Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es



Vacaciones de serie

‘Paquita Salas’: “Júntate a mi lado y habrá éxito”

  • Brays Efe da vida a una representante de actores venida a menos en esta creación de Javier Ambrossi y Javier Calvo que se emite en Internet
  • infoLibre repasa las novedades más sorprendentes de este verano en la ficción de la pequeña pantalla

Publicada 30/07/2016 a las 06:00 Actualizada 12/08/2016 a las 12:28    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Cartel promocional de 'Paquita Salas'.

Cartel promocional de 'Paquita Salas'.

Flooxer
"¡Pero el acento colombiano, ella se trabaja el acento colombiano! Pues cogemos a una amiga nuestra colombiana, la grabamos con una grabadora, y ella se lo aprende fonéticamente, ¿o cómo te crees que hizo Woman on top Penélope Cruz?", argumenta Paquita Salas, representante, al teléfono. "PS es una de las agencias de representación referente en el sector. Llevamos más de 25 años, empezamos como agencia de modelos y poco a poco hemos ido creciendo, ganándonos la confianza de la industria. Somos expertos en generar éxito. Tú júntate a mi lado y habrá éxito". 

En menos de un minuto, la serie Paquita Salas (en Flooxer, plataforma online de Atresmedia) ha presentado tanto su argumento, como su tono. El primero: las andanzas de una mánager de actores de edad indeterminada, pero ya entrada en la madurez, que desprende tan poco glamour y tanta ternura como su plan de colombianización. El segundo: un falso documental de montaje acelerado y referencias pop y cañís que retrata a la perfección la mugre bajo la alfombra roja. Sus creadores, Javier Ambrossi y Javier Calvo, pueden estar contentos: con un solo capítulo estrenado han conseguido que se convierta en la serie española del verano. 

De hecho, el lanzamiento de este primer capítulo —disponible en abierto, como el resto de contenidos de la web— responde a la petición popular. Fue tal el entusiasmo de los críticos e informadores de televisión tras el pase de prensa, que Atresmedia decidió adelantar el estreno. "La serie ahora mismo se está montando. Hemos tenido que parar la promoción para que Ambrossi y Calvo se puedan centrar en ello", explicaba una portavoz de comunicación hace unas semanas. La promesa de éxito de Paquita se ha extendido más allá de la ficción, y la serie tiene una legión de seguidores antes incluso de la emisión de la temporada al completo, que tendrá lugar en septiembre. 



La gran baza de la serie es Brays Efe, el "amigo gay" —parece que el estereotipo sigue vigente— de Cómo sobrevivir a una despedida. Y Efe es precisamente Paquita Salas, una perfecta señora de barrio que no puede estar menos en la onda del show business español —cuando saluda a Najwa Nimri con un castizo "¡Najwa!", sin respuesta, no se rinde a la evidencia: "No me ha visto"—. Al dar el papel de protagonista femenina a un actor, Ambrossi y Calvo están inscribiéndose deliberadamente en una larga tradición de travestismo de la que Divine es el máximo exponente. Si en Pink Flamingos la drag queen se enmarcaba en el puro underground, en Hairspray (la versión de 1988) daba vida a una respetable madre de familia. Brays Efe no cuestiona la feminidad de Paquita, sino que la refuerza. Algunas voces critican, sin embargo, que el papel vaya de nuevo a para a un hombre, precisamente cuando la televisión adolece de personajes para actrices de esa edad. 

Otro de los aciertos de Paquita Salas es su formato. El falso documental de factura más bien libre no solo ha triunfado en comedias internacionales, desde la popular Modern Family hasta Parks and Recreation o The office. La ficción nacional también ha jugado, a su manera, con el formato. Carmina o revienta, de Paco León, es uno de los ejemplos más claros y exitosos. ¿Y cómo no pensar en Carmina Barrios, madre del actor y nominada al Goya a mejor actriz revelación por ese papel, cuando vemos presentarse a Paquita? La serie Qué fue de Jorge Sanz es también un referente inevitable si abordamos un proyecto que habla de estrellas en declive y la fugacidad del éxito. 

Y esta es la tercera carta ganadora de Ambrossi y Calvo. La magnífica cabecera de la serie —que recuerda, a su manera, a la de Transparent, de Jill Soloway— hace referencia a la televisión de los noventa, aquella en la que Paquita desarrolló su imperio y que se nos muestra como un recuerdo lejano. Los creadores trazan así uno de los ejes tanto emocionales como cómicos de la serie: Paquita Salas es una mánager que conoció tiempos mejores, y por pantalla desfilarán algunos de los que alcanzaron la gloria con ella para luego volver a caer. Lidia San José es la primera en someterse a este ejercicio de autoparodia en una secuencia en la que ni ella ni su representante son capaces de decir qué más hizo después de A las once en casa



La serie se adentra así en el terreno de la metaficción. El mundillo de la farándula que conocen desde dentro sus directores —Calvo es conocido por su papel en Física o Química, también de Atresmedia— resulta ridículo y deslustrado. La Seminci, los premios Cosmo o la negociación de tal o cual papel pierden pronto el halo que algunos quieren atribuirle. Los que todavía piensen que los actores viven entre algodones, tumbados bajo un cocotero, podrán ver en Paquita Salas que la realidad es bastante más pedestre. Los que conozcan el ambiente reirán a carcajadas con la aparición de Piti, responsable de una conocida agencia de comunicación, o Ana Capel, estilista. Habría que preguntarse si el resto de espectadores, mayoría, apreciará de igual forma el resultado.

No es la primera vez que los dos creadores logran dar un éxito comercial a un proyecto que podría parecer, a priori, algo extravagante para un público de masas. Son también responsables de La llamada, un musical "sobre la fe" situado en un campamento religioso para adolescentes. Pese a la premisa, que podría considerarse de nicho —al igual que Paquita Salas— la obra cuelga el cartel de "no hay entradas" en el madrileño Teatro Lara desde que llegó a él en 2013, y ha girado por más de 30 ciudades. Es cierto que la premisa de Flooxer, una plataforma online para webseries y nuevos formatos, permite justamente buscar un público más pequeño, pero parece que Paquita Salas apunta más alto. 

Dos de las actrices de La llamada repiten, de hecho, en Paquita Salas. Son Macarena García (Blancanieves), hermana de Ambrossi, protagonista en La llamada hasta final de 2014 y que se interpreta a sí misma en la serie, la única estrella que queda en la nómina de Paquita; y Belén Cuesta (Kiki, el amor se hace), novicia en el musical y fiel asistente de la mánager en Floozer. Parece que el lema "Tú júntate a mi lado y habrá éxito" no es aplicable solo a Paquita. 



LA AUTORA Correo Electrónico


Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Las urnas y el casino

    Lo que le ha pasado a Matteo Renzi en Italia con su referendo fallido le va a suceder a Manuel Valls en las presidenciales de Francia.
  • Tiempos Modernos Miguel Sánchez-Romero Miguel Sánchez-Romero

    La ETA andaluza

    Los anhelos de los andaluces poco tienen que ver con la soberanía. Se parecen más bien a los del resto de españoles: trabajo y una wifi de calidad.
  • Nacido en los 50 El Gran Wyoming El Gran Wyoming

    Que no hable ni Dios

    Este estúpido circo que se ha montado en torno a Fernando Trueba no es otra cosa que la victoria moral de la extrema derecha en estos tiempos que corren.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre