Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Elecciones andaluzas 22-M

Victoria rotunda del PSOE, hundimiento del PP y notable éxito de Podemos

  • Susana Díaz obtiene una mayoría amplia al lograr 47 escaños, igual que en 2012. El PSOE tiene tres opciones para lograr la mayoría absoluta: PP, Podemos y Ciudadanos
  • El gran perdedor es el PP, que ha bajado 17 diputados 
  • Podemos es la tercera fuerza, con 15 escaños y casi el 15% de los votos
  • Ciudadanos entra con fuerza, al conseguir 9 diputados, mientras que IU se desploma hasta los 5

Olivia Carballar | Sevilla Publicada 23/03/2015 a las 00:57 Actualizada 23/03/2015 a las 01:52    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 28

Susana Díaz, felicitada por los militantes y simpatizantes del PSOE por su victoria en las elecciones andaluzas, este 22-M en Sevilla.

Susana Díaz, felicitada por los militantes y simpatizantes del PSOE por su victoria en las elecciones andaluzas, este 22-M en Sevilla.

EFE
Victoria amplia del PSOE, avance de Podemos, éxito de Ciudadanos y derrota apabullante del PP. Todos se jugaban mucho. Pero del triunfo o del fracaso de quien abrió la baraja dependían los resultados de los demás. Susana Díaz ha ganado la apuesta que hizo al romper el pacto con Izquierda Unida y convocar los comicios: gobernar en solitario. Los 47 escaños obtenidos (35,43%), los mismos que en las pasadas autonómicas y a ocho de la mayoría absoluta, han devuelto al PSOE la victoria incluso en un escenario complicado, donde no tendrá que pactar pero sí negociar.

La irrupción de nuevos partidos en el Parlamento andaluz, como Podemos y Ciudadanos, confirma el inicio del fin de bipartidismo dibujado en las encuestas nacionales. El partido liderado por Pablo Iglesias, que sigue avanzando tras su debut en las europeas, se posiciona como tercera fuerza política con 15 escaños (14,85%). Ciudadanos, que se coló por sorpresa en las encuestas, entra también por primera vez en la Cámara autonómica con una cifra insospechada: 9 escaños (9,28%). Ambos partidos desplazan a IU a la quinta posición, que se desploma hasta el peor resultado de su historia electoral en Andalucía: cinco diputados (6,89%) frente a los 12 de 2004 y los seis logrados en sus momentos más bajos.

El gran perdedor de la noche, sin embargo, y el que más ha sufrido los estragos del nuevo mapa político andaluz ha sido el PP, que vuelve a su eterno segundo lugar con una de sus peores marcas: de ganar las pasadas elecciones con 50 diputados –con los que Javier Arenas no pudo gobernar por el pacto PSOE-IU–, el nuevo líder, Juanma Moreno Bonilla, ha bajado hasta los 33 escaños (26,76%). Es el segundo peor resultado del PP andaluz desde 1990, cuando obtuvo sólo 26 diputados. Ni siquiera Arenas se hundió tanto en 2004, el año en el que José Luis Rodríguez Zapatero acabó con la era Aznar.

Lo único que no ha cambiado en el nuevo arco político andaluz ha sido la práctica desaparición de los andalucistas (1,53%), sin representación parlamentaria desde 2008, y los intentos fallidos de UPyD, que con un 1,92% –casi un punto y medio menos que en 2002– no termina de hacerse un hueco en Andalucía.

Cinco fuerzas políticas se sentarán en esta nueva legislatura en el Parlamento andaluz, que ya convivió con cuatro distintas mientras los andalucistas obtuvieron representación –hasta 2008–. En un ambiente de nuevo ciclo, eran las elecciones a las que toda España miraba como una guía de lo que ocurrirá en las generales. Y efectivamente, ni el mejor estado de salud del PSOE en Andalucía ni el peor estado del PP andaluz, han podido frenar el hartazgo de la ciudadanía, mucho más severa con los conservadores. PSOE y PP sumaron el 80,2% de las papeletas en las elecciones de hace tres años. Ahora se quedan en el 62,2%, lo que supone una bajada de 18 puntos. En número de escaños han pasado de sumar 97 a 80.




Con este nuevo reparto, Susana Díaz, que ha superado también algo que le pesaba como una losa, ser refrendada en las urnas tras el relevo a José Antonio Griñán, no tendrá necesidad de reeditar un pacto como el mantenido con IU en la última legislatura. Bastará con acuerdos en el Parlamento. No será tan fácil como en estos tres últimos años y los nuevos partidos tendrán mucho que decir, pero la amplia mayoría alcanzada en las urnas le otorga capacidad para lidiar, con más o menos capotazos, la furia que puedan desprender los recién llegados. Entre otras razones, porque la creación de un bloque antisocialista que incluyera al PP podría perjudicar a todos los demás de cara a las municipales de mayo y, sobre todo, en las generales. IU recuerda aún las consecuencias de la pinza.

Con estos resultados, además, a diferencia de lo que pronosticaban las encuestas, que veían en Podemos la opción más factible para evitar una situación de ingobernabilidad, la alianza del PSOE con Ciudadanos será suficiente. Es decir, será Ciudadanos y no Podemos quien tenga la llave. El candidato andaluz, Juan Marín, ya gobierna con los socialistas en el Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda. Habrá que ver si a Albert Rivera, que nunca se ha manifestado a favor de un pacto, le interesa con las generales a la vuelta de la esquina. Díaz, como ha venido repitiendo durante toda la campaña, no tendría que pactar en este caso ni con Podemos ni con PP. Y de momento, la ley más importante, el Presupuesto, está aprobada para este año. Hasta después de la fecha prevista para las generales no habrá de negociarse.

La victoria de Susana Díaz, que de ganar sólo en Sevilla en 2012 ha recuperado todas las provincias salvo Almería, puede dar alas también al PSOE nacional, desplazado a la tercera posición en algunas encuestas, aunque supone también un aviso más serio a Pedro Sánchez. Díaz ha sido la primera dirigente de ese llamado bipartidismo que se ha enfrentado al huracán Podemos. Y no sólo no la ha tumbado sino que ha resistido bien. A diferencia de hace diez meses, cuando los barones socialistas salieron en tromba pidiendo que rescatara al PSOE del hundimiento frente a Eduardo Madina, la dirigente socialista sí tiene ahora el arma más potente de la que carecía entonces: el aval de las urnas. Ha insistido durante toda la campaña en que su sitio está en Andalucía. Pero aquel tú en San Telmo y yo en Moncloa pronunciado por Sánchez en uno de los dos únicos mítines en los que Díaz prácticamente lo ha dejado participar, era una prueba más de que todavía hay tiempo para que la dirigente andaluza no pierda el siguiente tren hacia Ferraz, que saldrá en las primarias previstas para julio.

El PP sigue condenado a su desierto en Andalucía


La otra pata del bipartidismo, el PP, se ha resquebrajado por partida doble: ha perdido el líder y el partido. Los resultados cosechados por Juanma Moreno Bonilla borran el oasis que Arenas dibujó en 2012 en el desierto del PP andaluz, que nunca ha logrado gobernar Andalucía. Su desconocimiento por parte de los andaluces, el maquillaje de su currículum y algunas de sus intervenciones, calificadas como ocurrencias incluso en medios afines a la derecha, pesaban demasiado como para mantener o, al menos, igualar el techo al que su antecesor llevó al PP en la comunidad. Su elección, impuesta por Mariano Rajoy, fue vista como un error incluso dentro del partido, sobre todo, para hacer frente a una rival como Susana Díaz. Los debates, con los que calló a muchos de esos dirigentes críticos, no le han servido de ayuda a la hora de las urnas. Ni tampoco las políticas de recortes emprendidas por Rajoy y suscritas por él mismo al frente de la Secretaría de Estado de Asuntos Sociales.

Rajoy también recibe una advertencia importante. Son las primeras elecciones que pierde el PP desde que llegó a la Moncloa y la influencia del voto andaluz en las generales es mucho más fuerte en Andalucía que en otras comunidades. Sólo cuando el PP andaluz comenzó a superar ampliamente la barrera del 30%, en 1996, el PP nacional comenzó a gobernar España. Ahora, Moreno Bonilla apenas ha superado el 26%, el porcentaje obtenido en las primeras legislaturas, cuando el PSOE arrasaba en España.

Podemos avanza


Entrará por primera vez en un Parlamento autonómico con apenas un año de vida y con un porcentaje de votos bastante digno que lo sitúan como tercera fuerza política. Podemos ha entrado con fuerza en Andalucía, donde ha duplicado el porcentaje obtenido en las europeas y tendrá bastante que decir a partir de ahora, sobre todo si Ciudadanos se lo pone difícil a Díaz.

No obstante, el avance no es del todo suficiente como para haber iniciado en Andalucía el cambio tan profundo que la formación liderada por Pablo Iglesias quiere realizar en España desde la Moncloa. Atendiendo a la influencia del voto andaluz en las generales, Podemos difícilmente ganaría las elecciones generales. Ningún partido con un 15% en esta comunidad lo ha logrado, aunque bien es cierto que nunca hasta ahora las encuestas habían dado resultados tan bajos a los dos principales partidos en España.

Las andaluzas, y así lo han admitido en privado algunos dirigentes, no han sido las mejores elecciones para iniciar ese camino. La ruptura del pacto entre PSOE-IU pilló al partido sin estructura en esta comunidad y con una opción, la de la candidata Teresa Rodríguez, inmersa en la línea crítica con Iglesias. De la oposición que haga Rodríguez en el Parlamento andaluz también dependerá el futuro de Iglesias en España.

El desplome de Izquierda Unida


Son los grandes damnificados del ascenso de Podemos en Andalucía. La formación liderada por Antonio Maíllo, que quedó descolocada ante la ruptura del pacto con el PSOE, ha cosechado los peores resultados de su historia. De formar parte del Gobierno y ser la tercera fuerza política tras la debacle de 2000, IU ha pasado a la quinta posición y suma escaños insuficientes tanto como para poder ayudar como para poder hacerle un marcaje en solitario a los socialistas. No han decidido los militantes, como pretendían Maíllo y Alberto Garzón con la convocatoria de un referéndum que evaluase si merecía la pena seguir o no en el Gobierno andaluz. Han hablado los andaluces, como pedía Díaz. Y lo que han dicho en las urnas puede ser también una advertencia del descalabro que puede sufrir Alberto Garzón en las generales. Si en Andalucía no han podido con la federación más unida, el escenario se complica con la fragmentación en Madrid.

La estrategia en IU para hacer frente a Podemos no ha sido acertada. No supieron al principio cómo marcar las diferencias con un partido que prácticamente le había robado el programa y las ideas que venían defendiendo desde hacía años. Y cuando se decidieron a criticarlo abiertamente y a reivindicarse como la única alternativa de izquierdas, ya estaba siendo quizá demasiado tarde. Ocurrió también con su relación con el PSOE, al que sólo cuando el pacto de gobierno daba las boqueadas comenzó a reprocharle de forma más contundente asuntos como la corrupción o su resistencia a hacer “políticas valientes”. Hubo otro sector en IU que nunca bendijo ese pacto y que cree que ahora están pagando el precio por ello. La campaña fue de menos a más, pero no sirvió de nada. ¿Se irá Maíllo? Lo primero que haga este lunes será desayunar, ironizó en una entrevista.

El éxito de Ciudadanos


Era otra de las grandes incógnitas de las andaluzas y, efectivamente, han dado la sorpresa. La repentina llegada de Ciudadanos a los sondeos y con unas estimaciones altas se han confirmado en las urnas. Del 0,13% obtenido la primera vez que el partido liderado por Albert Rivera se presentó a estas autonómicas, en 2008, ha pasado a un 9,28% y nueve diputados. Ni la metedura de pata de su líder nacional, Albert Rivera, al asegurar que quería enseñar a pescar a los andaluces en vez de darles pescado, ni el desconocimiento de su candidato en Andalucía, Juan Marín, han arruinado sus expectativas iniciales, que eran más bien escasas.

En Andalucía, finalmente, quien más temía su ascenso, el PP, sentirá aún más el daño si llega acuerdos con el PSOE, que es quien más necesita ahora de su ayuda. En España, estos resultados pueden ser una buena señal para las aspiraciones de Rivera en el Congreso de los Diputados. De momento, el termómetro del 22-M ya ha marcado una primera temperatura.

UPyD fracasa por partida doble


Las urnas han vuelto a demostrar que Rosa Díez está cada vez más fuera de los partidos con posibilidades de influencia. Del 3,35% de las pasadas autonómicas ha pasado a un 1,93%. En esta convocatoria su fracaso es doble: no ha logrado entrar en el Parlamento andaluz pero sí lo ha hecho Ciudadanos, la opción que muchos votantes han visto como alternativa a UPyD.

Ni el mensaje contundente contra la corrupción ha calado en una comunidad azotada por el escándalo de los ERE.

Relacionados


10 Comentarios
  • 28 Raúl Suárez 24/03/15 06:08

    Bacante dijo..
    Bueno, pues razón de más para buscar una solución a su situación. Pero así no se arreglan las cosas me temo. Yo creo que los hay aún que no se enteran de la situación tan nefasta que vive este país. Confiemos en que esta sea la excepción y el resto de España no actúe de manera tan nefasta. Nos jugamos mucho.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 27 Bacante 24/03/15 05:50

    Es una forma de verlo. Yo creo que el Pp no se ha derrumbado, qué más querríamos. Y Podemos ha pinchado a base de bien. Los andaluces tendrán sus razones, entre las cuales, seguro, está la resignación. ¿Cuántos siglos llevan de pobreza, explotación y abandono? 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 26 pepe cspds 23/03/15 20:20

    Los andaluces siguen en la zona de confort, demasiada cautela y poca valentía. No han creído necesario un cambio radical después de los escandalosos casos de corrupción tanto en Andalucía como en el resto del país. ¿Qué más necesitamos?

    Responder

    Denunciar comentario

  • 25 resteban75 23/03/15 19:56

    ¿Se quedan igual que estaban y ahora su mayoría es la que querían?, encima pierden 100 mil y pico de votos, parece que no han logrado el objetivo, pues van a tener que hacer lo mismo que hacían antes con IU pero con más gente, no entiendo los mensajes triunfalistas entonces. Ahora PODEMOS a ratificar los 15 escaños con trabajo duro: hay que ahogar a Susana en propuestas radicalmente democráticas e igualitarias, sin olvidar el practicismo (¿de verdad que no podía meterse entre las propuestas de campaña qué hacer con la energía solar del autoconsumo de ninguna manera?). El paro no se va a ir con una caña de pescar, sino abriéndose a nuevas realidades que ya están aquí y que tienen que suponer una mayor competitividad sin tocar los salarios - léase energías renovables, una nueva forma de construir las ciudades, redistribuir mejor...- . Si uno ve la sección más fotos de arriba verá que el PSOE no tiene mucho futuro con la pléyade de dinosarios que arrastra. Y el PP no digamos.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 24 BASTE 23/03/15 19:34

    Bacante dijo..
    No les han vencido,"Zamora no se conquistó en una hora" y hay pequeños pasos que son grandes dependiendo del punto de mira.La tienda del PSOE ha perdido 140.000 clientes y eso que es la mejor tienda que tiene porque es la que más satisface a sus clientes,ahora a esperar,se acabaron las palabras,empieza la hora de los hechos y mucho me temo que lo que no han hecho en 33 años lo vayan a ejecutar ahora.La lucha continua y el camino no ha hecho más que empezar y con casi 600000 ciudadanos se puede empezar bien.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 23 Meilina 23/03/15 17:19

    Ánimo Teresa! a demostrar tu valía, honestidad y entrega. Otra forma de política se acerca. Política desde la gente decente para la gente.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 22 mannbalack 23/03/15 15:22

    Las andaluces han premiado la excelentísima gestión desarrollada a lo largo de treinta y tantos años de gobierno por un PSOE que, en tan breve período, ha sido capaz de obrar el milagro de transformar a Andalucía en una de las mayores potencias económicas de la zona euro con unos niveles de paro y corrupción, sin duda, totalmente satisfactorios para los andaluces. El ciudadano andaluz ha demostrado estar en la cabeza de la innovación, la renovación, lo revolucionario, el cambio, el avance, el progreso. Ha sido un voto muy reflexionado, nada de votar al de toda la vida por inercia, nada de populismos. Como debe ser han valorado la brillantez de la gestión. Voto inteligente. Bravo.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 21 Mursiyano 23/03/15 13:57

    Felicidades a PODEMOS. No es fácil quedar terceros en la lucha a las elecciones andaluzas, peleando contra los impresentables PPSOE y los cientos de millones de euros que manejan estas formaciones, periodistas (por llamarles de alguna manera) manejados por el capital, etc... para mí es un gran exito. Señores PODEMOS no solamente lucha contra el PP y PSOE, también contra las grandes empresas de este país, el clero, la burguesía, etc.... REPITO MIS FELICITACIONES A PODEMOS, que sin un duro ha logado quedar tercero. Felicidades también al pueblo andaluz por haberle dado calabazas a los peperos.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 20 espiral 23/03/15 12:02

    Está claro que las herramientas utilizadas por psoe-a desde que ha hecho otro cortijo de andalucía funcionan a la perfección. Herramientas como el fracaso escolar, manipulación sin tapujos de la rtva-canalsur (gran medio propagador del dogma católico) y ¿profesionales? del periodismo, limosnas con planes para el servilismo, corrupción... Parece que todo seguirá igual o peor: semana santa, romerías, más procesiones, toros, turismo servil, ferias, paro y más paro con grandes deficiencias educativas y con religión en las aulas. Si queréis contribuir a mejoras en próximas generaciones no vengáis a andalucía en semana santa.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 19 Puschetogo 23/03/15 11:14

    La victoria del PSOE en Andalucía ha sido clara, pueden analizarse diferentes parámetros, pero los resultados están ahí. El PP ha sufrido una derrota, que es imposible justificar , aunque se ha intentado, ¿Dónde estaban anoche los líderes que no han saldo de Andalucía durante la campaña electoral? Pienso que ,a pesar de un buen resultado, Podemos ha comenzado a notar los efectos de su campaña electoral muy parecida a la de la " casta", desprecio al contricante, manifiesto en los comentarios de Pablo Iglesias sobre Susana Díaz, su candidata Teresa Rodríguez manifesto su desprecio por los debates, un discurso repetitivo y "pobre" en la forma y en el fondo.La gran sorpresa creo que ha sido Albert Rivera, comienza a manifestar una inteligencia y un saber hacer necesario en los nuevos tiempos que se avecinas.  Andalucía sera un buen laboratorio para ver cómo se comportan los antiguos y nuevos partidos, en un nuevo tiempo y modo de hacer política que los ciudadanos están demandando.

    Responder

    Denunciar comentario



Lo más...
 
Opinión
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    Es cuestión de atención

    La respuesta ante la petición de ayuda no deberá ser cerrar los ojos y apretar el puño, sino tomarse la molestia de saber qué hacemos y para quién.
  • Caníbales Paloma Bravo Paloma Bravo

    #RegalaLibros

    En este año apocalíptico, el barómetro de septiembre del CIS fue, también, despiadado.
  • La Mirada Internacional

    Ada Colau 2017

    El periodista Fernando Berlín analiza el papel internacional de Ada Colau.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre