Librepensadores

El mundo que viene

Cesar Moya Villasante

Después de 45 años en la aviación, al cuidado de una máquina muy avanzada en tecnología, aun siento inquietudes técnicas por lo que sigo estudiando lo que va a llegar en breve y me preocupa mucho por el futuro de este país. No porque sea negativos los avances de la vida sino porque traerá un cambio total en nuestra forma de convivencia. Me explico. El gran Iñaki Gabilondo está haciendo una serie televisiva con el título de Cuando yo no esté, que deberían ver todos los jóvenes para saber hacia adónde está su camino futuro. Porque, aunque parezca ciencia ficción, es algo inexorable y no se podrá parar. Todo lo que tiene de positivo, en cuanto avances de la ciencia, como por ejemplo en la medicina, donde habrá un salto enorme, lo tiene de negativo al no estar preparándose para ese cambio. Y lo que es peor, no veo políticos con capacidad para ocuparse de este problema que trato de resumir en pocas líneas para no cansar.

El empleo futuro no será el actual. Los trabajos manuales se sustituirán por robots que lo harán sin protestar y sin convenio colectivo. El empleo mayoritario se basará en la creatividad y la inteligencia de la persona, algo muy positivo para nuestro país pues aquí existen muchas personas creativas por el ADN del latino. Dicho así parece positivo pero estamos en un país en donde el trabajo manual ocupa un porcentaje muy alto y, en donde existen muchas personas que podrán quedar descolgadas de la sociedad laboral, bien por falta de formación o de capacidad para reciclarse.

La formación de las personas, empezando por la básica infantil tendrá que adaptarse a ese nuevo mundo para la llegada a una formación superior, que también debe ser transformada en su totalidad, para no crear un golpe intelectual irresoluble, en esos jóvenes, porque el Bigdata será a base de muchas cosas pero, al mismo tiempo, anulará y ya lo sentimos en nuestros pequeños, la capacidad de pensar pues todo el conocimiento esta a un click. Por ello, creo muy necesario cambiar todos los sistemas de enseñanza y syllabus a un proceso que se adapte a ese nuevo. Primero con unas carreras o profesiones técnicas basadas en la creatividad y en el conocimiento de las nuevas tecnologías presentes y futuras y en los nuevos materiales que llegan fijándose en un mundo más ecológico, más igualitario y en títulos válidos mediante reciclado continuo pues ya no valdrá un titulo ganado en la universidad si no se hace una actualización debida a ese cambio que cito. También será muy necesario no abandonar las enseñanzas humanísticas para saber pensar en todos los niveles, incluidas en esas carreras técnicas que tendrán demasiadas cosas a un tiro de click. Incluyo en esas enseñanzas la puesta a punto y le recuperación de concepto hoy perdidos por culpa de la corrupción como son la ética, los valores de la dignidad humana, el respeto y la tolerancia. Lo que debería ser básico cada vez lo vemos más lejano y hay que recuperarlo entre la juventud incrédula que tenemos ya.

He escrito en un pequeño párrafo lo que encierra un verdadero cambio muy complejo en la sociedad mundial ,pero es inevitable si nos queremos preparar para ese futuro. Pero el terrible problema es que los políticos actuales no se preocupan en el futuro. Piensan únicamente en unos años en que podrán estar ahí pero a las ordenes del poder financiero y es triste que, incluso la izquierda, no vea esta necesidad.

Pero es que esta necesidad que cito traerá en el presente un aumento de desempleo que está en la nube de muchas mentalidades y no baja al mundo real. Las tecnologías están creando ya máquinas que nos quitan el trabajo y me da tristeza cuando la izquierda promete mejorar el empleo en cantidad y calidad cuando eso no será posible en pocos años. La derecha política va por otro lado porque sus valores son puramente económicos pero a ellos este problema también les repercutirá por mucho que se desentiendan.

Ya se debería estar pensando en como se hace frente a este problema ante la dualidad de trabajo/salario. Porque el cociente irá a menos por lo que hay que pensar ya en ganar un dinero básico de subsistencia a esa sociedad que se quedará descolgada. Mientras ese cociente siga siendo válido.

Cesar Moya Villasante es socio de infoLibre

Más sobre este tema
stats