Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



La nueva legislatura

Ciudadanos exige al PSOE que ceda en la subida de impuestos y la reforma laboral

  • Las comisiones negociadoras de los socialistas y el partido naranja se reunieron este miércoles en el Congreso de los Diputados
  • El partido de Albert Rivera se niega a subir los impuestos mientras el PSOE busca cambiar los que afectan a la "riqueza"

Publicada 17/02/2016 a las 20:32 Actualizada 17/02/2016 a las 21:55    
EL AUTOR Correo Electrónico
Los equipos negociadores de PSOE y Ciudadanos, esta tarde en el Congreso.  EFE

Los equipos negociadores de PSOE y Ciudadanos, esta tarde en el Congreso. EFE

Las negociaciones entre PSOE y Ciudadanos se acercan a su final, pero ambos partidos siguen lejos en dos asuntos clave: el mercado laboral y la reforma fiscal. El partido de Albert Rivera sigue planteando su propuesta de contrato único y se niega tajantemente a una subida de impuestos, y asegura que, si no existe acuerdo en todas las materias, no servirá de nada que PSOE y Ciudadanos tengan principios de pacto en asuntos como regeneración democrática, corrupción o políticas sociales y el eventual pacto se iría al traste.

Las comisiones negociadoras de los socialistas y el partido naranja se reunieron este miércoles en el Congreso de los Diputados para seguir avanzando en las negociaciones que mantienen desde hace un par de semanas. Posteriormente comparecieron para valorar estas conversaciones el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, y el portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando. Su diagnóstico quiso ser optimista: Hernando aseguró que “las conversaciones avanzan a bueno ritmo” y las “diferencias no son insuperables”, mientras Villegas coincidió en que “no hay ningún obstáculo insalvable” y apostó por firmar el acuerdo a finales de esta semana o principios de la que viene.

Las diferencias, hoy por hoy, se centran en las propuestas sobre autónomos, educación, “burbuja política”, mercado laboral y reforma fiscal, enumeró Villegas. Ciudadanos asegura que no va a “aceptar que se sigan subiendo los impuestos a la clase media y trabajadora”, porque “eso asfixia la economía y además es profundamente injusto”, y se niega igualmente a crear nuevos tributos. Por el contrario, la propuesta del PSOE –pese a que Hernando se negó reiteradamente a dar detalles al respecto- conlleva establecer una “comisión de expertos” que se encarguen de diseñar una reforma fiscal que afecte, especialmente, a la “tributación de la riqueza”.

En materia laboral tampoco hay acuerdo entre PSOE y Ciudadanos. “No nos podemos conformar con el modelo de Rajoy, pero tampoco nos gusta el de Zapatero”, aseguró Villegas en referencia a la propuesta del PSOE, que pasa por derogar la reforma laboral aprobada la pasada legislatura. En este sentido, el portavoz de los negociadores de Ciudadanos insistió en su propuesta de contrato único con indemnización creciente, y a pesar de que aseguró que su partido está abierto a escuchar otras iniciativas, advirtió que el planteamiento final de un acuerdo “no se va a poder mover mucho” de esa idea.

Pese a las preguntas de los periodistas, Hernando no quiso aclarar cuál es la postura del PSOE sobre estos dos temas ni su opinión acerca de las medidas que plantea Ciudadanos. “No creo que sea oportuno que las negociaciones se hagan a través de los medios o los atriles, las propuestas y contrapropuestas es preferible que nos las hagamos en la mesa de negociación”, se limitó a responder el portavoz del Grupo Socialista, que sí que se mostró optimista en poder alcanzar un acuerdo como los que sí tienen PSOE y Ciudadanos en asuntos como la política territorial o la regeneración democrática.

Sin embargo, a nivel educativo ambas formaciones tampoco coinciden. “Estamos de acuerdo en que tiene que haber un acuerdo nacional” en esta materia, sostuvo Villegas, que sin embargo afirmó que está “muy verde” el “contenido mínimo” que tiene que figurar en este pacto, que a su juicio debería conllevar que la ley educativa no se derogue cada legislatura. Y las discrepancias son mayores en cuanto a la administración territorial: según recordó el portavoz de los negociadores de Ciudadanos, su partido defiende eliminar las diputaciones y acabar con el Senado, dos propuestas con las que el PSOE –que plantea reformar ambas instituciones, pero no suprimirlas- no está de acuerdo.

Acuerdo contra la corrupción

Así las cosas, los principales avances entre ambas formaciones se han producido en asuntos de regeneración democrática. Según anunciaron ambos portavoces, PSOE y Ciudadanos han alcanzado ya un acuerdo “político” para que los cargos públicos o los candidatos de sus partidos que sean imputados abandonen las listas o el cargo y, si se niegan, sean expulsados de su formación. Además, Villegas también planteó un “principio de acuerdo” para “incorporar a la legislación el cese automático de los cargos públicos cuando sean llamados a juicio oral en condición de acusados de cualquier delito”, así como para limitar los aforamientos de diputados y senadores “a sus funciones políticas” y para prohibir los indultos a condenados por corrupción, violencia machista o violaciones de los derechos humanos.

En cuanto a lo que Ciudadanos define como “capitalismo de amiguetes” también existen puntos en común con el PSOE. Según Villegas, ambos partidos han pactado “que los partidos saquen sus zarpas de los órganos reguladores”. El modelo de elección de los miembros de instituciones como el Tribunal de Cuentas o el Tribunal Constitucional consistiría en la apertura de una oferta pública tras la cual los aspirantes que se presentasen serían evaluados por un consejo de 10 miembros, escogidos por sorteo de entre los que 10 que seleccionasen cada una de las cinco grupos parlamentarios más numerosos del Congreso.

De igual forma, PSOE y Ciudadanos han pactado una reforma de la ley de segunda oportunidad para incluir la “inembargabilidad de la vivienda habitual”, según explicó Villegas, que señaló también que hay un principio de pacto para implantar ayudas a las familias en riesgo de desahucio o exclusión social y para incluir en la Constitución una mención al derecho a la salud. “Estamos cerca de aprobar un pacto de Estado para la lucha contra la violencia contra las mujeres”, anunció igualmente el portavoz de los negociadores de Ciudadanos, que también anticipó coincidencias con el PSOE a la hora de legislar contra “las formas de violencia intrafamiliar” y la “violencia contra la infancia”.

Ciudadanos insiste en incluir al PP

El modelo territorial tampoco parece un escollo entre ambas formaciones, y Villegas señaló que su idea es incluir en el eventual pacto una declaración defendiendo la unidad de España. En este sentido, el texto propuesto por Ciudadanos –para evitar divergencias, reconoció Hernando- es uno aprobado por el Comité Federal del PSOE, por lo que no se prevé que haya discrepancias al respecto.

No obstante, Ciudadanos y el PSOE siguen separados por una cuestión clave: cómo conseguir la mayoría para que Sánchez sea investido presidente. Y es que el partido de Rivera insiste en que sus únicas opciones son la abstención o el voto en contra, y asegura que “hablar de reformas tan profundas dejando al margen al PP está fuera de lugar”, en palabras de Villegas. Hernando, por su parte, volvió a hacer hincapié en que el PSOE no espera “nada del PP”, y abogó por “intentar sumar a todos aquellos” que han identificado como “fuerzas del cambio”. Eso incluye a Podemos, un extremo que Ciudadanos rechaza tajantemente.

Por su parte, el expresidente del Gobierno Felipe González calificó de “una buena aproximación” los pactos que anunciaron Villegas y Hernando, que a su juicio se alejan “del eje de coordenadas de izquierda y derecha”. Además, González reclamó al PP que dé “un paso hacia delante” y facilite con su abstención que Sánchez sea elegido presidente del Gobierno, y pidió a los “dos partidos tradicionales” que “si no son capaces de formar un Gobierno, no imposibiliten que el otro lo forme”. "La investidura es un trámite instrumental para lo que necesitamos de verdad, que es un Gobierno que gobierne, que tenga mayoría para afrontar los cambios que necesitamos", zanjó el expresidente.


12 Comentarios
Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre