Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



La nueva legislatura

El ‘sí, juro’ indignado: así prometieron el cargo los diputados de Podemos

  • Los nuevos parlamentarios de Podemos aprovecharon la promesa de su cargo para visibilizar sus apuestas políticas
  • Abucheos desde la bancada del PP: "¡Que sí, que ya te hemos oído! ¡Venga, hombre!"

Publicada 14/01/2016 a las 06:00 Actualizada 13/01/2016 a las 22:46    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 20

Carolina Bescansa y otros diputados de Podemos durante la sesión de investidura de este miércoles.

Carolina Bescansa y otros diputados de Podemos durante la sesión de investidura de este miércoles.

EFE
Los diputados de Podemos quisieron que el acto de investidura que se celebró este miércoles no fuera tan escueto como viene siendo costumbre. Además de prometer el cargo, los nuevos parlamentarios aprovecharon para hacer gala de sus intenciones políticas, y en lo que todos estuvieron de acuerdo es en que acatan la Constitución pero que trabajarán "para cambiarla".

También coincidieron en que se ocuparán del empleo, del medio ambiente, de la justicia social, que terminarán con los desahucios, recuperarán la dignidad y darán la voz a la gente humilde. Lo hicieron en gallego, catalán, vasco, valenciano y castellano, recordando la "diversidad" de España y la "soberanía de los pueblos del Estado".

Luego, cada cual eligió su coletilla. "Un país para su gente", remató Pablo Iglesias levantando el puño; "Per la fraternitat entre els pobles", dijo Íñigo Errejón. Aunque desde la bancada conservadora se repetían los abucheos, los diputados de Podemos y sus candidaturas de confluencia seguían con su declaración de intenciones. Marcelo Expósito (En Comú Podem) recordaba la necesidad de "trabajar en esta Cámara por un proceso que reconozca la diversidad y la soberanía, y que facilite la relación fraterna entre los pueblos del Estado". "Que la gente mande y el Gobierno obedezca", añadió.

Los oradores también quisieron defender y mencionar los intereses de aquellas regiones por las que fueron elegidos, incluso uno de ellos, Juan Antonio Delgado, prometió trabajar para el colectivo del que procede, para "mejorar las condiciones socio-laborales de los trabajadores y trabajadoras de la Guardia Civil, la Policía y el Ejército".

Según informa Europa Press, algunos diputados del PP respondieron a estas promesas con críticas y griterío. "¡Que sí, que ya te hemos oído! ¡Venga, hombre!", se quejaban algunos de los conservadores. El caso es que estos matices y los abucheos acabaron retrasando el acto, y no es de extrañar si tenemos en cuenta que Podemos suma 69 parlamentarios y que en total fueron 350 los que tomaron conciencia de su cargo. 

No son los primeros

Pero el protocolo en los actos de investidura lleva roto desde las elecciones autonómicas y municipales del pasado 24 de mayo. Por ejemplo, 12 diputados de las Cortes de Castilla y León se negaron a ser designados con las medallas tradiciones por el coste de las mismas: 360 euros cada una. Los políticos (de Podemos, IU, Equo y Unión del Pueblo Leonés) también aprovecharon la oportunidad para introducir su mensaje mientras prometían el cargo. "Por los valores republicanos, ilustrados y del movimiento obrero", dijo José Sarrión, representante de IU-Equo.

En el mes de julio hacía lo propio el senador de Podemos Ramón Espinar, que se acercó a la tribuna de oradores y prometió "poner las instituciones al servicio de la gente y devolver al pueblo la actividad del gobierno". Estas palabras parecieron no gustar a los miembros del Partido Popular, que le abuchearon pese a la reprimenda del presidente del Senado, Pío García Escudero.

También la investidura de los concejales de Ahora Madrid en el Ayuntamiento de la capital estuvo sembrada de coletillas. Cinco de ellos especificaron que prometían su cargo por "exigencia" legal, y Guillermo Zapata remató su proclamación con una frase en latín: "Omnia sunt communia", que significa "Todo en común, todo de todos".

Algunos políticos no solo se conformaron con poder añadir sus proclamas. Es el caso de Víctor Ros, concejal de Sí se puede Redován (Alicante), que preguntó de urgencia a la Junta Electoral si podía prometer el cargo sin necesidad de guardar "lealtad al rey". Según publicó el diario Información, el organismo declinó está posibilidad pero le recordó que puede hacerlo de tres formas distintas. La primera es decir que guardará esa lealtad "por imperativo legal", la segunda empezar subrayando que es "republicano" y, la tercera le permite matizar que "por imperativo legal" promete esta Constitución "hasta que el pueblo recupere la soberanía y pueda iniciar procesos constituyentes".


10 Comentarios

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre