Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Caso Bankia

El número dos de Bankia a Rato cuando le entregó la tarjeta ‘black’: “No la puedo aceptar y me parece una mala praxis”

  • Francisco Verdú pone en evidencia ante el juez la versión de Rodrigo Rato sobre el uso normalizado de las tarjetas B
  • Según este banquero, con una experiencia en el sector de más de 30 años, cuando el expresidente de Bankia le entregó la Visa la rechazó

Publicada 20/02/2015 a las 14:45 Actualizada 20/02/2015 a las 16:41    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 7

Francisco Verdú

Francisco Verdú, uno de los tres exdirectivos de Bankia que tuvieron una tarjeta pero no la llegó a usar.

EFE
El que fuera número dos de Bankia, Francisco Verdú, ha puesto en evidencia este viernes la versión de Rodrigo Rato sobre las tarjetas black a efectos fiscales. Según este banquero, con una experiencia en el sector de más de 30 años, cuando el expresidente de Bankia le entregó la Visa la rechazó, al considerar anómalo su uso.

"No la puedo aceptar y me parece una mala praxis", llegó a asegurar el propio Verdú a Rato en febrero de 2012 en una reunión cuya existencia negó el propio expresidente de Bankia.

Según la versión de Verdú, le entregó la tarjeta en "un sobre" cerrado, al tiempo que le dijo que el límite de gasto era de 75.000 euros anuales, el mismo del que disponía el propio Rato. También le dijo que otros usuarios de la black demen Bankia eran Ildefonso Sánchez Barcoj y José Manuel Fernández Norniella. Pero que ni siquiera abrió el sobre. Verdú declalró este viernes como testigo en la Audiencia Nacional.

El compareciente ha apuntado que la tarjeta era una forma de sortear el real decreto que obligaba a reducir a un máximo de 600.00 euros anuales las retribuciones anuales para los directivos de las entidades que habían recibido ayudas públicas y que Rato le dijo que "podía utilizarla como quisiera". A pesar de que se negó a firmar el contrato, en el documento aparece una firma que, según ha dicho Verdú ante el juez, no es la suya.

Tras apuntar que también rechazó utilizar la visa porque no estaba incluida en su contrato, que incluía una retribución fija, otra variable y un seguro de salud, el exconsejero delegado de Bankia ha señalado que el salario que había pactado cuando se incorporó a la entidad en junio de 2011 se redujo una cuarta parte en el ejercicio siguiente, a pesar de lo cual prefirió no recibir otras compensaciones por "oficio bancario".

Tres hojas con desgloses

También ha declarado este viernes el director de Auditoría de Bankia, Iñaki Azaola, que ha asegurado que la investigación interna sobre las tarjetas black se inició en enero de 2014, cuando miembros de su departamento le entregaron tres hojas en las que constaban los desgloses de visas que habían sido anuladas en diciembre de 2011 y mayo de 2012.

Azaola, que ha ratificado que las tarjetas estaban fuera del "circuito establecido" y no eran conocidas por el departamento de recursos humanos, ha apuntado que él no informó de la existencia de las tarjetas al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que puso los hechos en conocimiento de la Fiscalía Anticorrupción, y que desconocía quién había tomado esta decisión.

Tampoco ha sabido explicar quién decidió pedir un informe a un asesor externo y por qué cuatro directivos de la entidad devolvieron lo que habían gastado antes de que se conociera el escándalo.

A preguntas de los abogados de las defensas, Azaola ha explicado la verosimilitud de que en los desgloses de las tarjetas black aparezcan cargos simultáneos en distintas ciudades porque la anotación corresponde al momento en el que se carga el gasto en el sistema y no exactamente a cuando se realiza. "Todos los cargos han supuesto un gasto", ha asegurado.

No tuvieron black.

Por su parte, los exconsejeros de Caja Madrid Íñigo Aldaz y Esteban Tejera, que según el informe interno de Bankia no habrían utilizado su tarjeta opaca, han asegurado ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 que en realidad nunca tuvieron un plástico de estas características.

Tanto Aldaz, que fue consejero de la filial Caja Madrid Corporación Financiera entre 1997 y 2000, como Tejera, presidente de Caja Madrid Seguros Generales en esas mismas fechas, han dicho que dispusieron únicamente de una tarjeta "normal" para gastos de representación y que siempre aportaron a la entidad sus correspondientes justificantes.

Jaime Terceiro

Por su parte, el predecesor de Miguel Blesa al frente de Caja Madrid, Jaime Terceiro, ha defendido la "austeridad" y el "estricto" control que la entidad tuvo durante su mandato sobre las tarjetas para gastos de representación concedidas a los consejeros y que, de hecho, no aceptaba que pagaran comidas los viernes y ponía reparos si las utilizaban en hoteles de tres estrellas.

Según ha dicho Terceiro, instauró las tarjetas de empresa para compensar los gastos en el ejercicio de sus funciones en un momento de "liberación" en el que las cajas entraron a competir con los bancos y era necesario revisar su sistema retributivo respecto al sector. Entonces, extendió las tarjetas para gastos de representación que ya tenían los miembros del Comité de Dirección a los consejeros, con el mismo sistema de funcionamiento y fiscalización.
Relacionados


7 Comentarios
  • 7 JSanchezS 21/02/15 09:10

    Lo de las tarjetas de Caja Madrid prueba de nuevo que el sistema está podrido. Aquí pocas cosas funcionan correctamente: ni el Banco de España, ni el Ministerio de Economía, ni el Gobierno, ni el Tribunal de cuentas, ni los Partidos (que son, como ahora funcionan, parte del problema, pero en absoluto la solución). A esto  nos ha llevado la Constitución de la Transición. Tienen razón los que piden un cambio de "régimen". 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 6 talía 21/02/15 08:55

    Desde luego este tema de las tarjetas, si no fuera por lo duro, durísimo que es, para los contribuyentes,sería de risa, como de niños, porque es como se están comportando en sus declaraciones. Sin embargo es un juego de cobardes y gentuza infecta, que ha estado llevando las más altas responsabilidades de nuestros recursos y aquí dan su medida de la mierda de moralidad que tienen, ninguna, son unos amorales, sólo con leer algunas de sus declaraciones se da uno cuenta de su catadura moral Con ser honesto el Sr. Verdú al declarar lo que pensaba sobre la tarjeta, podía haberlo denunciado en su momento, hubiera sido mucho mejor y se hubiera detenido este saqueo 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 5 Plateado53 21/02/15 07:20

    Se quedaran Disecados antes de ir a la Carcel de lo que tardan los casos.  Esto haz que Agradecerselo AL PP Y PSOE que han hecho que la Justicia vaya tan lenta como UN CARACOL.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 Ciro2 20/02/15 23:51

    ¿Cuánto tiempo, si es que es cuestión de tiempo, va a tardar Rato en entrar en prisión? Si hubiera sido de Podemos ya estaría en la trena.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 León 20/02/15 21:42

    Por fin una persona razonable y profesional, esto si que es noticia, los casos de corrupción en españa ya están dejando de ser noticia para convertirse en rutina. Yo no pido cárcel para los culpables, no, quiero que devuelvan todo más intereses y se les incaute su patrimonio para resarcir el daño infligido a la sociedad y por haber practicado el terrorismo económico.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 josetorres 20/02/15 19:24

    A la corrupción Verdú la califica (la educación es la educación) de mala praxis... por eso educadamente se calló. Todo un ciudadano.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 El analista de Marilyn 20/02/15 15:54

    Me hace muy feliz señor Verdú su honradez. Es usted un ejemplo. Una persona digna. Un banquero necesario. Una persona que fija unaaltura profesional esencial en un sector degradado por la tropelía y el delito. Gracias por su honestidad.... Destacando su valor, hago una matización: Me gustaría que muchos más banqueros, jueces, políticos, ciudadanos, actuaran como el señor Verdu lo ha hecho... y que el tiempo y los buenos ejemplos de honestidad, no solo nos lleve a rechazar la tentación delictiva, sino también a denunciarla... y que ningún corrupto vuelva a sentirse seguro... y mucho menos, impune... Es la base de la democracia real que todos necesitamos.

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre