Zaida y la perplejidad

Francisco Martínez Laborde

He tenido la suerte o desgracia de ver la emisión de Salvados del pasado domingo 8 de marzo, en la que conocí detalladamente la historia del calvario de la capitán Zaida Cantera, y aun ahora, 12 horas más tarde, no puedo salir de mi perplejidad e indignación. Perplejidad al ver como una oficial del ejército, a todas luces una persona vital y honesta, con una carrera militar brillante, se ha visto obligada casi a la renuncia a pertenecer a ese cuerpo, del cual saldrá dañada psicológicamente. Perplejidad al saber que cuando recurrió a los tristemente famosos conductos reglamentarios en busca de la protección de su dignidad como persona y como miembro del ejército, no sólo se topó con una cobardía absolutamente impensable en militares de alto rango (los creía yo con más pelotas, perdóneseme la expresión), sino también con una actitud acomodaticia de sus superiores, que con tal de blindar su triste hoja de servicios, además de dejarla con el culo al aire (otra vez perdón) la han sometido a un acoso laboral digno de figurar en manuales de derecho del trabajo.

Y por supuesto indignación. Porque a esos coroneles y generales de pacotilla no los elegimos, pero al ministro del ramo sí. Y me resulta intolerable que el señor Morenés no sólo haya protegido a tales milicos (expresión muy americana que me viene como anillo al dedo), sin importarle un comino la suerte de Zaida, sino que además, en la tónica de este gobierno, no se molesta en dar la más mínima explicación al Parlamento ni a los medios (no sea que de paso le pregunten por los muchos millones de deuda que acumula su ministerio).

Y todo esto en el Día de la Mujer, para que después diga Cospedal que la izquierda le quiere robar el feminismo.

¿Cuál es la suerte de todo esto? Que ya conocemos un aspecto más (y van...) del pensamiento y política laboral, de igualdad, de defensa y de comunicación del partido gobernante. Mucho más ilustrativo que los cuentos chinos del presidente. A ver si los echamos ya. Tiene razón Zaida, a un ejército así mejor no pertenecer, y agrego: a un Gobierno así, mejor no dejarlo seguir.

Francisco Martínez Laborde es socio de infoLibre

El marido de Zaida Cantera tacha de “sinvergüenza” a Morenés por decir que en el Ejército español se persigue el acoso sexual

Más sobre este tema
stats