Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Conflictos en IU

El aviso de expulsión a su candidato a la Alcaldía anticipa la segunda ruptura de IU Madrid

  • La cúpula regional amenaza a Mauricio Valiente con retirarle como cabeza de lista si sigue apostando por la convergencia con Ganemos y Podemos y le exige que diga con quién se queda
  • A su vez, Valiente insiste en que nada le distraerá de su camino y reclama a Cayo Lara que intervenga la federación madrileña

Publicada 17/02/2015 a las 23:30 Actualizada 18/02/2015 a las 01:10    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Tania Sánchez y Mauricio Valiente, durante la puesta de largo de su candidatura, el pasado 17 de enero de 2015 en el Palacio de la Prensa de Madrid.

Tania Sánchez y Mauricio Valiente, durante la puesta de largo de su candidatura conjunta, el pasado 17 de enero.

EFE
Se masca otra fractura dentro de Izquierda Unida-Comunidad de Madrid (IU-CM). Otra más, apenas dos semanas después de la salida de Tania Sánchez y de un grupo de sus seguidores. Y tampoco se puede decir que esta nueva quiebra pille por sorpresa a nadie. Porque, como la anterior, se veía venir. Se podía anticipar que la dirección regional no aceptaría la confluencia bajo el paraguas conjunto de Ganemos y Podemos, lo que deja sin mucha escapatoria a su candidato vencedor de las primarias en la capital, Mauricio Valiente

Este martes, 17 de febrero, se visualizó que el enfrentamiento no tiene muchas vías de solución. A Valiente y al sector que le apoya –el comandado por el secretario general del Partido Comunista de Madrid (PCM), Álvaro Aguilera, y la corriente Frente Amplio, que antes lideraba Tania Sánchez–, el que se quedó dentro de IU, el aparato madrileño le mandó dos avisos. Un primer recado se lo envió por la mañana. Lo firmaba la dirección colegiada, el órgano que sustituye a Eddy Sánchez, el coordinador que dimitió el pasado 1 de diciembre tras las primarias. Lanzó el comunicado mientras Valiente, Aguilera y Maite Pina, representante de Frente Amplio, daban una rueda de prensa para presentar una nueva iniciativa, Cambiar Madrid, la "legítima representante del proyecto político de Izquierda Unida en la Comunidad de Madrid", la plataforma a través de que este grupo pretende tejer los lazos de confluencia con otras fuerzas y movimientos (también con el proyecto de Tania Sánchez y con Podemos). 

La comisión colegiada desautorizó de inmediato la convocatoria de prensa. "Actuando en nombre de la autodenominada plataforma Cambiar Madrid y legitimando procesos de supuesta convergencia en los que, consciente y deliberadamente, se excluye la participación de IU-CM, acerca cada vez más a Mauricio Valiente a la puerta de salida de la organización", y "de seguir actuando al margen y/o contra IU-CM, más pronto que tarde dejará de ser su candidato", escribió, negro sobre blanco, en su nota. 

Segunda advertencia. Esta, por la tarde, tras la reunión del Consejo de Madrid ciudad, el órgano que congrega a los coordinadores de distrito. Tras el cónclave, nuevo comunicado. Un llamamiento, dijo, a la "coherencia y a la lealtad política". "Desautorizamos las manifestaciones y actuaciones del candidato de IU-CM al Ayuntamiento de Madrid, en relación con el preacuerdo de Ganemos-Podemos, que no han sido debatidas ni aprobadas en ningún órgano de dirección, por lo que difícilmente se puede trasladar a la opinión pública otra cosa que, efectivamente, su opinión personal. Queremos recordar que los candidatos y candidatas de IU-CM se ponen al servicio de la organización, no al revés. Ya antes del proceso de primarias, el compañero [Mauricio Valiente] firmó un compromiso para defender la política de IU-Cm, con el que ahora parece no estar de acuerdo, por lo que le instamos a que decida en qué proyecto político quiere estar y a que respete al conjunto de la militancia". 

Acuerdo municipal ya cerrado

Lo que estaba haciendo IU-CM es preparar el camino de la ruptura. O, mejor dicho, de la expulsión. Advirtiéndo a Valiente, sin rodeos, de que si no recula, le retirará de la candidatura "más pronto que tarde", lo que le exigiría buscar otro cabeza de lista... a menos de 100 días de las elecciones del 24 de mayo. Ya perdió a Tania Sánchez y lo más probable es que pierda a Mauricio Valiente. Para reemplazar a la primera, han circulado los nombres de Javier López, exlíder de CCOO en Madrid, o el que quedó segundo en las primarias, el oficialista José Antonio Moreno. Para sustituir a Valiente, podría tirar de la que perdió, la edil Raquel López. Pero el problema no es decapite a este. Porque el todavía candidato compareció este martes en su rueda de prensa con Aguilera, Pina, números uno de otros municipios y otros dirigentes. Algunos de peso, como la secretaria federal de Programa, Marga Ferré

En el fondo de toda esta monumental guerra interna se halla la cuestión de la convergencia. El cómo comparecer a los comicios autonómicos y municipales. La vieja guardia, que domina los órganos de dirección regionales y que tiene como máximos referentes políticos a los todavía portavoces en la Asamblea y el Ayuntamiento de Madrid, Gregorio Gordo y Ángel Pérez, sólo quiere una fórmula de convergencia: la de la coalición electoral. Ninguna más. Y así lo repite en todos sus documentos. Así lo reiteró en sus dos comunicados de este martes. Sin embargo, Ganemos y Podemos ya llegaron a un marco de entendimiento el pasado 29 de enero, según el cual acordaban constituirse en un partido instrumental, de suerte que desaparecieran las siglas. Ese pacto fue validado por la iniciativa municipalista, por el partido de Pablo Iglesias y por Equo. En todos los casos, por abrumadora mayoría. La solución partido, en consecuencia, no tiene vuelta atrás. 

El viernes pasado, IU federal emitió una resolución, producto del debate con sus federaciones, en las que se plasmaba un giro crucial. Se manifestaba la preferencia por el formato de la coalición electoral, pero también se reconocía que existían "realidades diferentes" en diversas ciudades como Pontevedra, Ourense, Santiago o Madrid. "Ante esta diversidad de planteamientos, IU estima que debe participar en todos aquellos procesos de confluencia electoral para las próximas elecciones que supongan una alternativa real al bipartidismo y la emancipación real de la ciudadanía". Con ello, abría la mano. Permitía la convergencia con otros paraguas legales. Dicho de otro modo: no se desautorizaba la vía partido pactada por Ganemos y Podemos para la capital. 

Miedo a la "disolución"

IU federal, no obstante, hacía recaer en la militancia, a través de un "referéndum", la potestad de aprobar o no esa confluencia. Devolvía la pelota a las federaciones. IU-CM se mantiene en sus trece y sólo quiere coalición electoral. Punto. El Consejo de Madrid ciudad vuelve a ratificar su voluntad de acuerdo unitario para la construcción de una candidatura plural y de izquierdas capaz de desalojar al PP del Ayuntamiento de Madrid. Volver [sic] también a insistir, en consonancia con las decisiones de los órganos de dirección, que apostamos por la fórmula de coalición como la más comprensible por la ciudadanía y la más útil para expresar esa pluralidad de la izquierda. Coalición de organizaciones en torno a un programa de izquierdas y unas candidaturas que no signifiquen la pérdida de identidad política y jurídica", dijo en su comunicado de la tarde. Y añadió: "No entendemos que en otras ciudades se hayan llegado a acuerdos en torno a la coalición electoral y al respeto de la pluralidad política y que, en la ciudad de Madrid, se estén poniendo obstáculos que parecen tener como fin disolver a IU-CM en otro partido". 

Ahí estaba el argumento: el aparato regional cree que cualquier otra fórmula que no sea la coalición busca la "disolución" de IU, a la pérdida de sus siglas. Algo a lo que no está dispuesto. 

Valiente y los suyos, sin embargo, se agarran al acuerdo federal para defender que su postura es la que realmente encaja con la pauta del equipo de Cayo Lara. Por la mañana, insistieron en que quienes están "fuera" de IU son los miembros de la dirección regional. "Son ellos los que se han situado fuera de la organización, y lo único que pueden hacer es entrar en la norma democrática o seguir en su política minoritaria y ser un agente testimonial", insistió el candidato en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por militantes y coordinadores de IU en distintos municipios madrileños.

No reconocen ni reconocerán a la cúpula madrileña (como ya no hace el PCM) por impedir la convergencia y por incumplir las resoluciones federales sobre la depuración de responsabilidades políticas por el caso Bankia. Mociones que pedían la caída de Gordo y Pérez. Ambos se negaron y se les abrió expediente disciplinario, aún en trámite. Valiente, Aguilera y Pina persiguen el mismo objetivo que Tania Sánchez –lógico, puesto que antes de la escisión estaban juntos–: la unidad popular, la confluencia con otras fuerzas y movimientos sociales, en la capital y en la Comunidad. "No estamos constituyendo otro partido, sino que estamos reivindicando el proyecto de IU, que tiene que ser el de superar el bipartidismo con todas las fuerzas populares que aspiran al cambio", defendió Aguilera. Valiente recalcó que no aceptará ninguna "interferencia" de IU-CM con relación a la confluencia y reiteró que quiere presentarse a las primarias de Ganemos y Podemos, dado que la fórmula jurídica es un aspecto tangencial, ya que no acudir a las urnas con siglas no implica que la federación se desvanezca.

Carta a la militancia de la capital

Sánchez y sus seguidores se fueron porque consideraban que ya no había nada que hacer en IU-CM, porque la cúpula no se movería de sus posiciones. Sus compañeros que se quedaron dentro consideraban que aún había que dar la batalla dentro. Y ahora aspiran al reconocimiento federal, que habrá de estudiarse en el Consejo Político de este sábado, 21 de febrero. 

Por la tarde, Mauricio Valiente y otros cuatro miembros de la Permanente de IU Madrid ciudad –Jordi Escuer, Ana Mata y Rosa Valiente– enviaron una carta abierta a los militantes de la capital en la que insistían en sus mismos principios. Recalcando que no son ellos los que se van, sino que es el aparato el que está fuera. "Se nos acusará de rompemos la organización, pero quienes lo están haciendo son los que actúan de forma antidemocrática, quienes mantienen en sus puestos a los responsables de Caja Madrid-Bankia, quienes están empujando a la militancia fuera de la misma, porque no la quieren si no es sumisa y acrítica, si pone en peligro su control de las listas".

"Pero nosotros no nos vamos. Todo lo contrario –continúa la misiva–. La militancia de IU en Madrid estamos tomando las riendas de nuestra propia organización, no para disolverla, como se nos acusa por parte de quienes han dilapidado el crédito político logrado por esa misma militancia, sino para convertirla en la herramienta de lucha que necesita la clase trabajadora y la mayoría de la sociedad, en un modelo de defensa de los intereses de los trabajadores y de coherencia con nuestra aspiración de lograr una transformación socialista de la sociedad, y en un ejemplo de democracia interna".

Cita clave del Consejo Político Federal del día 21

Los firmantes exigen, primero, que se aparte de IU y se suspenda de militancia a Gordo, Pérez, al exsecretario de Organización federal y excoordinador Miguel Reneses y al diputado Antero Ruiz, que se negó a entregar su acta y que ha visto restituidos sus derechos. Dosm que se nombre a una gestora de IU-CM para que dirija la federación durante la campaña y prepare una asamblea extraordinaria (opción que ya fue rechazada por la Presidencia Federal el 30 de enero, a instancias de Cayo Lara). Tres, que los militantes y simpatizantes elijan el resto de las candidaturas mediante primarias y que sea IU Madrid ciudad la que decida sobre su lista y sea la que reconozca el acuerdo de Ganemos y Podemos. Cuatro, que se renueven las direcciones de todas las asambleas de distrito. Y cinco, que si IU-CM no acepta esos pasos, se desfedere IU-CM, para que "se reconstruya IU en Madrid de la mano de IU federal". 

Las posiciones son, pues, irreconciliables. El futuro inmediato pasa por lo que ocurra en el Consejo Político de este sábado. Lara tendrá que elegir qué hacer. Si ampara la política de Valiente o se queda con IU-CM. Algunos dirigentes de su ejecutiva ya estiman que la ruptura (la segunda en 15 días) ya no tiene marcha atrás. Aunque esta sea distinta. Aunque esta vez se materialice no vía escisión (salida voluntaria), sino a través de expulsión. Más trauma para una organización, IU, que no ha salido de su espiral de lucha interna desde hace meses. 


Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre