Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



El futuro del PSOE

Pedro Sánchez apela a la “responsabilidad” de los dirigentes del PSOE para acallar el ruido interno

  • El secretario general saca pecho de la "legitimidad" que le dieron los militantes al elegirlo con su voto en el congreso del pasado julio
  • Apoya la decisión de la presidenta de la Junta, con quien tiene una "magnífica relación", de adelantar las elecciones y promete que se volcará en la campaña

infoLibre Publicada 26/01/2015 a las 17:28 Actualizada 26/01/2015 a las 19:30    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 3

Pedro Sánchez y su número dos, César Luena, a su llegada al Foro ABC, este 26 de enero de 2015.

Pedro Sánchez y su número dos, César Luena, a su llegada al Foro ABC, este 26 de enero.

EFE
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, sacó pecho este lunes de la "legitimidad" que le dieron los militantes al elegirlo con su voto para liderar el partido y apeló a la "responsabilidad de todos los dirigentes del PSOE" para que estén "a la altura" y se produzca "un cambio" que el país necesita.

Durante un coloquio organizado por el Foro ABC, Sánchez trató de echar balones fuera cuando se le preguntó por problemas internos de su partido, hablando del PP, y negó un distanciamiento con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, asegurando que tiene una "magnífica relación" personal y política con ella, e incluso que es una de las líderes de su partido con cuyas políticas más se identifica.

Pero, dicho esto, recacló que para analizar la situación interna del PSOE ahora hay que "tener en cuenta" el cambio de su cultura política que se produjo en 2014 con la introducción del voto directo de la militancia para elegir a su secretario general.

"Yo soy el primer secretario general elegido por el voto directo de los militantes y tengo una legitimidad que desde luego percibo cuando estoy en contacto con los militantes y afiliados", subrayó, asegurando que en las últimas semanas ha recibido "cientos de correos, mensajes y llamadas de muchos militantes de base", informa Europa Press.

Ya no se decide entre cuatro, sino entre miles

En el PSOE, dijo, las decisiones se toman ya "de manera colegiada", no se hace "entre cuatro, sino entre miles". "Es la cultura política de mi partido y yo me precio y agradezco la confianza de los militantes", remachó.

Sánchez se mostró convencido de que su partido representa "la esperanza de millones de trabajadores y trabajadoras" y de que va a seguir garantizándoles "el presente y el futuro". Por eso, porque España necesita "un PSOE en pie" ha hecho un llamamiento a los máximos responsables de su partido.

"Yo apelo a la responsabilidad de todos los dirigentes del PSOE, para que estemos a la altura", dijo, para después añadir que no le "cabe duda" de que los líderes de su partido tienen ese "sentido de la responsabilidad. "Es necesario que haya un cambio en el país y que se produzca y deje a España en buenas manos y esas manos son las del PSOE", culminó.

Razones "objetivas" para romper con IU

También se pronunció respecto del adelanto electoral en Andalucía. Sánchez cree que hay motivos "claros y objetivos" para adelantar las elecciones en Andalucía y garantizó que toda la ejecutiva federal, con él al frente, va a "ayudar en todo lo posible" a Susana Díaz a ganar esos comicios.

Sánchez aseguró que apoya la decisión de la presidenta andaluza porque "hay razones objetivas" para hacerlo y, como ejemplo, habló del referéndum anunciado por su socio de gobierno, IU, sobre la continuidad del pacto y por el viaje del vicepresidente del Gobierno, Diego Valderas, al Sáhara. A su juicio, no sería "serio" mantener la coalición "cuando tienes discrepancias evidentes" como estas.

Por eso, insistió en que hay "elementos claros y objetivos para adelantar las elecciones". Según dijo, en las conversaciones que ha tenido con Díaz, le garantizó que la dirección federal "se va a volcar en ganar esas elecciones". "Sus elecciones son las nuestras y yo voy a estar muy volcado en ayudar en todo lo posible para ganar esas elecciones", remachó, informa Europa Press.

España no es Grecia y el PSOE no es el Pasok

Además, Sánchez llamó este lunes "irresponsables" a quienes "tratan de asemejar" la situación de Grecia con la de España porque "afortunadamente" en nuestro país hay "otras alternativas económicas y políticas que ofrecer" al conjunto de la sociedad. El secretario general el éxito de Siryza y le felicitó por su "incontestable resultado" en las elecciones celebradas este domingo, y defendió que lo que demuestra es que es necesario dar "un giro en la política económica europea".

Sánchez insistió en que "España no es Grecia" y subrayó que son "irresponsables" quienes así lo plantean. En concreto, se refirió o a la "irresponsabilidad para la clara comprensión de los inversores internacionales de las realidades, que son bien distintas" y también "en clave nacional", porque España "tiene otras alternativas económicas y políticas".

Dicho esto, el máximo dirigente del PSOE recordó que en las últimas semanas los socialistas vienen defendiendo en Europa la necesidad de ayudar a Grecia a salir de su crisis, con la premisa de que "Grecia no puede salir del euro", porque la moneda única es "irreversible". La solución, para el PSOE, pasa por refinanciar la deuda pública en Grecia, caminar hacia la mutualización de la deuda europea, con los eurobonos y crear un tesoro comunitario.

Pero además, recalcó  que el nuevo Gobierno griego de Syriza "debe hacer sus deberes" y abordar la modernización que necesita su país, empezando por la reforma fiscal y el fin del fraude fiscal.

Sánchez tampoco asemejó la situación del Pasok, su partido hermano en Grecia, que no ha llegado al 5% de los votos, con el PSOE. El suyo, dijo, es "un partido que se ha renovado, que tiene una nueva generación de líderes", con personas que vienen de "distintos ámbitos", y que, está convencido, va a ganar las próximas elecciones.

Podemos "dice lo que no piensa"

Sánchez defendió, durante el coloquio en el casino de Madrid, que Podemos "dice lo que no piensa" y afirmó que hay que saber cuáles son sus propuestas antes de hablar de pactos. "Primero se tienen que definir ideológicamente y también propositivamente y luego ya veremos cuál es el camino que podemos recorrer", dijo. Así respondió el líder de los socialistas cuando se le preguntó hacia dónde miraría el PSOE si gana las elecciones de noviembre sin mayoría suficiente, hacia el PP o hacia Podemos.

A juicio de Sánchez, en lo que respecta a los pactos electorales, los españoles están más interesados en el "para qué" que en el "con quién". Y el "para qué", dijo, se ve en cómo unos y otros se definen ideológicamente. En su opinión, en el panorama actual lo que hay es un PP "que no hace lo que dice" y un Podemos que "dice lo que no piensa", que "propone una cosa un día y al día siguiente, la contraria". Sánchez ha situado a ambos partidos en la política de la "mentira". De hecho, apuntó que "siempre" tuvo claro que "las cuentas de las propuestas" de Podemos "no cuadraban" y ahora ha visto que "las cuentas de sus dirigentes tampoco encajan"

Hablarán con todos

En cualquier caso, hablando de pactos, Sánchez insistió en que el PSOE sale a ganar todas las elecciones que se celebrarán este año y explicó que "en el para qué", van a hablar "con todas las fuerzas políticas" para después decidir "cuáles son las fórmulas de pacto" que pueden darse.

Eso sí, negó que los pactos que se alcancen tras las elecciones municipales y autonómicas de mayo puedan hipotecar los comicios generales. "No tiene por qué", dijo.

Previamente, Sánchez recalcó que la política de pactos en su partido es una prerrogativa de la ejecutiva federal. Así lo dijo cuando se le preguntó por el encuentro que mantuvo el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y al que acudió también el secretario general de los socialistas en Castilla-La Mancha y vocal de la ejecutiva federal, Emiliano García-Page.

El secretario general definió esa reunión como "privada" –rechazando así las opciones que le daba el moderador para tildarla de leal, desleal, puñeta, traición o mera anécdota– y le restó así importancia. Eso sí, recalcó que "lo que debe tener claro" el PSOE y la opinión pública es que "es la ejecutiva federal quien decide la línea política del partido y las alianzas que se pueden producir en el futuro". Además, preguntado por si tiene pensado reunirse con el líder de Podemos, dijo que no lo tiene "previsto".

El PSOE mantendrá "la institucionalidad"

Por encima de todo, insistió en que el PSOE va a "mantener la institucionalidad" en el país, aunque "eso no significa que las instituciones no tengan que renovarse". Se trata, dijo, de hacer un cambio, pero un cambio "seguro", que, en su opinión, es lo que representa el PSOE. "Frente al inmovilismo y el revanchismo, el socialismo es la esperanza de millones de españoles que anhelan conjugar cambio con seguridad: un cambio radical en lo político, modernizador en lo económico y justo en lo social, que deje el gobierno del presente y del futuro del país en buenas manos, en manos de un gobierno socialista".

Sánchez, que defendió que el PSOE debe poner en marcha una tarea renovadora como la que lideró Felipe González en los 80, ha insistido en que su partido es el de "la izquierda que atrae al centro" y que aspira a obtener mayorías. "Eso no lo vamos a esconder nunca y por eso estoy convencido de que 2015 será el año del renacimiento del socialismo español", afirmó.

El máximo dirigente del PSOE insistió en que cree que los españoles quieren "conjugar cambio y seguridad" y defendió  que es lo que va a pasar a partir de noviembre de 2015 en España. Para ello, explicó que ofrecen a los españoles una "agenda para la recuperación justa" que este lunes ha definido en 15 puntos.

Entre ellos, están la elaboración de un nuevo Estatuto de los Trabajadores; una reforma integral de la fiscalidad; mejorar los niveles de competitividad; aumentar el tamaño de las empresas; un nuevo sistema de financiación autonómica; mejorar el capital tecnológico y humano; apostar por la autonomía energética; mejorar la calidad de la democracia y reivindicar un mayor campo de acción del Estado en la economía. Así, y aunque reconoció que es "previsible" que PP y Podemos quieran eludir al PSOE en la campaña electoral, defendió  que "no lo van a hacer", porque "electoral y socialmente no lo van a conseguir". Está convencido de que "la alternativa de izquierdas" en España "es, y lo seguirá siendo, el PSOE".


3 Comentarios
Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre