cuando María San Gil abandonó el PP vasco por discrepancias con Mariano Rajoy sobre la ponencia de estatutos que sería debatida en el congreso nacional, ha llovido mucho en la formación en Euskadi. A día hoy, el partido que dejó San Gil ha tenido dos presidentes: Basagoiti y Quiroga. Ambos integran lo que en su día se bautizó como "el nuevo PP" o "el PP de la política pop", un grupo, muchos de ellos amigos, que se conocieron en la época en la que militaban en las Nuevas Generaciones (NN GG) del PP. También son la generación de Miguel Ángel Blanco, el concejal asesinado por ETA en 1997. Formaban parte del mismo grupo.

Dentro de este nuevo PP, también integrado por Alonso y Sémper, Oyarzábal tuvo siempre un papel clave como responsable de las campañas electorales celebradas en Euskadi. La de 2009 fue la más dulce. El primer año que Basagoiti se enfrentó a las urnas logró 13 escaños, los suficientes para servir al PSE de llave para expulsar a los nacionalistas de Ajuria Enea. Toda una inyección de ánimo para un equipo fuertemente cuestionado por el ala dura del PP y por antiguos dirigentes vascos como Jaime Mayor Oreja. Éste último, nunca llegó a participar en ningún acto campaña de Basagoiti.

Los siguientes comicios, celebrados en 2012, el PP vasco perdió tres diputados. Pese al jarro de agua fría, Basagoiti decidió continuar al frente del partido para no generar una crisis justo después de las elecciones. Pero llevaba tiempo queriéndolo dejar. El pasado mayo, tras garantizarse una sucesión ordenada en la persona de Arantza Quiroga, dio el salto y se marchó a México con su mujer y sus dos hijas. Le esperaba un trabajo en el banco Santander.

"Decepción y engaño"

Mucho de lo que está pasando estos días en el PP de Euskadi viene de aquellas fechas, de hace casi un año. Cuentan quienes no comparten que Quiroga arrebate la secretaría general a Oyarzábal que la presidenta está donde está porque todos le dieron su apoyo. "Podríamos haber apostado por otro y aceptamos la propuesta de Basagoiti porque confiamos en ella y creíamos que era la mejor", subraya una de las fuentes consultadas. Las palabras "decepción" y "engaño" son las más empleadas por quienes se posicionan a favor de Oyarzábal.

Los dirigentes consultados subrayan que desde que Quiroga llegó a la presidencia del PP vasco propuesta por Basagoiti el partido ha funcionado como una piña a la hora de pedir a la dirección nacional un Congreso para que ésta fuese ratificada por todos los militantes.

Lo que se daba por hecho es que el tándem iba a ser el mismo: ella y Oyarzábal. Hasta hace unos días, Quiroga no comunicó que el esquema iba a cambiar. En este momento ya era demasiado tarde para que los fieles al secretario general diesen la batalla. "Si se nos llega a decir que el equipo va a ser otro, a lo mejor las cosas habrían sido diferentes", señala un militante.

A la hora de señalar los motivos, en el partido se ha dicho de todo: equilibrar cuotas territoriales, falta de confianza, miedo a tener a un número dos más progresista –Quiroga es miembro del Opus Dei–, búsqueda de nuevas caras... Pero lo que Quiroga ha comentado a sus compañeros es que pretende innovar, buscar otra persona que se identifique con esta nueva etapa que exige cambios para "ubicar al PP vasco en una posición muy clara de poder alternativo al nacionalismo". Esto no significa, cuentan en su entorno, que Oyarzábal fuese a quedar fuera del equipo.

Hace un par de semanas, en una entrevista a la Cope, el vicesecretario de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, fue preguntado por este nuevo frente que llegó en pleba efervescencia de la crisis en el PP andaluz.

A su juicio, las dudas en torno a si Iñaki Oyarzábal repetirá como número dos se deben simplemente a que hay que decidir si, con una presidenta de Guipúzcoa, el secretario general debe ser de Vizcaya, "donde hay más población", o de Álava, "donde hay más partido". En el PP vasco no comparten este análisis. Ni los partidarios de Quiroga, ni los partidarios de Oyarzábal.


Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre