Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Trata

Liberadas tres monjas indias que permanecían encerradas en un convento en Santiago de Compostela contra su voluntad

  • La denuncia la puso una de las retenidas que obtuvo un permiso para atender a su madre enferma. Durante el viaje, supo que no sería deportada
  • La magistrada se encontró con tres casos que habían sufrido indicios de "detención ilegal, contra la integridad moral y amenazas"
  • El Juzgado número 1 de Santiago de Compostela investiga también los motivos de la deportación en 2011 de otras dos monjas del mismo origen

infoLibre Publicada 26/01/2016 a las 09:12 Actualizada 26/01/2016 a las 12:29    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 7

El convento de las Mercedarias en Santiago de Compostela.

El convento de las Mercedarias en Santiago de Compostela.

TURGALICIA
Camino a la libertad. Así acabó la retención forzosa de tres mujeres el pasado sábado cuando pusieron fin a los años de privación de libertad encerradas en el convento de clausura de las Mercedarias de Santiago de Compostela. Las tres mujeres, que se encuentran atendidas por los servicios sociales de Madrid, no han querido denunciar a la madre superiora María Luisa que las tenía retenidas desde finales de los noventa, cuando eran adolescentes, y en contra de su voluntad con amenazas de que serían deportadas.

El pasado sábado, tal y como adelantó eldiario.es, tres monjas abandonaron el convento donde se les privó de libertad desde que llegaron a España, siendo unas adolescentes. A día de hoy, están en la treintena y saben que son libres y que tienen el permiso de residencia, algo con lo que les chantajeó la directora para que no abandonaran el convento.  

La magistrada Ana López-Suevos del Juzgado número 1 de Santiago de Compostela ha hallado indicios de "detención ilegal" y de delitos "contra la integridad moral, amenazas y coacciones". Desde entonces, Dian, Rhany y Kirei se encuentran atendidas por los servicios sociales de Madrid. 

Todo empezó cuando una mujer de origen indio pidió el permiso para salir del convento para atender a su madre enferma. Ella, como sus compañeras, explicó que sus padres se vieron obligados a ingresarla en un convento religioso –algo que no sabía lo que era– para salvarla de las mismas "calamidades" que padecían sus progenitores.

Durante el viaje que hacía para atender a su madre, conoció a otra pasajera que le hizo saber que disponía del permiso de residencia en España y que nadie podía retenerla en contra de su voluntad. Nunca más volvió. Fue entonces, cuando fue contratada para realizar tareas domésticas en un chalé de Mirasierra (Madrid) y allí dio a conocer su historia de privación de libertad. Al contar con apoyo, la mujer denunció lo que se escondía dentro del convento de las Mercedarias a la policía.

“Es un tema muy delicado ya que tienen a tres mujeres extranjeras retenidas contra su voluntad desde hace muchos años y no sé bien dónde tengo que acudir ni qué puedo hacer o con quién tengo que hablar. Espero que a través de esta vía me puedan dar una solución. Gracias, un saludo”. Ese es el mensaje que hicieron llegar a la policía pidiendo "ayuda".

La denuncia llegó a la Unidad contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) donde se exponía que las mujeres realizaban trabajos "en condiciones de casi esclavitud", según el auto de la magistrada. Una privación de libertad que aguantaron, durante casi veinte años, por el miedo a "ser deportadas" si abandonaban el convento. 

A pesar de las denuncias y amenazas como "no te marcharás de aquí mientras yo viva", que profirió la madre superiora María Luisa, ninguna de las mujeres han querido denunciar a la mujer que un día decidió romper sus adolescencias para retenerlas en un convento.

Investigan la deportación de monjas indias en el convento de las Mercedarias en 2011

El Juzgado de Instrucción número 1 de Santiago, que trata de determinar la posible retención de tres monjas en el convento, investiga también los motivos de la deportación en 2011 de otras dos monjas del mismo origen que residían en este convento de las Mercedarias, a pesar de tener permiso de residencia.

Según informan fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), y recoge Europa Press, la jueza Ana López-Suevos recibió el viernes un atestado de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras informando de la denuncia de una monja que aseguraba que ella y otras mujeres estaban siendo retenidas en este convento de clausura compostelano.

La jueza investiga si las mujeres que decidieron abandonar el sábado el convento tenían acceso a su permiso de residencia para poder hacerlo de forma efectiva y si estaban siendo coaccionadas para seguir allí. Por el momento no ha sido detenida ninguna persona.

A mayores, López-Suevos investiga los motivos por los que dos mujeres de la India con permiso de referencia que eran monjas en el mismo convento fueron deportadas en el año 2011.

Arzobispado de Santiago dice que las monjas no estaban retenidas 

El Arzobispado de Santiago negó este martes que las monjas originarias de la India en del convento de clausura de las Mercedarias estuviesen retenidas en este lugar y aclaró que las mujeres habían iniciado un proceso para dejar los hábitos.

Fuentes del Arzobispado confirmaron a Europa Press que la congregación les trasladó que las mujeres "no estaban retenidas" en el convento ni se habían producido "coacciones". A mayores, apuntan que tampoco se les había "retirado la documentación".

El Arzobispado recordó que en ocasiones se producen "determinados momentos" en los que las monjas deciden "abandonar la congregación", para lo que hay que iniciar un proceso de "dispensa de votos" que "lleva su tiempo", aunque no han podido precisar cuanto.

En este caso, aclararon, se había iniciado un proceso de dispensa de votos, que todavía está a la espera de respuesta por parte de la orden de las Mercedarias.

Según la información de la que dispone el Arzobispado compostelano, la Policía recibió una denuncia "procedente de la India" que apuntaba a que unas mujeres podrían estar siendo retenidas en este convento, algo que niegan desde la congregación.

Por orden judicial, los agentes se presentaron el sábado en este convento de clausura y pidieron entrevistarse con las cinco mujeres que habían pedido dejar los hábitos. Tras hablar con ellas, dos decidieron "quedarse", mientras que las otras tres "se fueron a una casa de acogida tuteladas por el juzgado".


7 Comentarios
  • 7 A O G 27/01/16 09:38

    Yo también pienso que debería extenderse más el artículo y explicar los flecos sueltos.   Luz, luz, que se limpie España de abusones impunes.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 6 Ijon Tychi 27/01/16 09:18

    Me van a perdonar pero no entiendo nada de este artículo, en particular, ¿qué es eso de que en 2011 deportaron a dos monjas que tenían permiso de residencia?, ¿quién las deportó?, ¿por qué?. Si estaban retenidas, ¿cómo es que dejaron salir a una para ir a "atender a su madre"? y ¿adónde fue?, ¿a la India?. Las metieron en el convento para que no sufrieran "calamidades" (¿por qué entrecomillado y negrita?) como sus padres, ¿qué calamidades son esas y dónde?, ¿en la India o en España?, si era en la India, ¿cómo llegaron a España?. Vaya, que no entiendo nada.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 5 ateo 26/01/16 23:07

    No se puede entender el macabro privilegio eclesiástico que consiste en permitir en una democracia avanzada del siglo XXI que adolescentes (cuanto más jóvenes mejor, puesto que si crecen un poco luego ya es imposible engañarlos) que todavía no han desarrollado de pleno su personalidad puedan “elegir libremente” (menudo eufemismo) encerrarse de por vida en un convento, mortificarse el cuerpo y la mente realizando duros trabajos físicos (eso si no se aplican la masoquista "disciplina" católica de mortificación o más bien tortura), en condiciones de escasez de alimentos, con pobre vestimenta y sin la más mínima comodidad (que eso de la calefacción o el agua caliente pone al creyente directamente en manos del Maligno), por supuesto sin recibir nunca estipendio o remuneración alguna (que ya sabemos que eso de salarios, cotizaciones sociales e impuestos nunca ha sido santo de la devoción católica) y coartando cuando no impidiéndoles la más mínima libertad de movimiento, de acción, de opinión y hasta de pensamiento. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2016/01/el-colmo-de-la-telebasura-un-reality.html

    Responder

    Denunciar comentario

  • 4 ágora 26/01/16 15:58

    No creo que éste sea un caso aislado. Puede que una investigación a fondo descubra a muchas ordenes religiosas españolas que traen a mujeres de países como India, Guinea, etc, para poblar sus conventos.  Es preocupante el engaño o la manipulación de la que hacen objeto a estas mujeres y también la facilidad con la que la iglesia española las hace entrar en un país que tiene su frontera amurallada. 

    Responder

    Denunciar comentario

  • 3 José González 26/01/16 14:30

    Los cuatro jinetes del Apocalipsis ya son cinco: faltaba la Iglesia Católica.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 2 Copito 26/01/16 11:27

    Es alucinante! Estas pobres mujeres no quieren denunciar porque deben de sufrir una especie de Síndrome de Estocolmo. Esperó que la superiora sea juzgada y como cómplices necesarios habría que juzgar a medio convento por lo menos. Parece un argumento digno de una novela de terror. La locura encerrada en un convento.

    Responder

    Denunciar comentario

  • 1 Bacante 26/01/16 11:09

    ¿Qué delito les queda por cometer? Antes robaban a los neonatos y ahora secuestran adultas traídas con mentiras, igual que las mafias de inmigrantes. ¡No se tratará de otro lupanar para monseñores! NO CON MI DINERO. Estas Congregaciones son  subvencionadas entre todos. 

    Responder

    Denunciar comentario

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre