Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Caso Nóos

Responsables de Zarzuela a la infanta Cristina: “Lo siento, alteza, pero no cuento con usted”

  • Los casi tres años que lleva abierto el sumario del 'caso Nóos' han afectado a la relación de la familia y han supuesto un enorme desgaste en el prestigio de la Corona
  • Un alto cargo de la Zarzuela reveló en diciembre de 2011 que querían diferenciar entre el núcleo central de la familia y las infantas Elena y Cristina, que quedarían relegadas a un segundo plano, una revelación que le valió el puesto

infoLibre Publicada 22/06/2014 a las 15:57 Actualizada 22/06/2014 a las 17:11    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 4

La Infanta Cristina reapereció junto a la Familia Real en Grecia, el pasado mes de marzo.  INGRID HAACK

La Infanta Cristina reapereció junto a la Familia Real en Grecia, el pasado mes de marzo. INGRID HAACK

"Lo siento Alteza, pero no cuento con usted". Con estas palabras un alto cargo de la Casa del Rey comunicó a la Infanta Cristina que no la llamarían más para participar en actos oficiales de la Familia Real, como consecuencia de la investigación que el juez José Castro había abierto en torno a los negocios presuntamente irregulares de su marido, Iñaki Urdangarin, duque de Palma. Con esta decisión los responsables de Zarzuela intentaban establecer un cortafuegos y evitar el desgaste que la instrucción del caso estaba provocando a la institución.

La hija menor de Juan Carlos I no lo encajó mal. Al contrario, entendió esa decisión, aseguran a Europa Press fuentes de Zarzuela. No fue tan comprensivo Urdangarin, que no se explicaba cómo la Casa del Rey le daba la espalda cuando en diciembre de 2011 el jefe de la Casa, Rafael Spottorno, anunció a los medios de comunicación que el duque de Palma quedaba apartado de la agenda oficial por su comportamiento "no ejemplar". Urdangarin llamó a Zarzuela para quejarse de que con esas manifestaciones sobre su conducta le estaban condenando de antemano.

"¿Y qué pasa con la infanta Cristina?", preguntaron entonces los periodistas. "Ya veremos", les contestó Spottorno. Lo cierto es que desde ese mismo momento la infanta Cristina también quedó fuera de los actos de representación de la Familia Real, por los que llegó a cobrar algún año hasta 72.000 euros de la partida que los Presupuestos Generales del Estado reservan cada año para el mantenimiento de la familia y Casa del Rey.

Los casi tres años que lleva abierto el sumario del caso Nóos han sido dolorosos en Zarzuela. Al fin y al cabo, afectan a la hija y hermana de Juan Carlos I y Felipe VI, al tiempo que han supuesto un enorme desgaste en el prestigio de la Corona.

El caso Nóos vino a demostrar lo que desde hace años pensaban en la institución, la inconveniencia de que un miembro de la Familia Real cobrase de los Presupuestos Generales del Estado una cantidad que, por no equivaler a un sueldo, compaginaba con otras actividades remuneradas en la empresa privada.

En Zarzuela querían diferenciar entre el núcleo central de la Familia (Juan Carlos, Sofía, los entonces Príncipes de Asturias y sus hijas), los únicos que vivían exclusivamente del presupuesto del Estado, y las infantas Elena y Cristina que, aún siendo miembros de la Familia Real, tendrían que tender poco a poco al papel que desempeñaban las hermanas del rey, las infantas Pilar y Margarita.

Un alto cargo de Zarzuela reveló esta estrategia en diciembre de 2011, en pleno estallido del caso Nóos. La noticia fue bien recibida entre la opinión pública pero cayó como un jarro de agua fría en el domicilio en Washington de los duques de Palma.

Un día después de que toda la prensa llevara en sus portadas que Zarzuela estudiaba limitar la Familia Real a los entonces Reyes, Príncipes y sus hijas, la Casa del Rey rectificó y destituyó al jefe de prensa, Ramón Iribarren, que en pocos días abandonará su puesto, ocupando su puesto Javier Ayuso.

Pero la presión de la opinión pública sobre Zarzuela, pidiendo una reacción ante el escándalo por los negocios de Urdangarin, no hacía más que crecer. Unos días después se produjo el famoso encuentro de Spottorno con los medios en los que reconoció que el comportamiento de Urdangarin, que según le acusa en la instrucción el juez Castro, se valió de su condición de yerno del Rey para obtener jugosos contratos con las Administraciones balear y valenciana, había sido poco ejemplar.

El poli malo

Este diplomático que desde septiembre de 2011 dirige la Casa del Rey, y que será relevado esta semana por el abogado del Estado Jaime Alfonsín, ha tenido que hacer en numerosas ocasiones de poli malo. Así por ejemplo, le llovieron las críticas cuando Zarzuela decidió situar por vez primera a la Infanta Elena fuera de la tribuna presidencial, donde se sitúa la Familia Real, en el desfile militar del 12 de octubre de 2012.

Con el fin de mostrar que el núcleo central de la Familia Real lo componían sólo los Reyes y los Príncipes, sentaron a la infanta Elena a lado del jefe de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, lo que soliviantó a los "elenistas", el grupo de seguidores que tiene la primogénita de Don Juan Carlos y Doña Sofía.

Con la llegada al trono de Felipe VI, la infanta Elena ha dejado de ser miembro de la Familia Real, aunque en el entorno de Zarzuela se contempla la posibilidad de que su hermano pueda encomendarle alguna tarea puntual y se apoye en ella en ciertos actos.

Los gestos que tuvo que hacer Zarzuela para marcar distancias con los duques de Palma no se limitaron a apartarlos de la agenda oficial. En noviembre de 2012 la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin visitaron en el hospital al Rey, intervenido de la cadera. Su presencia junto al resto de la Familia Real confundió a la opinión pública. Zarzuela se apresuró a dejar claro que fue una decisión estrictamente de la infanta Cristina, que se lo había comunicado previamente a su padre sin contar con nadie más.

Unas semanas después la Casa del Rey eliminó el perfil de Urdangarin de su página web, en un intento de volver a marcas distancias. Y hasta ahí los gestos, porque cuando el juez José Castro citó a declarar como imputada a la Infanta en abril de 2013, Zarzuela, lejos de desvincularse, manifestó su "sorpresa" por la decisión.

El propio Juan Carlos I intervino en la elección del abogado que representará a la Infanta, el exsecretario general de Convergencia Democrática de Cataluña y ponente de la Constitución Miquel Roca, amigo personal del rey desde los tiempos de la Transición.

Ahora, a pocos días de que el juez Castro cierre la instrucción del caso Nóos y decida a qué imputados se debe procesar, la sucesión en la Corona ha conseguido alejar aún más a la infanta Cristina de Zarzuela, pues como hermana de Felipe VI ya no es miembro de la Familia Real. Su perfil ha desaparecido de la web y ni siquiera estuvo presente en el acto de firma de la abdicación de su padre ni en la proclamación de su hermano.


4 Comentarios
  • 4 Dantés 24/06/14 11:17

    Muy bochornoso. 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 Luisorro 23/06/14 08:45

    Parece una broma que la infanta Cristina llegara a cobrar 72.000 euros de la corona en un año, por aparecer en actos oficiales. Y aparte lo de la Caixa y también lo de Noos. ¡¡¡ Que vergüenza !!!

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 Maria garcia 22/06/14 18:37

    Si no se tratase de mujeres aquí ardería Troya..En otra familia española sería escandaloso, todo para el pequeño. TODO.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 Javi M 22/06/14 18:34

    Saben ese artículo del reglamento de la Guardia Civil que dice que el honor una vez perdido ya no se puede recuperar? La gente de este país ha sido juancarlista antes que monárquica y ha tenido un respeto por la figura del rey mientras ha funcionado el pacto social, incluso mayor que por el parlamento y otras instituciones. Pero los poderosos, y entre ellos la Casa Real, así como los políticos y los dueños del dinero, se olvidaron del pacto y probaron a explorar los límites de la tolerancia ciudadana. Ahora, tarde, cuando los ciudadanos estamos hartos de su chulería, se dará cuenta el rey de que va desnudo? Ya no nos sirven las viejas estructuras carcomidas. Ojalá el pueblo se reconcilie con las urnas para despedir a toda esta panda de acomodados.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
  • Jesús Maraña Jesús Maraña

    Manos sucias y ánimo de lucro

    Que una "organización criminal" como la formada por dirigentes de Ausbanc y Manos Limpias haya podido funcionar durante décadas sólo se explica por la colaboración de grandes bancos y por las lagunas de órganos de control, fiscalías y medios de comunicación.
  • Ramón Lobo Ramón Lobo

    Más grave una teta que un rifle

    La América profunda, la real, la que elige presidentes, ve a Manhattan como el centro de la depravación y el pecado. No por ser la sede de Wall Street, sino por el sexo.
  • América Valenzuela América Valenzuela

    La geoingeniería, en punto muerto

    En el año 2012 Europa estuvo a punto de llevar a cabo un experimento para enfriar la tierra mediante nubes artificiales. La controversia que despertó consiguió que lo cancelaran.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre